Accept recupera la primera línea de batalla

ACCEPT
NIGHT DEMON
Sala Santana 27, Bilbao
28 de enero de 2018

Accept confirmó anoche en Bilbao, al igual que había hecho en Barcelona y Madrid los días anteriores, que su sitio es la primera línea de batalla. No hay excusas que justifiquen un retroceso hacia las trincheras de retaguardia. El lugar de los alemanes, tras cuatro décadas de trayectoria, está comandando el frente y mirando cara a cara a unos fans que ayer prácticamente abarrotaron la sala Santana 27 de la capital vizcaína en la presentación de The Rise Of Chaos.

Hace justo un año corrieron ríos de caracteres porque Accept, toda una leyenda del heavy metal alemán, se embarcó en una gira como invitados especiales de Sabaton, un eufemismo para camuflar una condición de teloneros. Algunos de sus acólitos no entendieron esa decisión y les dieron la espalda. Prefirieron saltarse aquel tour en el que los verdaderos protagonistas fueron Sabaton, uno de los grandes referentes del metal europeo de esta década y un grupo capaz de ascender a paso firme a pesar de contar con una buena base de detractores.

Tan solo unos meses después, ya en pleno verano, Accept editó su último disco de estudio, The Rise Of Chaos, el cuarto lanzamiento desde que el vocalista Mark Tornillo encabeza la banda. En declaraciones a METAL JOURNAL, el guitarrista Wolf Hoffmann se reafirmó en el acierto de haber salido de gira con Sabaton, a quienes calificó como “un ejemplo para todas las nuevas bandas”.

Anoche Accept volvieron a pisar las tablas del escenario de Santana 27, pero en las condiciones del agrado de todos sus seguidores. Cabezas de cartel y con el tiempo necesario para desplegar un espectáculo completo. Los fans no les dieron la espalda poniendo todos los aditivos para que fuera una noche grande, rubricada por una de las bandas veteranas más en forma en el heavy metal actual.

NIGHT DEMON

Ante una gran entrada salieron a escena Night Demon, una peculiar banda californiana que bebe la esencia más pura de la NWOBHM y, que al mismo tiempo, aporta mucha actitud. Comandados por el cantante y bajista Jarvis Leatherby, los de Ventura abrieron con temas como Welcome To The Night, Full Speed Ahead y Curse Of The Damned.

Dos discos en el mercado y varios EP’s jalonan la trayectoria de una banda incansable que no duda en hacer kilómetros como mejor camino de promoción y que ha llegado a organizar un festival propio.

Canciones como Save Me Now y, sobre todo, el himno Heavy Metal Heat despertaron el interés de un sector de la audiencia que agradecía la entrega de los americanos. El heavy clásico de toda la vida interpretado con energía, sudor y descaro protagonizó la actuación de unos Night Demon que encararon la recta final con canciones como Black Widow y Screams In The Night.

Todavía quedaba tiempo para revolver en las entrañas de su corta discografía y recuperar canciones de su primer EP, como The Chalice en la que contaron con un cadavérico invitado que portaba un cáliz y se paseaba de forma amenazadora sobre el escenario. Por último llegó el turno para la canción que da nombre a la banda. Jarvis anunció al público que quedaba tiempo para un tema más. Sorprendieron sobremanera con una versión del Wasted Years de Iron Maiden cerrando una actuación de tres cuartos de hora que dejó buenas sensaciones entre los aficionados de Accept.

accept - metal journal 2018 pic 12

ACCEPT

Faltaban diez minutos para las nueve de la noche cuando los teutones emergieron al ritmo de Die By The Sword. Con una puesta en escena sobria pero al mismo tiempo luminosa, Accept recurrió a numerosas columnas de humo para ambientar el escenario. Para el segundo tema, Stalingrad, muchos ya habían entrado en calor, aunque el verdadero golpe de efecto fue noquear directamente a los fans con tres clásicos emblemáticos enlazados: Restless And Wild, London Leatherboys y Breaker. Poco más de veinte minutos y los alemanes ya tenían a su nutrida afición en el bolsillo.

Accept refuerza su gran momento gracias al triángulo que conforman los dos baluartes del grupo, el guitarrista Wolf Hoffmann y el bajista Peter Baltes, y un vértice que recae en un Mark Tornillo que ha sabido ganarse por derecho su crédito como vocalista de Accept, una categoría que antaño muchos pensaban que solo podría recaer en la figura de Udo Dirkschneider.

El propio Tornillo se encargó de presentar su último lanzamiento, The Rise Of Chaos, del que llegaron a tocar hasta cuatro canciones seguidas. Alternaron la potencia del corte homónimo con el medio tiempo Koolaid y siguieron esa misma fórmula con la fuerza de No Regrets y el ritmo de Analog Man. Incidieron en su apuesta de no vivir exclusivamente de las rentas rescatando otros dos temas de los discos de la era de Mark Tornillo: Final Journey y la melódica Shadow Soldiers.

Tras un solo en el que Hoffmann floreció su vena clásica, la tensión subió muchos enteros gracias al ritmo cautivador de Neon Nights y a las melodías contagiosas de Princess Of The Dawn para la que Accept se valió de los coros que cantaban sus fans a pleno pulmón. Estos dos clásicos del Restless And Wild dieron un nuevo giro al concierto, que ya no tendría vuelta atrás.

Wolf Hoffmann volvió a contagiar su energía tanto a sus compañeros como a unos fans que agradecen su continua entrega. Una vez más el guitarrista dejó constancia de su clase y de su capacidad de liderazgo en las filas de Accept. Recibe el claro apoyo de un entregado Peter Baltes y de un aguerrido Mark Tornillo. En la segunda guitarra, Uwe Lulis, y en la batería, Christopher Williams, dieron muestras de una mayor aclimatación aunque no alcancen ni de lejos el protagonismo de los líderes.

Recuperaron el disco Metal Heart para descargar otros dos grandes clásicos; Midnight Mover y Up To The Limit. Aunque no era uno de los temas más esperados sí resultó uno de los más contundentes. Objection Overruled volvió a subrayar por enésima vez el cariz más heavy de la banda alemana. Peter Baltes y Wolf Hoffmann se enzarzaron en un apasionante duelo instrumental.

No bajaron el pistón ni un segundo completando la primera parte del show con Pandemic y la obligatoria Fast As A Shark. En total una hora y cuarenta minutos de actuación hasta ese momento de una banda que se retiró a camerinos con los deberes bien hechos. Pero todavía quedaban unos bises que comenzaron al ritmo de Metal Heart. Continuaron con Teutonic Terror, todo un clásico de la época moderna de Accept, y culminaron con Balls To The Wall nuevamente con el impulso de los fans. Cuando se estaban despidiendo llevaban más de dos horas y cinco minutos sobre el escenario, toda una enseñanza que deberían aprender muchas bandas jóvenes.

La afición salió muy satisfecha por el extraordinario concierto que habían ofrecido unos Accept que apuntalan su vigencia con un repertorio prácticamente equitativo entre el material añejo que defendía Udo Dirkschneider y los temas más recientes de la época comandada por Mark Tornillo. La energía contagiosa que desprenden los alemanes acompañó a muchos de sus fans de vuelta a casa.

accept - metal journal 2018 pic 9

ACCEPT – SETLIST

Die By The Sword
Stalingrad
Restless And Wild
London Leatherboys
Breaker
The Rise Of Chaos
Koolaid
No Regrets
Analog Man
Final Journey
Shadow Soldiers
Guitar Solo (Wolf Hoffmann)
Neon Nights
Princess Of The Dawn
Midnight Mover
Up To The Limit
Objection Overruled
Pandemic
Fast As A Shark

Metal Heart
Teutonic Terror
Balls to the Wall

accept - metal journal 2018 pic 10

accept - metal journal 2018 pic 3

accept - metal journal 2018 pic 1

accept - metal journal 2018 pic 11

accept - metal journal 2018 pic 2

accept - metal journal 2018 pic 4

accept - metal journal 2018 pic 5

accept - metal journal 2018 pic 7

NIGHT DEMON

demon

night demon - metal journal 2018 pic 4

night demon - metal journal 2018 pic 2

night demon - metal journal 2018 pic 6

night demon - metal journal 2018 pic 7

night demon - metal journal 2018 pic 1

Puedes compartirlo en:

Más historias recomendadas