Ozzy Osbourne, Judas Priest y Accept dictan la ley del heavy metal

judas priest rock fest 18 - metal journal pic 1

Ozzy Osbourne, Judas Priest y Accept dictaron ayer la ley del heavy metal en Rock Fest Barcelona. Una ley cuyos artículos ellos mismos han ido forjando a fuego durante cinco décadas. Los tres grupos actuaron de forma consecutiva en Can Zam durante cuatro intensas horas. Una batalla de poder a poder en la que salieron ganando tanto el heavy metal como los miles de aficionados que asistieron a la primera jornada del festival barcelonés.

Ozzy entonó su sempiterno cántico de despedida con una extraordinaria actuación de hora y media en la que Zakk Wylde llevó las riendas con una orgía de solos cuyo punto álgido llegó en War Pigs. El madman se mostró en buena forma y hasta lanzó un cubo de agua a los fans. Los temas de Blizzard Of Ozz, No More Tears y Black Sabbath dominaron anoche en Santa Coloma de Gramenet en un concierto en el que también sobresalió el batería Tommy Clufetos. Mama I’m Coming Home y Paranoid cerraron uno de los momentos más esperados de Rock Fest Barcelona 2018. Los medios acreditados no pudieron capturar imágenes de Ozzy Osbourne por petición del artista.

Judas Priest cuajaron otra gran actuación aunque su set fue un poco más corto que el que hicieron en Barakaldo justo una semana antes. Con Rob Halford al mando y el guitarrista Richie Faulkner llevando la batuta de la música, los británicos defendieron la fe ante sus miles de acólitos. Los temas de Firepower, su flamante último trabajo, rivalizaron en calidad con los grandes clásicos. El momento estelar llegó con la aparición de Glenn Tipton para tocar los tres bises habituales ante una afición entregada.

accept rock fest 18 - metal journal pic 1

Accept pusieron la directa desde el minuto uno y no especularon absolutamente nada. El metal germano brilló tanto en los clásicos como en los temas más actuales con su fuerza habitual. Wolf Hoffmann y Peter Baltes no dudaron en asomarse a la pasarela del escenario mientas Mark Tornillo se desgañitaba en la zona central. Su apuesta siempre en segura, como volvieron a demostrar ayer en Barcelona.

Rock Fest Barcelona ha mejorado mucho la rapidez de los accesos abriendo las puertas con la suficiente antelación como para poder ver a las primeras bandas sin apuros. Entre ellas destacó la presencia de Amaranthe con su metal contemporáneo, los thrashers alemanes Tankard y los melódicos nórdicos Eclipse.

Todo un clásico del festival, Dee Snider llegó hasta Can Zam por cuarta vez, aunque en esta ocasión fue la primera tras la separación de Twisted Sister. Tuvo que luchar contra el sol, habituado a ocupar las posiciones punteras del cartel. Alternó canciones de Twisted Sister, Widowmaker y de su nuevo disco en solitario. Al igual que hizo hace años con los técnicos de Europe ayer también se encaró con los de Uriah Heep mientras estaban probando en el escenario contiguo.

Y al igual que les pasó a Europe en aquella ocasión, ayer tampoco fue la tarde de los legendarios Uriah Heep que tuvieron que capear con problemas de sonido en la primera parte de la actuación. Solo en la segunda mitad de su show consiguieron brillar gracias a la clase que atesoran.

Después de Ozzy Osbourne llegó el turno para los suecos H.E.A.T, los primeros en usar pirotecnia. Y con ellos llegó el show de Erik Grönwall, que se convirtió en todo un vendaval desde el primer minuto. Su hard rock melódico, potente y pegadizo caló entre los más valientes que permanecían ya de madrugada en Can Zam. Los más extremos todavía pudieron disfrutar de Bömbers, la banda tributo a Motörhead encabezada por el ex Immortal Abbath.

METAL JOURNAL realizará crónicas detalladas de buena parte de las bandas que actúan en Rock Fest Barcelona 2018

uriah heep rock fest 18 - metal journal pic 1

dee snider rock fest 18 - metal journal pic 1

heat rock fest 18 - metal journal pic 1

bombers rock fest 18 - metal journal pic 1

Síguenos y dale al "Like":
27

Más historias recomendadas