Rotting Christ, pesadilla en Georgia

rotting christ

Rotting Christ vivieron una auténtica pesadilla el pasado jueves (12 de abril) cuando dos de sus componentes, Sakis y Themis Tolis, fueron arrestados en Tiflis (Georgia) por aparecer en una lista de personas indeseadas para la seguridad nacional. Posteriormente comprobaron que se les tildaba de satanistas con un posible vínculo terrorista. El calvario para los hermanos Tolis duró doce horas, el tiempo que necesitaron los otros dos miembros de la banda y el promotor local para solucionar el entuerto. Al final salieron liberados y hasta pudieron realizar el concierto que tenían previsto en Georgia.

Sakis, en representación de Rotting Christ, ha emitido el siguiente comunicado: “A todos los amigos que se preocuparon por nuestra condición después de la reciente aventura que tuvimos con nuestro arresto, nos gustaría informarles de que hemos vuelto a casa a salvo y de una pieza. No hay cárcel que pueda parar nuestra ansia de metal y prometemos que siempre estaremos en primera línea de la batalla contra todo tipo de regímenes temerosos de Dios, así como contra cualquier tipo de terrorismo independientemente de dónde provenga. Libertad de expresión para todos, hermanos. Siempre gritaremos en cualquier parte del mundo: Non Serviam!”

El propio Sakis ha realizado una narración detallada de los hechos que acontecieron en Georgia la semana pasada. “Llegamos a Tiflis, la capital de Georgia, muy temprano en la mañana del jueves 12 de abril. Después del habitual control de documentos en la frontera, mi hermano y yo fuimos parados por la policía cuando nos disponíamos a salir del aeropuerto. Tras varios minutos, nos ordenaron que siguiéramos a la policía a otra área del aeropuerto con la pretensión de que nos realizaran más preguntas antes de entrar al país.

Sin embargo, nos quitaron los pasaportes y los móviles y nos llevaron a una celda. Cuando solicitamos que nos dijeran la razón de este arresto, simplemente nos dijeron que esta información era confidencial. Nuestros abogados nos informaron después de que estábamos en una lista de personas indeseadas para la seguridad nacional y que nos etiquetaban como satanistas y, por lo tanto, sospechosos de terrorismo. Sin previo aviso y ninguna razón oficial, nos encontramos en la cárcel, encerrados en una celda pequeña y bastante sucia y sin que nos permitieran ningún contacto con el mundo exterior ni representación legal de nuestra embajada durante doce horas. Las condiciones eran malas y no nos aportaron más información durante ese tiempo.

Afortunadamente solo los nombres ‘Tolis’ estaban en la lista y los otros dos miembros de la banda empezaron a trabajar con el promotor local para sacarnos de la prisión y comenzar el procedimiento legal. Nos llevó un gran esfuerzo y un complicado procedimiento el encontrar una solución. Debido al duro trabajo del promotor local, que involucró a expertos legales, periodistas y activistas en Georgia, finalmente nos liberaron. Estamos extremadamente agradecidos a todos los que se involucraron en este proceso. Al final, incluso nos permitieron realizar nuestro show y se convirtió en una noche fantástica. También nos gustaría agradecer a todos nuestros hermanos del metal en Georgia por su apabullante apoyo”.   

Síguenos y dale al "Like":
27

Más historias recomendadas