Wednesday13_728x90px_EU
728x90-Rocknrock-8-05-2017
Publicado: 4 octubre, 2016

“Si no lo puedes tocar en directo, no lo hagas en el estudio”, Schmier (Destruction)

destruction-schmier-2016-metal-journal-pic-4

Que los promotores desenfunden pistolas parece un relato sacado de los grandes managers del rock de los sesenta y setenta, como Don Arden o Peter Grant. Pero tal como pudo comprobar Schmier de Destruction sigue siendo una realidad en algunos países. Apenas unas horas antes de su concierto en Bilbao, el bajista y vocalista alemán se reunió con METAL JOURNAL en una intensa entrevista de media hora en la que contó historias sorprendentes como esta.

Los haters de internet, las bandas que se exceden con las pistas pregrabadas, la relación entre los tótems del thrash, tocar en ciudades a gran altitud, los nuevos temas de Metallica, el recuerdo de Lemmy Kilmister, su proyecto paralelo (The German) Panzer y hasta Donald Trump y Hillary Clinton fueron objeto de una charla en la que Schmier demuestra que no tiene pelos en la lengua.

Entrevista y fotos de Schmier realizadas por Pedro Alonso

En esta gira confluyen cuatro bandas de cuatro países diferentes: Destruction (Alemania), Flotsam And Jetsam (Estados Unidos), Enforcer (Suecia) y Nervosa (Brasil). ¿Habéis contribuido personalmente a seleccionar las bandas que forman parte de la gira?
Quería que nos acompañaran bandas que me gustan y con las que tenemos buen trato. A Fernanda de Nervosa la conozco desde hace muchos años, antes incluso de que tuviera una banda. Tocamos en Brasil y ya entonces hablamos de que podríamos girar juntos, así que aproveché en cuanto surgió la oportunidad. Enforcer es una de las jóvenes bandas emergentes del heavy metal. Me gustan mucho porque realizan una especie de tributo a los años ochenta. Además, pensé que sería bueno incluir heavy metal y no todo thrash, y encima encajan bien. Flotsam And Jetsam son viejos amigos y editamos los últimos discos prácticamente al mismo tiempo. Ya teníamos montada la gira con Nervosa y Enforcer cuando les ofrecimos sumarse. Hemos conseguido un paquete de bandas internacionales con estilos diferentes dentro del speed, thrash…

Tanto Destruction como Flotsam And Jetsam provenís de una época similar. ¿Qué relación habéis tenido en todos estos años?
Ya habíamos tocado juntos en América en los años ochenta. El primer tour que Flotsam And Jetsam hizo en Europa fue teloneando a Megadeth. Fue en aquella gira cuando les conocimos, les visitamos en un par de ocasiones y les llevamos unas bebidas. Fue entonces cuando nos hicimos amigos. Después no nos vimos en muchos años porque ellos estuvieron desaparecidos un tiempo, pero posteriormente recuperamos el contacto. Es genial girar juntos, somos viejos amigos.

Cuando hablamos de thrash metal siempre hay dos bloques; los grupos americanos y los europeos, mayoritariamente los alemanes. ¿Existe una rivalidad entre ambas escenas?
Cuando empezamos bandas como Metallica y Anthrax ya estaban funcionando. Buena parte de los otros grupos no eran muy anteriores a nosotros. Era genial tocar un estilo de música similar. Cuando salió el primer disco de Slayer nosotros estábamos haciendo ese mismo tipo de música aunque solo habíamos sacado una demo. Los americanos tenían una ventaja porque eran un poco mayores, tenían más capacidad técnica a la hora de tocar y las producciones eran mucho más profesionales. Europa estaba un poco por detrás en aquella época. Nosotros admirábamos a los americanos especialmente por sus producciones. Además, muchas de esas bandas son nuestros amigos; Exodus, Testament, Flotsam And Jetsam…

destruction-schmier-2016-metal-journal-pic-3

Hablando de las bandas alemanas, ahora parece que hay muchos lazos de unión entre los ‘cuatro grandes’ del thrash (Kreator, Sodom, Destruction y Tankard). Imagino que no sería igual en los ochenta cuando competíais por abriros camino en el mundo del metal.
Se empezó hablando en los fanzines de Sodom y Tormentor, que luego se convirtió en Kreator. Posteriormente realizamos los primeros conciertos juntos con Sodom, Iron Angel, Kreator… La rivalidad no era con nosotros, era más entre Kreator, Sodom, Deathrow, Assassin… Todas eran bandas de la misma zona de Alemania. Nosotros, como éramos del sur, estábamos encantados de que hubiera más grupos de thrash para tocar con ellos. Era una competencia buena, no se trataba de envidia ni nada por el estilo.

Casi cinco meses después de editar Under Attack, ¿estás satisfecho con la respuesta de los fans y con las ventas?
destruction-under attackEl sello está contento con las ventas, lo que es muy importante. Si ellos hacen dinero todo va hacia adelante. Yo estoy contento con el disco. Hemos cambiado unas cuantas cosas; la producción es más básica, como una vuelta a las raíces. Las reacciones de los fans han sido muy buenas, las mejores que hemos tenido en muchos años. Siempre hay quien te critica y dice; ‘Oh, Destruction está tocando la misma música’, pero también critican a AC/DC o Rush…

Las redes sociales están llenas de ‘haters’ (personas que escupen su odio en internet). Les habéis dedicado la canción Second To None. ¿Cómo reaccionas cuando ves comentarios negativos o incluso mentiras en las redes?
Por lo general, tienes que tomar una distancia e ignorarlos. Cuando ves comentarios ignorantes o gente que lanza mierda, la mayoría de veces trato de ignorarlos, pero en ocasiones reacciono aunque no debería. Tengo mucha pasión hacia la música y a veces les digo que se jodan, imbéciles. Sé que no debería hacerlo. Mi reacción de hecho fue escribir esta canción para que todos los haters se pongan como locos. Realmente no hay tantos haters como pensamos, pero son como perros ladradores… Escriben sus comentarios en Blabbermouth, YouTube… por todas partes. Siempre son los mismos. Expanden su odio, es ciertamente ridículo. Hemos obtenido muy buenas reacciones ante Second To None. Cuando los tienes cara a cara no te dicen nada, pero después… Ha habido gente que se ha suicidado por todo esto, es un tema serio. Adoro internet, pero esto es una de las cosas malas que ha traído. Incluso hemos hecho una camiseta de Second To None para los haters con un tipo muy gordo sentado frente a su ordenador. A veces está bien devolvérsela a esos tíos.

La escena actual es completamente diferente con internet. Parece una ventana abierta al mundo, pero en realidad somos esclavos de unas pocas personas que dirigen las grandes empresas; Google, Facebook, Twitter, Amazon…
Sí, así es. También WhatsApp… Sí, somos como esclavos. Cuando buscas unas vacaciones en Italia, por ejemplo, a través de Google, después te metes en Facebook y te aparecen constantemente anuncios de hoteles en Italia, vuelos hacia Italia… Manejan todos tus datos y los utilizan a su antojo. Así es como plataformas como Facebook o Google obtienen billones. Usan incorrectamente nuestros jodidos datos.

En Elegant Pigs has hablado de las bandas que utilizan pistas pregrabadas en sus conciertos. ¿Has notado que ha sentado mal entre los músicos?
Por supuesto, además se ha emitido una entrevista mía online en la que hablo sobre las pistas pregrabadas. Muchos músicos dicen que es normal hoy en día, que en otra época se usaban los efectos de guitarra y también había gente en contra. Pero en realidad hablamos de que toda la banda no está tocando. Al principio es solo meter unos coros, pero después se añaden voces principales, guitarras, teclados, cuerdas… Hay bandas en las que prácticamente todo es playback. Encienden el ordenador y tocan encima. Es terrible.

destruction-schmier-2016-metal-journal-pic-5

¿Algún músico ha reaccionado ante esta ‘denuncia’?
Nadie ha venido directamente y me ha dicho que no hable sobre esto. Hay una banda alemana que usa muchas pistas y que me dijeron que solo usaban coros, y después unos pocos teclados, cuerdas y cada vez más y más. En ocasiones no pueden trasmitir en directo lo que realizan en el estudio si no alquilan una orquesta. Pues entonces no lo hagas en el estudio, todo está sobre-producido. Si no lo puedes tocar en directo, no lo hagas en el estudio. Para mí tiene que ser rock and roll. Cuando todo suena muy bien en un concierto y el cantante alcanza todas las notas, algo va mal.

Hace años comentaste que estabas impresionado con el público de Sudamérica y Centroamérica porque era brutal. ¿Has descubierto un público similar?
Siempre tratamos de descubrir nuevas partes del mundo, pero las audiencias latinas son las mejores. Hemos estado en países como El Salvador, Honduras, hemos hecho una docena de shows en México… Es increíble ver que en cualquier parte del mundo te encuentras metalheads. Hemos recibido una oferta para tocar en un festival de death metal en Katmandú en la región de los Himalayas en Nepal, también nos han ofrecido volver a India para hacer tres conciertos en diciembre. Tenemos ofertas encima de la mesa.

Tiene que ser toda una aventura tocar en Katmandú… ¿Tendréis problemas con la altitud?
No tiene una altura excesiva porque se encuentra en el valle. En realidad ya hemos tenido problemas en Sudamérica. La gira pasada tuvimos que cancelar un concierto en Juliaca (Perú) a más de 4.000 metros de altitud. Llegamos el mismo día del concierto, fue terrible. Normalmente necesitas un día para aclimatarte. El promotor solo tenía una pequeña botella de oxígeno. Éramos diez personas y el oxígeno ya se había acabado por la tarde. Nos dijo que no tenía más y todos comenzamos a ponernos mal, sufríamos dolores de cabeza. Me dijeron que dos componentes de otra banda que tocó en Juliaca se desmayaron durante el concierto y se quedaron sin conocimiento. Hablamos con Nervosa que también habían tocado en Juliaca y Fernanda me dijo que habían pasado un día malísimo con dolor de cabeza. Ellas tocaron, pero claro tienen 25 años y nosotros casi 50. Además, somos más altos. Cuanto más bajo seas es mucho mejor. La gente que vive allí suele ser baja y con unos pulmones muy grandes. Si eres más alto necesitas más oxígeno para la sangre. Pero hemos tocado muchos shows en altitud. Bogotá (Colombia) está por encima de los 2.000 metros, Quito (Ecuador) sobre los 3.000 metros, La Paz (Bolivia) también sobre 3.000 metros… A 3.000 metros es una situación crítica, a 3.500 muy difícil y para todo lo que supere eso necesitas una máscara de oxígeno para tocar. Katmandú solo está a 1.500 metros de altitud, pero las montañas de alrededor superan los 4.200 metros. El valle está muy bajo, pero si vas por las montañas podrías morir en el tren, porque las atraviesa a más de 4.000 metros durante varios días. Te puede entrar el mal de altura, tener fallos en los órganos y morir. Vamos a ir en avión, pero el aeropuerto de Katamandú es famoso por tener una pista de aterrizaje muy corta, por lo que necesitas pilotos muy experimentados.

Cuando tocáis en Centroamérica o México, ¿veis que han mejorado las condiciones de seguridad?
Depende, hemos llegado a ver hasta una pistola. En los doce conciertos de México, uno fue terrible y tuvimos que cancelarlo. El promotor sacó una pistola, quería que tocáramos y nosotros no por razones de seguridad. No fue una situación agradable. Por ejemplo, Nervosa tocaron en un festival en Brasil y no les pagaron. Cuando fueron a reclamar su dinero, el promotor llegó con su seguridad armada y les dijeron que se fueran. Hemos tocado más de 100 conciertos en Latinoamérica y muchos buenísimos, pero hay promotores con los que tienes que tener cuidado. Lo mejor es girar con promotores que conozcas y sepas que son de fiar. Pero como con Destruction siempre intentamos tocar en sitios diferentes tenemos que afrontar ese riesgo con promotores que no sabes si son de confianza.

destruction- second to none pic 1

Parecen historias sacadas de los sesenta y setenta con representantes como Don Arden, Peter Grant (Led Zeppelin)…
Cuando sucede eso te replanteas toda la vida. ¿Qué estamos haciendo aquí? ¿Es demasiado arriesgado?  No merece la pena meterse en esos problemas por la música. Yo hago todo por mi música, pero llegado ese punto, te cuestionas todo.

Motörhead fue una de las bandas que influenció a Destruction. Llegasteis a girar con ellos. ¿Qué relación tenías con Lemmy Kilmister?
Giramos con ellos en 1988 junto con Girlschool e hicimos varios conciertos en España y en Portugal. Lemmy siempre ha sido un caballero con todo el mundo con el que ha tocado. Nunca tenía una actitud de rock star. Era distante, hermético y solitario pero cuando hablabas con él era muy amigable. Nos solía traer bebidas cuando no teníamos nada. Una vez estábamos en un bar en el sur de Francia y entró Lemmy. Nos dijo que era muy caro, nosotros éramos unos chavales y nos compró unas bebidas. Además, nos trataba muy bien tanto a nosotros como al equipo en el escenario. Años después hemos tenido malas experiencias con otras bandas que son estrellas del rock y que ni siquiera te hablaban y encima te trataban como la mierda. Realizamos unos cuatro o cinco tours con Motörhead y fueron fantásticos. Él era realmente un Dios del metal, una persona fantástica.

¿Estás satisfecho con los homenajes que ha recibido por parte de la comunidad metálica?
Sí, creo que estará sonriendo en relación con esta situación. Se están produciendo tributos muy merecidos por todas partes.

¿Has escuchado las nuevas canciones de Metallica?
Sí, reconozco que han hecho una progresión en la dirección adecuada, pero ¿no es demasiado tarde después de tantos años haciendo música mierdosa? A todo el mundo le gusta ahora la vieja escuela y quieren volver. Por supuesto mucha gente celebra que Metallica esté de vuelta. Definitivamente es mucho mejor de lo que habían hecho y me alegra escucharlo, pero por otra parte no diría que es la reinvención de la rueda del metal. Habrá que esperar a ver cómo suena todo el disco. La portada es horrible. Desde luego la comunidad del metal está esperando ansiosa este nuevo álbum.

destruction-schmier-2016-metal-journal-pic-2

¿Cómo fue la experiencia de grabar y tocar con Herman Frank y Stefan Schwarzmann (ambos ex Accept) en (The German) Panzer?
Me gustaría hacer otro disco, quizás el año que viene, cuando tenga más tiempo. Fue una gran experiencia porque yo crecí con Accept, por supuesto. Cuando comenzamos con Destruction, primero estaban Scorpions y después Accept. Discos como Breaker o Restless And Wild eran fantásticos. Entre mis primeros conciertos estuvieron Saxon, Iron Maiden y Accept en la gira de Restless And Wild. Herman Frank era el nuevo guitarra entonces, después de la marcha de Jörg Fischer. Lo recuerdo muy bien porque era uno de mis primeros conciertos. Ha sido fantástico tocar heavy metal, que son mis raíces, con músicos tan experimentados. Fue un disco muy bueno, esperamos darle continuidad el año que viene. Tanto las reacciones de los fans como las críticas fueron extraordinarias.

¿Os da tiempo a hacer algo de turismo cuando estáis de gira?
Al menos lo intentamos. A veces cuando volamos a algún sitio exótico intentamos dejar algunos días libres, así podemos hacer algo de turismo o ir a la playa. Al hacernos más mayores nos gusta tener algo más de tiempo libre. Por ejemplo, hemos tocado en Oporto en un lugar fantástico junto al río. El local estaba en un museo. Salías de la sala y veías el río y la ciudad. Tuvimos tiempo de dar una vuelta después de la prueba de sonido.

Últimamente no has dicho muchas cosas buenas sobre Donald Trump. ¿Temes no poder tocar el año que viene en Estados Unidos?
Puede que me denieguen el visado, es el precio que hay que pagar, ja, ja. Sé que muchos americanos no están felices de tener que elegir entre una mierda u otra. Trump es como un cowboy freak y Hillary Clinton tampoco es una gran opción para América. Creo que Trump será el presidente, porque a Hillary le pesará el hecho de ser mujer en América y sus problemas de salud. Lo que me parece una locura es que ambos son unos abuelos. Son viejos, rondan los 70 años. Son demasiado mayores para tener aspiraciones presidenciales. Un presidente no tendría que tener más de 60 o 62 años. Pero la verdad es que he dejado la política desde hace muchos años, es la misma mierda en todas partes. Te hacen creer lo suyo. Cuando vamos a otros países escuchamos historias diferentes. Por ejemplo, en Rusia…

En Rusia sobrevivisteis a los cristianos ortodoxos…
No sucedió nada en nuestro concierto, pero esperábamos que vinieran porque tenemos pentagramas en el escenario. Se están parando muchos conciertos, hay una gran opresión. Si están apoyados por el gobierno, entonces dan mucho miedo. En Rusia les preguntamos a la gente a ver qué pensaban de Putin y nos dijeron que es un buen presidente, un líder ruso fuerte.

destruction-schmier-2016-metal-journal-pic-1

banner-leyendas-336x280