El Ayuntamiento de Viveiro da marcha atrás e impide la celebración del ciclo de conciertos de Resurrection Fest

 

viveiro 2020 pic 1

El Ayuntamiento de Viveiro ha decidido retirar finalmente el permiso a la realización del ciclo de conciertos que había planteado Resurrection Fest a finales de este mes. Una decisión que desde el festival catalogan de “cambio repentino de criterio” y que obedecería a las dudas y quejas planteadas por algunos vecinos en un mes en el que los rebrotes del coronavirus (Covid-19) han aflorado en toda España.

“No entendemos para nada la decisión cuando estamos proponiendo la alternativa cultural más segura que se pueda hacer hoy en día y cuando se llevan realizando eventos similares durante meses en toda España con todas las medidas de seguridad y previsión posibles. Nos apena este cambio de opinión y decisión final, lo cual no compartimos en absoluto, y no entraremos a valorar los motivos por los cuales se ha tomado. Queremos seguir manteniendo una buena relación con el Concello de Viveiro y, pese a no compartirlo, lo acatamos”, detallan los organizadores.

El Ayuntamiento de Viveiro tomó ayer la decisión de no autorizar la cesión de las instalaciones municipales para el ciclo de conciertos de Resurrection Fest “con el único objetivo de preservar la seguridad y salud de los vecinos”, destacan fuentes municipales. Al mismo tiempo aseguran que esta decisión coincide con la opinión mayoritaria de los vecinos.

La preocupación del Ayuntamiento no estaba en el interior del recinto, sino en el exterior: las calles y los espacios públicos de Viveiro durante los diez días en los que estaba previsto celebrarse el ciclo de conciertos, donde apuntan que “no sería posible garantizar la seguridad”.

RESURRECTION FES:

EL CONCELLO DE VIVEIRO CANCELA EL RESURRECTION FEST ESTRELLA GALICIA XS #CULTURASEGURA

“Lamentamos comunicar que el Ayuntamiento de Viveiro ha decidido retirar finalmente el permiso a la realización de nuestro ciclo de conciertos seguros en Celeiro. No entendemos para nada la decisión, cuando estamos proponiendo la alternativa cultural más segura que se pueda hacer hoy en día, y cuando se llevan realizando eventos similares durante meses en toda España con todas las medidas de seguridad y previsión posibles. Nos apena este cambio de opinión y decisión final, la cual no compartimos en absoluto, y no entraremos a valorar los motivos por los cuales se ha tomado. Queremos seguir manteniendo una buena relación con el Concello de Viveiro, y pese a no compartirlo, lo acatamos.

Sin ir más lejos, todos los festivales de la marca Fest Galicia han podido realizar sus ciclos de conciertos seguros con aforo reducido sin problema, como son el Atlantic Fest, Ribeira Sacra, Sin Sal, ViveNigrán, SonRias Baixas o Atardeceres no Gaias, menos nosotros, el Resurrection Fest, y lo consideramos injusto y desproporcionado. Durante 15 años, nuestro público ha sido siempre un ejemplo de civismo, desde cuando éramos 1000 personas hasta ahora cuando somos más de 100.000. Tras este cambio repentino de criterio, Viveiro no podrá disfrutar de dichos eventos culturales pese a tener inicialmente la aprobación.

Queremos comunicar que este formato de conciertos es más seguro que cualquier otro tipo de actividad cotidiana, cumpliendo la normativa y yendo un paso más allá, con todos los protocolos de seguridad y prevención disponibles, como hemos anunciado reiteradamente. De haberse realizado, habría sido la actuación con mayores medidas sanitarias que jamás se haya hecho en Viveiro. Aún así, el sector de la música en directo es uno de los que más está sufriendo. La cultura demuestra a diario que es segura, ya que afortunadamente no ha habido ningún tipo de contagio en ningún acto cultural dentro de los cientos de conciertos que se han llevado a cabo y se realizan a día de hoy, gracias a todas las normativas que se cumplen de forma escrupulosa por los promotores culturales y los artistas que actúan.

Nuestra intención inicial proponiendo este pequeño ciclo conciertos no era más que revitalizar A Mariña, que tras la crisis actual y la de Alcoa, tenía más necesidad de alternativas que nunca. Esta decisión deja a muchos proveedores de Viveiro sin una facturación que les ayudaría enormemente a pasar estos meses tan malos, y deja en el aire a muchos trabajadores que iban a ayudar a realizar el evento en este año tan negro para todos. También supone un duro golpe para los hosteleros que veían con esperanza el poder mejorar sus resultados veraniegos, y también hunde a las bandas y a sus técnicos, que están sufriendo como nadie los efectos devastadores de las cancelaciones culturales. Sin duda, este varapalo deja a la cultura y Viveiro en un peor lugar que ayer.

Por último, nos gustaría también tranquilizaros y aseguraros que la celebración del Resu Online sigue en pie según lo anunciado, así que esa cita del 28 y 29 de agosto será ineludible. Nos vemos allí.

Gracias a todo el mundo. La música y la cultura sobrevivirá”. #ElResuEGresiste #CulturaSegura

21
fb-share-icon0
0