Metallica electriza Madrid en su concierto más grande en España

metallica metal journal 2019 foto 8

METALLICA
GHOST
BOKASSA
Valdebebas – Ifema, Madrid
3 de mayo de 2019
Texto y fotos: Pedro Alonso

Metallica es una banda de excesos. Un grupo que sacudió a los propios heavies en los ochenta, que sentó las bases del thrash metal y que décadas después consiguió ascender hasta el primer escalafón del mainstream. Anoche establecieron una nueva cima en España reuniendo a un total de 68.000 espectadores que se dieron cita en el denominado espacio ‘Mad Cool’ en Valdebebas-Ifema en Madrid, un singular y extenso paraje en el que apenas se divisa el horizonte. Fue el segundo concierto de su nuevo tramo de estadios de la gira ‘WorldWired’ que arrancó el miércoles en Lisboa y que proseguirá el domingo en Barcelona.

Desde la mañana comenzaron a divisarse camisetas negras en una ciudad algo más vacía de lo normal debido al extenso puente del Primero de Mayo y el Día de la Comunidad de Madrid. A primera hora de la tarde comenzaron a sucederse ríos humanos que transitaban hacia la entrada del recinto del concierto bajo un sol de justicia. Al igual que hicieron el año pasado con Kvelertak, Metallica también ha contado con otra banda noruega en esta nueva gira; Bokassa, procedentes de Trondheim. Ellos mismos se califican como stonerpunk uniendo dos de sus grandes influencias además del hardcore. Actuaron mientras los seguidores iban tomando posiciones y dejaron constancia de un ímpetu que los había llevado a aprovechar el día libre anterior para tocar en Sevilla ante 40 espectadores, tal como reconoció el vocalista.

ghost metal journal 2019 foto 3

Ghost ha sido uno de los grandes fenómenos de esta década que está llegando a su fin. Paso a paso han ido derribando barreras, superando numerosas reticencias y creciendo con cada movimiento estratégico. Su cima por el momento ha sido Prequelle, su último lanzamiento de estudio. Ayer salieron con la clara desventaja de ser una banda telonera y además tuvieron que enfrentarse a un sol que deslucía notablemente el aura oscura que acompaña a la música de la banda liderada por Cardinal Copia.

Los nórdicos sabían que no podían desaprovechar una oportunidad de este calibre. Un tren como esta gira masiva de Metallica no para todos los días en tu estación. Cardinal Copia y sus enmascarados ‘Nameless Ghouls’ no lo dudaron y son conscientes de que deben dar el máximo para intentar captar adeptos entre la ingente legión de seguidores de Metallica. Ayer fueron a por todas, aunque el sonido no les hizo justicia y el sol prácticamente anuló las gigantescas pantallas que tenían de apoyo.

Salieron al ritmo de su último gran éxito, Rats, con un Cardinal Copia liderando las hostilidades. Pronto demostraron que no prescinden de su material anterior con canciones como Absolution, Ritual o From The Pinnacle To The Pit. Cardinal Copia mostraba su habitual histrionismo siempre secundado por una anónima banda en la que también cuentan con teclista y corista. El nuevo tema Faith confrontó con uno de sus clásicos; Cirice, antes de que el frontman se tomase un descanso en Miasma.

Contaron con fuego en Year Zero antes de encarar una recta final con tres de sus canciones más conocidas; Mummy Dust, Dance Macabre y Square Hammer. Ghost supieron entender su papel, pero chocaron de lleno contra algunos inconvenientes entre los que destacó un sonido que en determinadas zonas no demasiado lejanas del escenario dejaba mucho que desear.

metallica metal journal 2019 foto 2

METALLICA

Había muchas expectativas tras los conciertos que realizaron Metallica en España a comienzos del año pasado en la anterior gira de presentación de su último lanzamiento, Hardwired To Self-Destruct (2016), un álbum que les ha reconciliado con buena parte de su afición. Si bien el anterior tour de pabellones fue más íntimo y contaron con un escenario central para sentirse arropados por sus fans, ahora en cambio han ido a por lo más mastodóntico posible.

Valdebebas-Ifema contaba con un inmenso escenario, una construcción de categoría soportada por enormes grúas y hasta cinco enormes pantallas estratégicamente colocadas. Una ‘M’ al comienzo y una ‘A’ al final sugerían un escenario en forma de un gigantesco logotipo de la banda.

A las nueve y diez en punto y cuando los últimos rayos de sol enfilaban el horizonte, la tensión se elevó exponencialmente mientras los americanos arrancaban su ritual con It’s A Long Way To The Top (If You Wanna Rock ‘n’ Roll) de AC/DC y The Ecstasy Of Gold de un Ennio Morricone que curiosamente enfila hoy su despedida en el BEC de Barakaldo y la próxima semana en el WiZink Center de Madrid.

Arrancaron como es habitual en esta gira con Hardwired para introducir la primera sorpresa con The Memory Remains. Sus fans son muy conscientes de que a Metallica les gusta propiciar la incertidumbre entre sus seguidores. A diferencia de otras bandas que calcan los repertorios día tras día, a los americanos les gusta variar y sorprender a las audiencias. Son capaces de recuperar buena parte del material diseminado por su ya extensa discografía.

Quienes se habían estudiado el setlist de Lisboa acabaron descubriendo hasta tres variaciones. No fue el caso de Disposable Heroes, que la acababan de estrenar en este tour en la capital portuguesa. James Hetfield, aferrado a la guitarra y al micro, se mantenía más estático mientras Kirk Hammett y Robert Trujillo se movían a sus anchas. A Lars Ulrich, como es costumbre, la batería se le quedaba pequeña. The God That Failed y The Unforgiven recuperaron su disco homónimo y el más popular de su carrera.

metallica metal journal 2019 foto 7

La gran acogida del último lanzamiento volvió a ser palpable con Here Comes Revenge y Moth Into Flame con una gran llama que recorrió el escenario. Si bien el espectáculo visual era inmejorable con unas pantallas enormes que iluminaban la noche de Madrid, el sonido en cambio no cubrió todo el recinto con la misma nitidez y potencia. Los aficionados que estaban más cerca del escenario y más centrados no tuvieron problemas, pero quienes estaban más alejados no disfrutaron la misma suerte. En ocasiones el viento realizaba oscilaciones en un sonido demasiado pobre en los laterales.

Sad But True intensificó la respuesta de los fans antes de adentrarse en un valle del concierto que no entusiasmó a todos por igual. Cogieron a muchos a contrapié con No Leaf Clover del S&M antes de que Kirk Hammett y Robert Trujillo realizaran su habitual número en el que insertan solos y una canción sorpresa relacionada con la ciudad en la que tocan. Si bien el año pasado causaron sensación recordando a Obús y Barón Rojo en esta ocasión pasaron más inadvertidos recuperando el tema Brutus de Los Nikis; “los Ramones de Algete”, como calificó Trujillo en una estrategia que parece que se les está yendo un poco de las manos. Más serio fue el riguroso recuerdo al siempre añorado Cliff Burton. St. Anger completó la parte menos intensa del concierto de los californianos.

A partir de entonces todo cambió. Con One llegaron las llamaradas mientras las pantallas mostraban un desfile de soldados. Lo unieron con un Master Of Puppets propulsado por decenas de miles de voces que coreaban al unísono. La traca final fue todo un recuerdo a sus orígenes más thrash enlazando For Whom The Bell Tolls, Creeping Death y Seek And Destroy. Para estos tres temas los cuatro músicos, incluido Lars con su batería, se pusieron al filo de la pasarela para sentir aún más de cerca a sus fans y recordar sus inicios. En este tramo del concierto Hetfield, que tenía un ojo inflamado por la picadura de una avispa, lució un chaleco con parches de bandas como Vardis o Tygers Of Pan Tang demostrando su respeto al heavy más underground.

Calcaron los mismos bises que en Lisboa dos días antes; Lords Of Summer, Nothing Else Matters y Enter Sandman que sirvieron de despedida en medio de fuegos de artificio demostrando una vez más que Metallica es una banda tan masiva como su extensa legión de fans a la que denominan familia. Lo masivo también tiene su lado negativo, que ayer se tradujo en colas interminables para casi todo y para una buena parte de la audiencia el tener que seguir el concierto principalmente por las pantallas por estar ubicados en ocasiones a cientos de metros del escenario. Las masas que desalojaban el recinto terminado el concierto parecían más bien ejércitos en tránsito hacia una nueva batalla. La de Metallica será el domingo en Barcelona…

METALLICA SETLIST

The Ecstasy Of Gold
Hardwired Intro
Hardwired
The Memory Remains
Disposable Heroes
The God That Failed
The Unforgiven
Here Comes Revenge
Moth Into Flame
Sad But True
No Leaf Clover
(Kirk & Rob’s solos)
St. Anger
One
Master Of Puppets
For Whom The Bell Tolls
Creeping Death
Seek & Destroy

Encore:

Lords Of Summer
Nothing Else Matters
Enter Sandman

metallica metal journal 2019 foto 1

metallica metal journal 2019 foto 3

metallica metal journal 2019 foto 4

metallica metal journal 2019 foto 5

metallica metal journal 2019 foto 6

GHOST

ghost metal journal 2019 foto 1

ghost metal journal 2019 foto 2

ghost metal journal 2019 foto 4

BOKASSA

bokassa metal journal 2019 foto 1

entrada metallica

21
fb-share-icon0
0