Aerosmith, ‘Deuces Are Wild’ – Las Vegas Residency

aerosmith las vegas 2020 pic 9

AEROSMITH
Park Theater, Park MGM, Las Vegas (Nevada, Estados Unidos)
29 de enero de 2020
Texto: Pedro Alonso

pedro alonso - aerosmith - las vegas

Nada más salir del Aeropuerto Internacional McCarran de Las Vegas se podían ver enormes vallas publicitarias que anunciaban la residencia de Aerosmith ‘Deuces Are Wild’, dividida en diferentes tramos desde abril de 2019 hasta julio de 2020. Ya inmersos en plena ebullición de Las Vegas Boulevard, la arteria que vertebra la ciudad y popularmente conocida como ‘The Strip’, quedaba muy claro cuál era el espectáculo más importante de Las Vegas en la última semana de enero.

Las pantallas gigantescas y todo tipo de luminosos emitían constantemente anuncios de la residencia de Aerosmith, que llegaban a Las Vegas apenas unos días después de participar en la ceremonia de los premios Grammy e inmersos en plena polémica surgida tras el divorcio del grupo con su batería de toda la vida, Joey Kramer. Una convulsa situación que llegó a los tribunales sin éxito para Kramer, que de momento sigue apartado de Aerosmith.

aerosmith las vegas 2020 pic 4

aerosmith las vegas 2020 pic 3

El 29 de enero Aerosmith llegaban a Las Vegas para iniciar el nuevo tramo de la residencia ‘Deuces Are Wild’ en el que iba a ser el primer concierto de la banda americana en 2020. La cita era en un lugar inmejorable; el Park Theater ubicado el hotel Park MGM. Un teatro moderno y funcional y con todos los adelantos imaginables en cuanto a sonido e iluminación se refiere.

Inaugurado en diciembre de 2016, cuenta con una capacidad para 6.400 espectadores, aunque el aforo se reduce a 5.200 en los shows de las residencias. Apenas quedaban unas decenas de entradas por vender cuando llegó la hora del concierto. El público comenzó a dirigirse a los diferentes accesos, varios de los cuales estaban destinados a las entradas VIP. La media de edad de los espectadores era bastante alta y la estética rockera brillaba por su ausencia.

Ya dentro del recinto se podían ver los puestos de merchandise con precios prohibitivos en los que destacaban diferentes modelos de camisetas a 45 dólares. Incluso había un stand premium de ropa exclusiva confeccionada a mano. Los aficionados se llevaron una grata sorpresa cuando vieron aparcada la furgoneta de gira de la banda de los años setenta, que hace unos meses ha recuperado y restaurado el programa de televisión ‘Cazatesoros’ (American Pickers). Hasta habían plantado un micrófono con los clásicos pañuelos de Steven Tyler para que los fans se hicieran una foto.

aerosmith las vegas 2020 pic 5

Poco a poco los seguidores se iban posicionando en las diferentes zonas, entre las que destacaban las dos pequeñas gradas ubicadas en plenos laterales del escenario. Un escenario que se prolongaba con una pasarela triangular en cuyo foso también se apostaban aficionados que habían adquirido entradas VIP. De las distintas zonas llamaba la atención una ubicada frente al escenario en la que los espectadores tenían mesas y servicio de camareros, y podían disfrutar del concierto como si estuvieran en un bar o restaurante.

A las ocho en punto las luces se apagaron y comenzó la película que narra de una forma artística, aunque al tiempo un tanto inconexa los comienzos de la banda. Una cuenta atrás marcaba que quedaban 30 minutos para el comienzo del show. Para amenizar a los asistentes más cercanos al escenario se desplegó una troupe de malabaristas y bailarinas que realizaban sus números durante la película. Algunos de ellos luciendo cabezas de animales.

aerosmith las vegas 2020 pic 1

Tras media hora, la pantalla dejó paso a un escenario espectacular con un gran logo alado de Aerosmith tras el que apareció la banda en una plataforma elevada y rodeada por un gigantesco círculo. “Sin City! Por favor dad la bienvenida desde Boston, Massachusetts, ¡Aerosmith!”, introdujo un presentador. El círculo se elevó hacia el techo y los músicos arremetieron al ritmo de Back In The Saddle, toda una declaración de intenciones.

Ya desde el primer momento destacó el carisma de un Steven Tyler dispuesto a demostrar por qué ha sido y sigue siendo uno de los mejores frontmen del rock. Además, su voz sonó de forma impresionante. Tras un rápido vistazo se pudo comprobar que el ritmo lo marcaba John Douglas, hasta hace poco el técnico de batería de la banda. Aunque su calidad está más que acreditada, es una pena que los fans no pudieran disfrutar de la formación clásica de Aerosmith.

Los de Boston saltaron de década a década combinando temas como Rag Doll, en la que Tyler se despojó de las gafas, el sombrero y el abrigo además de fundirse con sus fans, Last Child, Pink o la versión del Walking The Dog que aparecía en su primer disco de estudio. Flanqueando a Tyler las dos guitarras que trazan el sonido de Aerosmith. Joe Perry dejando constancia de su clase y Brad Whitford asumiendo un gran protagonismo y luciendo unas largas barbas acercándose a la imagen de unos ZZ Top que pronto estarán de residencia en Las Vegas.

aerosmith las vegas 2020 pic 2

Steven Tyler presentó al bajista Tom Hamilton como ‘Mr. Sweet Emotion’, quien se encargó de introducir el clásico tema del Toys In The Attic. Y fue precisamente Hamilton quien recorrió los pasillos del Park Theater en un par de ocasiones para tocar entre el público. La banda además contaba con una serie de músicos de apoyo; Buck Johnson (teclados), Seth Stachowski (director musical y saxo), Colin Douglas (percusión), Suzie McNeil (coros)… que aportaban una dimensión extra al sonido de Aerosmith.

Joe Perry asumió el protagonismo tanto en a la voz como en la guitarra en la versión de Stop Messin’ Around de Fleetwood Mac, donde dejó constancia de su técnica y feeling, apoyado por un extraordinario solo de saxo. Cryin’ fue la primera gran balada de la noche que Tyler interpretó en el vértice de la pasarela hasta que se fue a buscar la complicidad del teclista, de los fans de uno de los laterales y de Brad Whitford. Concluyó con un solo de armónica y con el apoyo de Joe Perry demostrando la buena química de los ‘toxic twins’.

Se apoyaron en una pantalla para descargar una contundente Livin’ On The Edge en una de las fases más intensas del concierto. Hasta 1974 se retrotrajeron para recrear el disco Get Your Wings con Lord Of The Thighs que consiguió uno de los momentos más destacados de la noche.

aerosmith las vegas 2020 pic 7

Fue en ese momento cuando se metieron de lleno en Pump con What It Takes y Love In An Elevator, que fue el tema más aclamado de la noche con buena parte del público de pie. Cerraron el set con Toys In The Attic, momento en el que empezaron a descender del techo unos enormes muñecos semejantes a los de la portada del disco de 1975.

Ya en los bises Steven Tyler cobró todo el protagonismo a las teclas de su piano de cola comenzando con una parte del Golden Slumbers de The Beatles antes de volcarse en el icónico Dream On, sin duda otro de los momentos inolvidables del concierto de Aerosmith en Las Vegas. Joe Perry interpretó el solo de guitarra subido al piano y Steven Tyler se unió a él en la parte más intensa del tema.

A modo de broche cerraron con Walk This Way y con una enorme pasarela que se desplegó del techo y por la que Steven Tyler y Joe Perry ascendieron hasta casi lo más alto del teatro. El fin de fiesta llegó con una explosión de confeti y enormes balones, y con toda la banda despidiéndose desde la punta de la pasarela.

Sin duda todo un lujo el poder disfrutar de Aerosmith en un recinto espectacular, tanto por el sonido como por el escenario y la iluminación, y en el que los 5.000 aficionados pudieron ver perfectamente a la banda sin las enormes distancias que median en los estadios, tal como sucederá este verano en su gira europea.

aerosmith las vegas 2020 pic 8

aerosmith las vegas 2020 pic 6

Comparte en tus redes sociales:

Más historias recomendadas