Angelus Apatrida, ‘dolidos y frustrados’ tras una mala experiencia en Resurrection Fest

angelus apatrida - barcelona rock fest 2022 metal journal pic 1

Angelus Apatrida están «dolidos y frustrados» tras una mala experiencia que sufrieron ayer en el festival Resurrection Fest. Les cortaron el sonido a 40 segundos de acabar la última canción. “Cuando quedan 10 minutos nos avisan que solo podemos tocar un tema más porque BMTH quieren empezar 5 minutos antes”, detallan los manchegos. Posteriormente, en palabras de la banda de Albacete, Bring Me The Horizon no empezaron su concierto hasta pasados unos 6 o 7 minutos y terminaron 15 minutos antes de lo estipulado.

“No pudimos evitar las lágrimas primero por la rabia y la frustración, pero después por ver cómo conseguisteis con vuestra voz sonar más fuerte y ayudarnos a acabar el concierto”, explican desde Angelus Apatrida.

Previamente les habían adelantado su actuación una hora, lo que les restó tiempo para los preparativos. Lo pudieron solventar, pero “con el marrón de ser los que paguen el pato de un triple solapamiento de conciertos”. Tachan lo que vivieron ayer como “una falta de respeto tremenda y una muestra de clasismo”.

La banda ha publicado un extenso comunicado narrando lo acontecido en el festival gallego.

RESURRECTION FEST:

«Acerca de lo que ocurrió anoche en RESURRECTION FEST:

– Tras miles de cambios (que entendimos, aceptamos y estuvimos de acuerdo por la situación en todo momento) y demás, nos adelantan nuestra actuación una hora y nos quedamos con menos tiempo para setup y linecheck. Algo que pudimos solventar gracias a la profesionalidad de Dani (stage manager) y los currantes del escenario Ritual. Eso sí, con el marrón de ser los que paguen el pato de un triple solapamiento de conciertos.

– Somos una banda profesional y llevamos muchos años en esto, sabemos que tocar antes o después de bandas como BMTH conlleva problemas, especialmente cuando no hay 5 minutos entre grupo y grupo para, precisamente, adelantarse a esos problemas. Por eso estábamos listos para lanzar nuestra intro 2 minutos antes de las 22:30 pero teníamos que esperar a tener el OK por parte del responsable, que no llegaba.

– Se cumple nuestra hora y ese OK sigue sin llegar por lo que lanzamos la intro. A punto de salir nos dicen que hay que volver a lanzar porque no estaba la PA funcionando ya que no estaba el OK del responsable. Ya empezamos tarde y con corte de rollo.

– A pesar de todo hicimos un concierto de CÁTEDRA con un público increíblemente metido en el show, petando todo el espacio a pesar de habernos comido nosotros el marrón de un triple solapamiento con otras dos bandas increíbles.

– Cuando quedan 10 minutos nos avisan que solo podemos tocar un tema más porque BMTH quieren empezar 5 minutos antes. Obviamente nos negamos y avisamos que, debido al fallo de coordinación del inicio, era probable que nos pasáramos 1 o 2 minutos como mucho, que lo tuvieran en cuenta.

– Al final nos cortaron el sonido a 40 segundos de acabar la última canción, para que después BMTH no empezara su show hasta pasados otros 6-7 minutos, y encima terminando 15 antes de lo estipulado.

Somos una banda que amamos lo que hacemos y aprovechamos cada segundo que se nos da, no terminamos antes de tiempo ni faltamos al trato. Nos hicimos 1100km desde Barcelona en furgoneta porque es nuestro oficio y lo amamos. Y el público, sobretodo, os merecéis RESPETO. Estamos dolidos y frustrados por lo ocurrido en un festival en el que nos consideramos “de la casa”. Nos hemos recorrido el planeta tocando en los mejores festivales del mundo, y por cosas así cunde el sentido común y no cortan a nadie (sin ir más lejos el otro día Alien Weaponry en Hellfest antes de nuestra actuación). Porque estas cosas pasan y hacer lo que se hizo anoche es una falta de respeto tremenda y una muestra de clasismo.

No pudimos evitar las lágrimas primero por la rabia y la frustración pero después por ver cómo conseguisteis con vuestra voz sonar más fuerte y ayudarnos a acabar el concierto.

Gracias Resurrection y hasta siempre, nos veremos en otra».