Condenado a 25 años de cárcel por la quema de tres iglesias un joven que aspiraba a conseguir notoriedad en la escena del black metal

iglesia - luisiana pic 1

Holden Matthews fue condenado ayer a 25 años de cárcel por la quema de tres iglesias baptistas afroamericanas en Luisiana (Estados Unidos) en marzo y abril del año pasado. El joven escuchó la sentencia en un tribunal federal de Lafayette (Luisiana), leída por el juez Robert Summerhays.

Los fiscales federales habían argumentado en una audiencia previa celebrada a comienzos de año que Matthews había prendido fuego a las iglesias para ganar notoriedad en la escena del black metal, emulando los actos similares cometidos en Noruega en la década de los años noventa.

Además de los 25 años de cárcel, el joven tendrá que afrontar otros tres años de libertad vigilada y pagar una cuantiosa cantidad económica a cada una de las tres iglesias que acabaron completamente destrozadas. Matthews se había declarado culpable de los cargos el pasado 10 de febrero, cuando reconoció que había prendido fuego a las tres iglesias de forma intencionada.

Los hechos se remontan a un período de 10 días entre marzo y abril de 2019 en el área de Opelousas (Luisiana). Matthews quemó tres iglesias en días diferentes: St. Mary Baptist Church en Port Barre el 26 de marzo, Greater Union Baptist Church en Opelousas el 2 de abril y Mount Pleasant Baptist Church, también en Opelousas, el 4 de abril.

Al conocer la sentencia Matthews entregó un comunicado en el tribunal en el que pedía perdón por sus actos. “No hay suficientes palabras en la lengua inglesa para expresar lo arrepentido que estoy. Si pudiera volver atrás y cambiarlo lo haría”, ha asegurado el joven que también reconoció que había encontrado la fe en Cristo durante su estancia en la cárcel.

holden-matthews pic 1

'); var MainContentW = 1000; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 80; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }