MARK REALE (1955-2012) – ALMA INMORTAL DE RIOT

Mark Reale-Atarfe 2005 3

EL BRILLO QUE NO SE EXTINGUIRÁ

-UN AÑO SIN MARK REALE, ALMA INMORTAL DE RIOT-

PEDRO ALONSO
Underrated
es un adjetivo en inglés que significa subestimado, infravalorado. Es el apelativo que siempre ha ido unido al nombre del guitarrista neoyorquino Mark Reale, fundador y único miembro presente en todas las etapas de la banda de heavy metal Riot. Es un calificativo adecuado porque Mark Reale era un genio, como compositor y guitarrista, un músico en mayúsculas que tenía que haber vivido inundado por el éxito.

            Sin embargo, aplicando un prisma diferente y más positivo, Mark Reale (fallecido el 25 de enero de 2012) pudo compartir con el mundo su genialidad musical a lo largo de más de 35 años. Dedicó su vida a la música y recibió el aprecio de unos fans irreductibles con grandes bastiones en lugares tan dispares como Europa, Japón, Texas o California.

            Mark Reale fue un gran orfebre del hard rock y el heavy metal extendiendo los límites del estilo desde el clásico hard hasta el power metal más potente. Y todo eso lo hizo con Riot, su banda y su vida, con la que supo reinventarse constantemente en las diferentes etapas del grupo encabezadas por cantantes como Guy Speranza, Rhett Forrester, Tony Moore o Mike DiMeo.           

            Reale tuvo también la oportunidad de dar salida a otras inquietudes musicales más cercanas al hard melódico en otra banda; Westworld, con quienes cuajó cuatro discos al filo del cambio de milenio. Catorce álbumes de estudio con Riot y otros cuatro en directo son un bagaje difícil de igualar, y el testimonio que quedará para siempre haciendo de Mark Reale un alma inmortal.

Mark Reale 2002

Mark Reale nació en Brooklyn, Nueva York, el 7 de junio de 1955. Sus primeras inquietudes le llevaron a admirar el mundo del cine, aunque rápidamente viró hacia la música en cuanto escuchó en la radio canciones de The Beatles y Cream. De hecho, entre sus primeras influencias destacaron George Harrison y Eric Clapton. Con siete años recibió su primera guitarra como regalo de su abuelo. Ante el interés que mostró, el padre de Mark, Anthony Reale, optó por comprarle una nueva guitarra y un amplificador.

En plena adolescencia a comienzos de los años setenta, Reale descubrió un nuevo universo musical influenciado por guitarristas y bandas como Edgar Winter, Ronnie Montrose, Rick Derringer, Al Di Meola, Deep Purple…

Con once años Mark conoció a Peter Bitelli, quien entonces ejercía de bajista, y forjaron su primera banda juntos. Durante la etapa de high school, Mark centró profundamente su interés en el mundo del cine, las cámaras… Sin embargo, su vida sufrió un punto de inflexión claro: un concierto de Edgar Winter en Central Park en Nueva York. La energía que desplegó el multi instrumentista en aquella actuación hizo que el adolescente Mark se encaminara hacia Blooklyn con idea de desempolvar su guitarra y emprender una carrera musical.

El nombre de la primera banda seria que crearon fue Kon-Tiki, al igual que la famosa balsa del expedicionario noruego Thor Heyerdal. Solían tocar en fiestas locales y en bailes. Una de esas noches realizaron una jam, Mark cogió el bajo y Peter Bitelli se sentó en la batería. Desde ese momento no abandonaría las baquetas garantizando la percusión de la banda.

El mayor problema era el puesto de vocalista, hasta que Mark se fijó en uno de los cantantes de la zona: Guy Speranza. Sin embargo, nunca encontraba el momento ideal para abordarle. Un día hablaron después de un concierto. Decidieron intentar compartir ese proyecto y ahí comenzó a rodar la maquinaria de los neoyorquinos. La primera piedra de Riot ya estaba sólidamente implantada.

Sabían que si querían triunfar tenían que dar el salto al puente de Brooklyn y centrarse en los clubes de Manhattan: Max’s Kansas City, CBGB’s, The 82 y Zeps. También realizaron escapadas al famoso local rockero de Boston The Rat. Participaron en un proyecto de Antología de bandas de Nueva York e incorporaron a un teclista: Steve Costello. Por aquella época se produjo el cambio de bajista; se marchó Phil Feit y entró Jimmy Iommie (Iommi).

Lou A Kouvaris Riot 1

Pronto comprendieron que necesitaban más sonido de guitarras en lugar de los teclados, así que la salida de Costello coincidió con la entrada del guitarrista griego criado en Brooklyn L.A. Kouvaris. Los dos miembros que habían abandonado la formación, Feit y Costello, dejaron huella en forma de composiciones para el que sería el primer disco de Riot. Feit participó en Desperation, Rock City y Angel mientras que Costello plasmó su firma en el legendario himno Warrior.

Fue precisamente en el Club 82 en el que el camino de Riot se cruzó con el de los ejecutivos musicales Billy Arnell y Steve Loeb, propietarios también de un estudio de grabación (Big Apple, posteriormente Greene Street) en el Soho de Manhattan. Les ofrecieron un contrato de producción con su nueva compañía, Fire Sign Records, dándoles acceso a grabar las canciones que formarían parte del disco debut. De hecho, las grabaciones de Rock City tuvieron lugar entre noviembre de 1976 y junio de 1977.

Lou A Kouvaris Riot 3

Las bases del sonido hard rock de Riot se apuntaban ya en aquel álbum que contenía uno de los grandes clásicos de la carrera de la banda: Warrior, además de otros temas muy celebrados como Rock City o Tokyo Rose. También presentaban en la portada a la eterna mascota del grupo; Tior (o Mighty Tior como se la conoce popularmente), una foca con cuerpo humano que no dejó a nadie indiferente.

Con el management de A&L (Arnell & Loeb) y con Art Santucci a la cabeza, Riot comenzaron a conseguir mejores conciertos y a propagar su nombre con más fuerza. Incluso llegaron a formar parte del legendario festival Miami Music Festival. Sin embargo, el ansiado contrato discográfico con una gran compañía no llegó a buen puerto, y todo lo que encontraron fueron negativas en el camino. Por eso decidieron autoeditar Rock City a través de Fire Sign. Aunque no consiguieron hacer mella en las listas de éxitos, sí lograron crear un pequeño ejército de fans en todo Estados Unidos, en especial en Texas y Oregón.

Lou A Kouvaris Riot 6

A&L decidieron dar una nueva oportunidad al disco llevándolo a la convención anual de música celebrada en Cannes (Midem) en busca de un contrato discográfico. Consiguieron el interés de los ejecutivos alemanes de RCA con distribución de Ariola, lo que reportó una nueva edición del disco debut en 1978. Una copia llegó a manos del periodista Geoff Barton de la revista británica Sounds. Su crítica despertó el interés por la banda en Inglaterra en una época en la que el heavy metal comenzaba a subir como la espuma. El Dj Neal Kay también fue otra pieza clave en la promoción de la banda en tierras británicas.

Por aquel entonces Riot había sufrido un cambio en la formación. Sustituyeron al guitarrista L.A. Kouvaris por Rick Ventura. También A&L reemplazó al manager Art Santucci por Fred Heller, quien ya había trabajado con artistas y bandas como Lou Reed, David Bowie, Mott The Hopple…

El nuevo equipo reportó muchos más conciertos como cabezas de cartel y giras con bandas como AC/DC, Triumph, Molly Hatchet, Black Sabbath o Blue Öyster Cult. Había llegado el momento para sentar las bases de un segundo lanzamiento. La banda se encerró en los estudios de A&L, cuyo nuevo nombre era Greene Street, y compusieron las canciones que integrarían Narita. Cuando los representantes volvieron a ofrecer el nuevo disco entre las grandes discográficas ya no se encontraron con el muro de silencio con el que se habían topado en Rock City. El interés fue in crescendo hasta que llegaron a un acuerdo con Capitol Records en 1979.

La edición de Narita aquel mismo año llevó a Riot a las primeras planas del hard rock. La voz y el carisma de Guy Speranza, las dobles melodías de guitarra de Reale y Ventura y canciones muy sólidas como 49er, Kick Down The Wall o la celebrada Road Racin’ fueron artífices del éxito. Las críticas se pusieron a favor de la banda y el cambio de viento les impulsó a un nuevo escalafón.

Riot-Guy Speranza years

La salida del batería original Peter Bitelli y el bajista Jimmy Iommi fue suplida por Sandy Slavin y Kip Lemming respectivamente. Riot habían conseguido dar el salto a Europa con una gira británica de trece fechas como teloneros de Sammy Hagar. Curiosamente Sammy había sido el vocalista de Montrose, una de las bandas preferidas de Mark Reale. El 19 de abril de 1980 tocaron en el Hammersmith londinense, una cita que años después sería recogida en el disco Riot Live. Aquella gira granjeó una plaza para Riot en la primera edición del festival Monsters Of Rock de Castle Donington, un evento que dominaría toda la década de los ochenta en cuanto a hard rock y heavy metal se refiere.

El 16 de agosto de 1980 Rainbow encabezaron esa edición en la que también tocaron Judas Priest, Saxon, April Wine, Scorpions, Touch y Riot. La versión del Road Racin’ de Riot saldría en la compilación que se editó bajo el título de Monsters Of Rock. Aquella fue una de las citas más históricas en las que Riot dejó su huella a lo largo de toda la historia de la banda.

No obstante, el futuro de Riot no lució tan brillante como en aquella noche. La banda comenzó a trabajar en su tercer disco completando excelentes canciones. Fraguaron un elepé –Fire Down Under– que para muchos de los fans clásicos del grupo es su piedra angular. Considerado como uno de los mejores discos de heavy rock de la década de los ochenta, contiene algunas de las grandes canciones esenciales de los neoyorquinos: Swords And Tequila, Outlaw, Don’t Bring Me Down o Altar Of The King.

Sin embargo, llegado el momento Capitol se negó a lanzar Fire Down Under al calificarlo como ‘comercialmente inaceptable’, lo que impidió que la banda cobrara sus royalties de avance. Asimismo, el sello tampoco quiso darles la carta de libertad para que pudiesen negociar libremente con otras compañías.

A&L comenzó una campaña para movilizar a las huestes de Riot y a la prensa para que Capitol editara el disco. Cientos de cartas llegaron a las oficinas de la discográfica en uno de los períodos más convulsos por el que tuvo que atravesar la banda. La tensión también creció entre los representantes y los propios músicos rompiendo la buena química musical que habían conseguido.

Riot-Port Vale

Finalmente fue el sello Elektra con el entusiasta A&R Tom Zutaut a la cabeza quien consiguió sacarles del atolladero con Capitol y editar el ansiado disco en 1981. Fue además de un éxito artístico también comercial al vender más de 500.000 copias en Estados Unidos. Ese verano actuaron en otro gran festival: el Port Vale ‘Heavy Metal Holocaust’ junto con Motörhead, Ozzy Osbourne, Triumph, Mahogany Rush y Vardis. En octubre de 1981 Riot también se embarcó en una nueva gira por Inglaterra junto con sus viejos camaradas Saxon.

Un mes más tarde, en noviembre de 1981 y mientras compartían gira con Grand Funk Railroad saltó la noticia que nadie quería escuchar. El vocalista Guy Speranza anunció su intención irreversible de dejar el grupo. Su último concierto con la banda fue el 22 de diciembre de 1981 teloneando a Rush tras dos noches ‘sold out’ en el Meadowlands Center Rutherford en Nueva Jersey. A partir de entonces abandonó el negocio de la música y se enroló en una empresa de exterminación de plagas.

Riot-Rhett Forrester years

La banda volvió a Nueva York con la intención de encontrar un recambio lo antes posible. Tras una serie de audiciones eligieron al vocalista Rhett Forrester (ex Rachel), de Georgia. Con melena rubia, pinta de estrella del rock y voz más cruda que la de Speranza, asumió el puesto en Riot dirigiéndose directamente al estudio de grabación. Allí germinaron Restless Breed (1982) con un sonido más heavy metal y nuevamente con grandes canciones. A petición de Tom Zutaut incluyeron una versión del When I Was Young de Eric Burdon.

Aquel mismo año decidieron editar un EP en directo, Riot Live, para presentar al nuevo cantante, todo un personaje excéntrico y un gran imán para atraer infinidad de problemas. En algunas ocasiones sus actos afectaron al normal funcionamiento de la banda, aunque su voz y estilo marcaron claramente otra gran etapa en la carrera de Riot.

Riot y Elektra tomaron caminos diferentes, por lo que los managers decidieron editar el siguiente disco, Born In America (1983) con un pequeño sello canadiense. Parte de las nuevas canciones, como Running From The Law o Gun Fighter las escribió Mark Reale en Texas, que se convertiría en su segunda casa, con ayuda de músicos como el vocalista Steve Cooper, el bajista Don Van Stavern y el batería Dave McLain. Después, Reale regresó a Nueva York para completar el disco de Riot.

Rick Ventura decidió que había llegado el momento de dejar la banda y fue sustituido por el guitarrista tejano Gerard Travino. La gira de presentación la realizaron en buena parte como teloneros de Kiss junto con Vandenberg. Los problemas con las compañías y el management habían minado a una banda que estaba a punto de decir adiós. El último concierto fue en L’Amours en Queens en mayo de 1984. Aquello fue un punto y aparte, Riot se habían disuelto.

Rhett Forrester emprendió una carrera en solitario mientras el batería Sandy Slavin se enroló primero en la banda de Adam Bomb y después en la de Ace Frehley (Kiss); Frehley’s Comet.

Mark Reale estableció su residencia en San Antonio (Texas) y decidió formar una nueva banda: Narita, tomando el nombre del segundo disco de Riot. Reclutó a los músicos que le habían ayudado en la sesiones de Born In America: Steve Cooper (voz), Dave McLain (batería, quien posteriormente tocaría en Sacred Reich y Machine Head) y Don Van Stavern (bajo). En 1985 grabaron una demo con tres temas: The Feeling Is Gone, Liar y Thundersteel, una canción que sería fundamental en el futuro próximo de Mark Reale.

En 1986 hubo un intento de reunión de Riot con una gira por la costa oeste en la que estaban involucrados el batería Sandy Slavin, el bajista Don Van Stavern y Mark Reale. Sin embargo, ese intento quedó en nada. Por aquella época también se habían fijado en el cantante Harry ‘The Tyrant’ Conklin.

Riot-Tony Moore years

Finalmente Mark Reale volvió a Nueva York con el bajista Don Van Stavern y con su representante y productor de siempre, Steve Loeb. Incorporaron al batería Mark Edwards (Steeler, Third Stage Alert) y al vocalista Tony Moore (Tony Morabito). Los nuevos Riot grabaron una demo de cuatro temas en los Greene Street Studio, que fue la llave para conseguir un contrato con CBS a través del manager Vince Perazzo.

Durante la grabación del nuevo disco, Thundersteel, Mark Edwards decidió abandonar el grupo para incorporarse a Lion en Los Ángeles. Para reemplazarle entró Bobby Jarzombek, un batería de San Antonio (Texas), que había tocado en la banda Juggernaut, y fue quien grabó el resto de las canciones. El disco salió en 1988 con un estilo innovador y radicalmente distinto al que habían ofrecido en las anteriores etapas.

Riot endurecieron su sonido, mostraron canciones rapidísimas con unos agudos imposibles por parte de Tony Moore, reorientando las bases del power speed metal americano. Thundersteel se convirtió sin duda en uno de los discos más influyentes en la carrera de Riot a ambos lados del Atlántico y, cómo no, en Japón, uno de los mayores fortines del grupo.

Aunque hubiera sido lo más lógico y fácil, no quisieron repetir la fórmula Thundersteel de cara al siguiente disco: The Privilege Of Power (1990), para el que mantenían la misma formación. Experimentaron con el power speed metal añadiendo secciones de vientos, toques jazz e infinidad de elementos que lo convirtieron en un disco único. Asimismo, contaron con la colaboración del vocalista Joe Lynn Turner (Rainbow, Deep Purple).

Tras la edición del álbum decidieron incorporar al guitarrista Mike Flyntz, que ya había colaborado en la gira de Thundersteel. Tras el tour americano de The Privilege Of Power  también Don Van Stavern anunció su salida del grupo. En su lugar contaron con otro músico de Texas, Pete Perez (ex Karion).

Riot-Mike DiMeo years

En 1992 editaron el disco en directo Live In Japan, grabado en Japón. Por aquel entonces Tony Moore decidió abandonar el grupo tras unos desencuentros con el representante. Mark Reale unió lazos con el joven cantante Mike DiMeo (ex Josie Sang) con la idea de realizar un disco en solitario con un sonido más hard rock. Aquellos planes no salieron adelante y en su lugar DiMeo se incorporó como nuevo vocalista de Riot. En 1993 editaron Nightbreaker, un álbum con el que aunaban el hard rock y el heavy metal con mucha potencia. Había nacido una nueva etapa en la carrera de Riot.

En enero de 1994 el segundo vocalista de Riot, Rhett Forrester, fue asesinado en Atlanta mientras estaba en su coche en un suceso que nunca quedó completamente esclarecido. La leyenda negra que siempre sobrevoló la banda había comenzado a solidificarse. Aquel mismo año también trajo un encuentro entre Mark Reale y el primer vocalista Guy Speranza. Estuvieron intercambiando ideas musicales y planearon una reunión, que finalmente no terminó de cuajar.

Mark Reale decidió entonces retomar la senda de Riot con los mimbres que tan bien habían funcionado en Nightbreaker de cara a un nuevo disco de estudio, que en esta ocasión dedicaría a las historias de los indios americanos. The Brethren Of The Long House se publicó en 1996 con la inclusión del batería John Macaluso (TNT, Powermad), que sustituyó temporalmente a Bobby Jarzombek. Aquel disco significó también el adiós a la larguísima colaboración con el productor Steve Loeb, con quien habían dado los primeros pasos a finales de los setenta.

Riot-1999

La actividad de la banda tenía dos focos muy claros durante esa década: Japón y Europa, donde se les veneró más que en su propio país. A partir de entonces comenzó la etapa más prolífica para Mark Reale, quien desde 1996 hasta 2002 editaría la friolera de nueve discos tanto con Riot como con su nueva banda paralela, Westworld, incluyendo álbumes de estudio y directo.

En 1998 con Jarzombek de nuevo tras los parches editaron la que seguramente fue su obra maestra de los noventa: Inishmore. Su actuación en el segundo escenario del festival alemán de Wacken de aquel año quedará en los anales como uno de sus mejores conciertos. También quisieron recompensar a los fans nipones con un nuevo álbum en directo grabado allí: Shine On.

Si 1998 había sido un año repleto de actividad, 1999 no lo sería menos. Riot editaron un más que digno sucesor a Inishmore con Sons Of Society. Esa gira recalaría en Barcelona en un histórico concierto en la sala Garatge junto con Agent Steel, Anvil y Domine en 2000.

Westworld band

A partir de entonces Mark Reale dejaría su huella en una nueva banda de hard melódico: Westworld. Unió sus fuerzas con el vocalista Tony Harnell (ex TNT) y con el bajista Bruno Ravel (Danger Danger) formando un prometedor grupo con aspiraciones más melódicas que las de Riot.

El debut de Westworld se produjo con un álbum homónimo en el que también tocaba el batería John O. Reilly. La química de los componentes generó un gran nivel de creatividad canalizada en tres discos de estudio y un directo. En 2000 sacaron Skin, con la colaboración del talentoso Mark Wood (violín y teclados). Un año más tarde ya tenían un directo en la calle, Live… In The Flesh, con la intervención del teclista Josh Pincus.

En 2002 Westworld editó Cyberdreams, último y brillante capítulo de una banda que le permitió a Reale dar salida a las ideas que no encajaban con su grupo de toda la vida. Ese mismo año Riot volvía con un esperado trabajo de estudio: Through The Storm con la presencia del batería Bobby Rondinelli (Rainbow, Black Sabbath, Blue Öyster Cult…).

El 8 de noviembre de 2003 la familia de Riot sufrió otro grandísimo revés al conocerse el fallecimiento del primer vocalista, Guy Speranza, a consecuencia de un cáncer de páncreas. Mark Reale declararía posteriormente. “Sentí como si una parte de mi juventud se hubiera esfumado. Viajamos alrededor del mundo juntos y disfrutamos de una época increíble. Guy era un hombre humilde que no tenía arrogancia. Además, tenía una talento impresionante, disponía de una  voz única que nadie ha podido igualar”.

Riot 2006 1

A partir de entonces la actividad de Riot comenzó a disiparse entrando en una larga etapa de sombras y dudas sobre la formación. Anunciaron la inclusión de un nuevo vocalista, Mike Tirelli (Burning Starr, Holy Mother, Messiah’s Kiss…) con el que debutaron en España en 2005 en el festival granadino Atarfe Vega Rock. En aquel concierto también contaron con la presencia del bajista Randy Coven.

Mark Reale comenzó a trabajar con Mike Tirelli en nuevas canciones, que desafortunadamente nunca verían la luz. En cambio decidieron editar un álbum ya grabado con Mike DiMeo; Army Of One, que salió en 2006 y que contaba con la presencia del batería Frank Gilchriest (Virgin Steele). DiMeo por aquel entonces se había sumado a una nueva banda de rock, The Lizards, y años después militaría en los metálicos Masterplan.

La formación con Mike Tirelli a bordo giró por Europa en 2006 y 2007 actuando en Bilbao dos años consecutivos con dos descargas difíciles de olvidar. Los fans habían aceptado a Tirelli como una gran vocalista para Riot y esperaban su debut con un disco de estudio, que nunca se produjo.

En 2007 Mark Reale fue contratado como director musical y guitarrista de una gira de Bonnie Tyler, y para esa tarea contó con la colaboración de viejos camaradas como Mike DiMeo o Bobby Rondinelli.

En 2008 fuentes oficiales de la banda anunciaron la reunión de la formación de Thundersteel con el aporte añadido del guitarrista Mike Flyntz. El cantante Tony Moore, el bajista Don Van Stavern y el batería Bobby Jarzombek volvían al redil con la intención de grabar un disco de estudio. En 2009 giraron por grandes festivales como el Sweden Rock o el Metalway de Zaragoza, además de embarcarse en un tour por tierras niponas.

Sin embargo, Tony Moore anunció su marcha del grupo dejando esa reunión en el limbo durante una temporada. En septiembre de 2010 decidió volver a filas recuperando el trabajo en el estudio. El nuevo disco, Immortal Soul, salió a finales de 2011 cumpliendo con creces las expectativas de la reunión.

Los problemas de salud de Mark Reale, quien siempre había llevado con mucha discreción la enfermedad de Crohn que había padecido durante buena parte de su vida, impidieron que Riot se sumaran a una gira europea junto con Hammerfall a finales de 2011.

Las alarmas se dispararon cuando a comienzos de 2012 se anunció que Mark Reale estaba en coma en un hospital de San Antonio a causa de unas complicaciones que habían agravado su enfermedad. La banda intentó dar sensación de normalidad a la espera de una recuperación de su líder actuando en Nueva York y embarcándose en el crucero 70.000 toneladas de metal.

Sin embargo, el día 25 de enero de 2012 la tragedia estalló con la muerte del gran guitarrista y compositor. “Nuestro hermano Mark Reale está con el Señor hoy 25 de enero de 2012 tras las complicaciones de una larga batalla contra la enfermedad de Crohn. Le sobrevive su padre Anthony Reale y le precedió su madre Frances Reale” Así comenzaba la despedida de Mark escrita la página web oficial por Damon DiBari, el sexto miembro y mano derecha de Mark Reale desde 1988. Damon fue director de iluminación, representante de producción, tour manager y asistente personal de Mark Reale. En 2012 murió la persona pero no la música que había dejado a lo largo de los más de 35 años que estuvo en activo. Su legado brillará para siempre.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=6Rd6_w5Hjn0?rel=0&w=420&h=315]

Mark Reale-Bilbao

QUIENES LE CONOCIERON

Bobby Rondinelli-foto 2BOBBY RONDINELLI (batería de Riot, Rainbow, Black Sabbath, Blue Öyster Cult…)

Mark fue un gran compositor y guitarrista, y era un auténtico placer trabajar con él. Pasé mucho tiempo en el estudio de grabación con Mark, pero nunca toqué en directo con Riot. Nos conocimos en la época en la que yo estaba en Rainbow, aunque después perdimos el contacto durante mucho tiempo.

            Grabé el disco Through The Storm de Riot y también trabajé con él y con Bonnie Tyler, una experiencia que nunca olvidaré. Bonnie contrató a Mark Reale para que fuese su director musical en una gira americana, y él me seleccionó a mí como batería. Nos lo pasamos genial, Bonnie es una gran cantante y fue un placer trabajar con ella. Siempre echaré mucho de menos a Mark Reale.

Frank Gilchriest-Riot

FRANK GILCHRIEST (batería de Riot, Virgin Steele…)

Mark era tímido, encantador, cálido, divertido, humilde, pasional e inteligente. Como músico fue uno de los mejores, gracias en parte a la seriedad y dedicación en la técnica de su instrumento. Además, era fascinante oírle contar historias, recuerdo pasar horas escuchando las aventuras que nos narraba sobre la carretera y sobre la vida en general. Fue todo un honor formar parte de Riot con Mark. Evidentemente por haber tocado en él, Army Of One siempre será un disco muy especial para mí. Y entre mis canciones preferidas de toda la historia de Riot me quedaría con Angel Eyes y Swords And Tequila.

John O Reilly

JOHN O. REILLY (batería de Westworld, Rainbow, Trans-Siberian Orchestra,
Blue Öyster Cult…)

Mark era una de las personas más amables y atentas que he conocido en mi vida. Además era un gran guitarrista y alguien del que estoy orgulloso de considerarme amigo. Echo de menos aquellas largas conversaciones que manteníamos por teléfono o reunirnos para un desayuno tardío a las tres de la tarde. También me acuerdo de mantener jam sessions los dos solos en un local de ensayo simplemente por probar determinadas canciones o generar ideas musicales. Sinceramente echo mucho de menos a mi amigo. Rock On My Brother!!!! Hasta que nos volvamos a ver, descansa en paz…

Larry Hogan Riot

LARRY HOGAN (técnico de batería de Riot a comienzos de los ochenta)

Mark era un gran caballero con un extraordinario sentido del humor. En los primeros años de la banda solía abrir su casa familiar a todos lo que trabajábamos con él. Su madre nos alimentaba e incluso dormíamos allí. Su familia era ciertamente acogedora. La última vez que vi a Mark fue en un club de mi ciudad donde ellos tocaban hará unos cinco años. Estuve con él después del concierto y nos estuvimos riendo la mitad del tiempo. Teníamos una relación muy buena.

Mi conexión con Riot parte de que empecé a trabajar con el batería Sandy Slavin en 1973 o 1974 hasta el año 1984. Sólo me perdí una gira en el 83 debido a una operación. Esta foto en la que aparezco es de la primera edición del Monsters Of Rock de Donington en la actuación de Riot. Fue como mi gran Super Bowl. Han pasado 32 años y me parece como si hubiese sido ayer. Entonces no sabía que se iba a tratar de un acontecimiento tan histórico. Allí mantuve una conversación con el batería Cozy Powell, que era un tipo estupendo. Recuerdo estar viendo el concierto de Riot desde el lateral del escenario, fue sin duda el mayor evento en el que trabajé. Fue absolutamente impresionante.

Lou A Kouvaris Riot 2

LOU A. KOUVARIS (guitarrista de Riot)

Mark y yo teníamos una muy buena relación y respeto musical mutuo. También teníamos una rivalidad sana porque ambos éramos guitarristas solistas y escribíamos música juntos. Hay que tener en cuenta que éramos muy jóvenes entonces, sobre 22 o 23 años, y Mark tenía una personalidad discreta. Aunque musicalmente teníamos una actividad muy vital y pasional, a modo individual Mark era más solitario y encerrado en sí mismo. Cuando estábamos juntos yo observaba algo muy diferente al resto de la gente. Él se abría y me dejaba ver ese lado vulnerable que tan bien protegía con la música. Riot le dio la oportunidad de expresarse y de mostrarse como realmente era.

Colaboré en la composición del primer disco, Rock City, junto con Mark y Guy Speranza, pero no se reflejó en los créditos debido a unos productores sin escrúpulos. Al menos es lo que me dijeron Mark y Guy cuando les pregunté por qué no estaba mi firma en las canciones. Mark era un guitarrista impresionante y un gran compositor. Juntos creamos muchas de las ideas que aparecieron en el disco. Tenía en mente acercarme a él y proponerle una reunión de la formación de Rock City, pero desgraciadamente murió demasiado pronto. Siempre le tendré como un músico extraordinario.

Uno de los momentos más memorables que viví con Riot fue cuando teloneamos a Journey en la gira de Wheel In The Sky Tour. Mientras estábamos abandonando el escenario después de tocar me crucé en las escaleras con Neal Schon (Journey), me paró y me dijo que pensaba que yo era un gran guitarrista. Me quedé estupefacto porque nos había estado viendo. Le pregunté a ver si podía presenciar su concierto desde el lateral y no puso ningún problema. Después me invitó al hotel y estuvimos intercambiando un montón de historias.

Con Riot abrimos para grandes bandas. Me encantaba compartir solos con Mark en directo, funcionábamos muy bien juntos. Mark y yo estábamos considerados como grandes pistoleros de la guitarra, en especial por los fans japoneses, como decían en las radios de la época.

El año anterior a la muerte de Mark estuve reencontrándome con los miembros de la formación original, como el batería Peter Bitelli y el bajista Jimmy Iommi. Fue genial volver a juntarnos después de tantos años. Hubiera estado bien reunirnos con Mark Reale y compartir música desde nuestra perspectiva adulta. Me gustaría remarcar que éramos muy buenos amigos cuando estábamos en el grupo. Es una pena que en ocasiones los productores tomen decisiones que dañan a las bandas, como fue en el caso de Riot.

Riot-18-10-2007 027 copia

MIKE FLYNTZ (guitarrista de Riot)

Mark era lo primero un amigo. Era una persona muy amable y dulce que le dio a todo el mundo que estaba a su alrededor la oportunidad de brillar y compartir la fama. Siempre estaba intentando aprender cosas nuevas. Este año que ha pasado desde su muerte no ha conseguido borrar ni un ápice del dolor por perder a mi amigo. Mark fue una gran parte de mi vida en muchos niveles. Para mí sigue siendo inconcebible que no le pueda enseñar la nueva guitarra que me acabo de comprar o un pedal o un amplificador. Quiero acabar las canciones que teníamos a medias juntos. Me encantaría escuchar su risa de nuevo. Daría cualquier cosa por volver a escribir e interpretar armonías de guitarra con él. Para mí era un privilegio que me dijera: “hey, ¿qué te parece esta idea?” Estar con el padre de Mark, Tony, todas las semanas ha hecho que la situación sea más fácil. Comparto con él todos los mensajes que nuestros amigos y fans dejan en honor de Mark y eso le reconforta mucho. Mr Reale y yo iremos a cenar el viernes a uno de los restaurantes preferidos de Mark. Shine On!

Mike Tirelli-Mark Reale

MIKE TIRELLI (vocalista de Riot, Holy Mother, Jack Starr’s Burning Star…)

Mark era una persona muy amable y protectora. Siempre quería lo mejor para todo el mundo. Fue una pena que nunca se sintiera bien por su salud. No podía embarcarse en giras demasiado largas, así que intentábamos organizar bloques de dos semanas en la carretera. Mark era un batallador, cada mañana tanto en su casa como en las giras salía a correr muy pronto sin importarle la hora a la que se había ido a la cama.

En cuanto a músico, Mark era sin duda uno de los mejores guitarristas y compositores. Portaba la influencia de muchos de los grandes músicos que le habían influido en su forma de tocar y componer. The Beatles era una de sus bandas preferidas. En los viajes de avión siempre iba escuchando o viendo algún documental sobre ellos. Aprendí mucho de Mark, y eso lo aprecio profundamente.

Los mejores momentos fueron cuando estábamos tocando o componiendo juntos. Ojalá algún día vea la luz todo lo que compusimos los dos. Fuera de la música Mark era muy introvertido.

Nunca me olvidaré la primera vez que le conocí y ensayé con la banda. Había mucho respeto entre todos, supieron que yo era un candidato ideal para ajustarme al estilo de los grandes vocalistas que habían pasado por la banda. Una de las cimas fue precisamente el primer concierto que di con Riot, fue en un festival en Granada (España) en el que Megadeth eran cabezas de cartel (Atarfe 2005). Tampoco me olvidaré de la gira que hicimos por Japón. Los fans eran muy entregados, se conocían todas las canciones y cantaban las letras. Me acuerdo de que yo estaba bastante enfermo en ese tour, sin embargo los seguidores me dieron toda la energía para brillar cada noche. En la actualidad he hablado con Mike Flyntz para montar una gira en honor de Mark Reale.

Pete Perez-Riot

PETE PEREZ (bajista de Riot)

La mayoría de recuerdos que tengo de Mark son muy divertidos, especialmente cuando Mike Flyntz estaba por allí. No era difícil hacerle reír. Además, también nos lo pasábamos muy bien encima del escenario. El concierto de Wacken fue un claro ejemplo, Mark no pudo contener una sonrisa durante todo el show.

Otros recuerdos divertidos de Mark era cuando estábamos en su casa. Él había aprendido a cocinar viendo el canal de televisión Food Network. En verano nos solía preparar barbacoas en el porche y también solía elaborar platos italianos. Mark siempre estaba en forma, salía a correr todos los días durante una hora, y en ocasiones hasta repetía otra vez.

Pero lo que más le gustaba era escribir música, y lo hacía constantemente. Recuerdo estar en su casa y escucharle practicando sin parar en el piso de arriba. Tocaba cada parte una y otra vez, y en ocasiones bajaba y me pedía que cogiera el bajo para probar lo que estaba ensayando. Yo le aportaba ideas con el bajo para complementar las canciones en las que trabajaba.

Si no conocías a Mark, la primera impresión es que era reservado, y que no era muy hablador, pero una vez que te ganabas su confianza se convertía en un gran conversador. Siempre era divertido hablar con él. Tuve la oportunidad de pasar un par de horas al día sus últimos cinco días de vida aquí en el hospital de San Antonio. Le hablé mientras sujetaba su mano y creo sinceramente que me escuchaba aunque estuviese en coma.

Mark fue una parte muy importante de mi vida. Gracias a él pude vivir un pedazo de mi sueño que no mucha gente puede alcanzar. Cada día sigo pensando en Mark y seguramente lo seguiré haciendo durante mucho tiempo.

Por último me gustaría dirigirme a todos sus fans. Mark os quería, vosotros fuisteis los que conseguisteis que él siguiera su camino. Nunca le escuché decir cuánto iba a ganar, sólo se preguntaba si cada disco nuevo de Riot iba a gustar a sus fans. Gracias por todos los grandes momentos que le disteis a Mark y espero que vosotros también tengáis grandes recuerdos de él. Sinceramente, Pedro (Pete) Perez.

Mark Reale Atarfe 2005

EL LEGADO DE MARK REALE

Riot-Rock City

RIOT – Rock City (1977)
Mark Reale (guitarra) – Guy Speranza (voz) – L.A. Kouvaris (guitarra) –
Peter Bitelli (batería) – Jimmy Iommi (bajo)
Productor: Steve Loeb
Portada: Steven Weiss

Los neoyorquinos Riot sentaron las bases de su sonido con un primitivo pero a la vez evocador lanzamiento de una trayectoria que musicalmente sería gloriosa, pero que nunca impactaría en las cimas del mercado. Tras un tema directo, Desperation, llega a las primeras de cambio uno de los mayores clásicos de toda la carrera de la banda de Mark Reale: Warrior. Ese estribillo que proclamaba “Shine, shine on through the darkness and the pain” ha sido siempre uno de los lemas del grupo. Con guitarras sobresalientes y con la buena combinación de la voz de Guy Speranza, el álbum sigue con temazos certeros como Rock City, Overdrive o Angel. Tokyo Rose es uno de los cortes más intensos mientras que Heart Of Fire pasó demasiado desapercibido a pesar de su gran calidad. El elepé se cierra con la pegadiza Gipsy Queen y con la sentida This Is What I Get. Hard rock y rock and roll se combinaban a la perfección en esta primera etapa del combo neoyorquino. La inocencia, las ganas de triunfar y la calidad conforman un cuajo espeso que sobresale en este corto pero interesante debut. Es la obra que abría la trilogía con Guy Speranza al frente. Narita y, en especial, Fire Down Under serían la cima de estos primerizos Riot.

Riot-Narita

RIOT – Narita (1979)
Mark Reale (guitarra) – Guy Speranza (voz) – Rick Ventura (guitarra) –
Peter Bitelli (batería) – Jimmy Iommi (bajo)
Productor: Steve Loeb
Portada: Steven Weiss

Segunda entrega y clara consolidación de la banda que asomaba entre las calles de Brooklyn con serias aspiraciones de traspasar los rascacielos de Manhattan. Hard rock de peso con buenos fundamentos para rivalizar con la emergente generación heavy de Reino Unido. La pérdida del guitarrista L.A. Kouvaris había sido suplida con la entrada de Rick Ventura, una de las figuras claves de los primeros Riot. Waiting For The Taking era una entrada inusual pero capaz de transmitir el potencial de una banda que seguía fundando su magia en las guitarras de Reale, unidas a la voz de Guy Speranza. 49er era otro claro ejemplo. Kick Down The Wall es uno de esos himnos que ejemplifican el sonido hard rockero de aquellos primeros Riot, esencia pura de una banda que apuntaba maneras únicas. El Born To Be Wild de Steppenwolf, personalizado por la voz de Speranza, era otra declaración de intenciones mientras la instrumental Narita viraba claramente hacia el heavy rock con el que tantos lazos les uniría a Europa. Las guitarras marcaban su territorio en Here We Come Again mientras que el hard & heavy emergía en Do It Up. Riot nunca fue una banda de baladas, sin embargo había temas como Hot For Love que sí buscaban un tono más melódico y pegadizo. White Rock fue el paso previo al gran clásico del disco: Road Racin’, que al igual que Warrior en el debut, se convertiría en una de las piezas esenciales de la banda en directo.

Riot-Riot Live

RIOT – Riot Live (1980-1989-1993)
Mark Reale (guitarra) – Guy Speranza (voz) – Rick Ventura (guitarra) –
Sandy Slavin (batería) – Kip Lemming (bajo)

El testimonio de cómo sonaban los primeros Riot queda perfectamente documentado en este archivo de gran valor: Riot Live. Mezcla dos fechas claves en el desembarco de la banda en Reino Unido; la actuación del Hammersmith Odeon y la del festival Monsters Of Rock en Castle Donington. Dinámicos, eléctricos y pletóricos. Así suenan las canciones de Hammersmith: Angel, Do It Up o la extraordinaria Road Racin’. White Rock, la instrumental Narita y Tokyo Rose cierran el documento del Hammersmith londinense. La presencia de Riot en el primer festival de Donington comienza con un impresionante Warrior de nueve minutos. Las guitarras de Reale y Ventura trazan una larga intro hasta que estalla este tema en toda su extensión con la voz de Guy Speranza marcando toda una época. Overdrive sacudía Donington con potencia, rematada por un solo de batería. Rock City se lleva las ovaciones de aquella primera audiencia del que sería el festival de heavy metal más importante de los años ochenta. El rock and roll de Back On The Non Stop es el paso previo a Kick Down The Wall. La versión del clásico Train Kept A Rollin culmina con una nueva y sensacional interpretación del Road Racin’ que también apareció en el disco de recopilación de Donington.

Riot-fire down under

RIOT – Fire Down Under (1981)
Mark Reale (guitarra) – Guy Speranza (voz) – Rick Ventura (guitarra) –
Sandy Slavin (batería) – Kip Leming (bajo)
Productor: Steve Loeb
Portada: Steven Weiss

No sólo es la obra cumbre de la primera etapa de Riot, sino que incluso para buena parte de los fans veteranos del grupo siempre ha sido su disco preferido. Todo lo que habían ofrecido en los dos elepés anteriores brilló aún con más intensidad en Fire Down Under, una obra que se iniciaba con uno de los grandes clásicos del grupo: Swords And Tequila. Más rápidos y más heavies, como demostraban en el tema título, Fire Down Under, en esta obra presentaban una renovada sección rítmica: Sandy Slavin (batería) y Kip Leming (bajo). El guitarrista Rick Ventura se había convertido en una pieza clave en el engranaje del grupo, como demostró aportando una enigmática y sobresaliente composición; Feel The Same. Entre las cimas de aquella pareja irrepetible, Reale y Speranza, siempre quedará Outlaw con aquellas míticas frases en español de Antonio Ramos. El hard rock volvía a refulgir con fuerza en Don’t Bring Me Down y en Don’t Hold Back para desembocar en otra de las mayores joyas: Altar Of The King. El aporte de clásicos de este disco lo convierte sin duda en una de las piezas esenciales en la discografía de Riot. No Lies fue una nueva composición de Ventura mientras que Run For Your Life era uno de los temas más heavies y rápidos del disco. Esta obra esencial se cierra con la instrumental Flashbacks, en la que incluyeron sonidos de ambiente de conciertos, como el de Monsters Of Rock en Donington o la presentación del DJ Neal Kay del Hammersmith Odeon. Sin duda Fire Down Under es uno de los mejores discos de Riot y un obra fundamental en la historia del hard & heavy.

Riot-Restless Breed

RIOT – Restless Breed (1982)
Mark Reale (guitarra) – Rhett Forrester (voz) – Rick Ventura (guitarra) –
Sandy Slavin (batería) – Kip Leming (bajo)
Productores: Steve Loeb & Billy Arnell
Portada: Kid Kane

La marcha del vocalista Guy Speranza parecía haber cortado la incesante progresión del conjunto americano. Sin embargo, Mark Reale no quiso perder la buena estela que habían trazado contratando en poco tiempo a Rhett Forrester. Con pinta de estrella del rock, el vocalista aportó mucha personalidad y actitud, sin intentar imitar al recordado Speranza. Los de Nueva York endurecieron su sonido, como se puede escuchar en los dos trallazos de entrada: Hard Lovin’ Man  y C.I.A. El contrapunto de intensidad y emotividad lo pone Forrester en el in crescendo que da título al disco, Restless Breed, un tema que explora nuevos recovecos del sonido de Riot. Recuperaron la costumbre de incluir una versión con el When I Was Young de Eric Burdon & The Animals. El heavy metal comenzaba a tener cada vez más presencia en el sonido de los de Brooklyn, como se puede comprobar en Loanshark, mientras que el rock and roll seguía presente en Loved By You. Rick Ventura volvía a tener mucho peso en la composición como demostró en Over To You. Sin lugar a dudas una de las piezas claves del disco es la joya melódica de Mark Reale Showdown. En esa línea seguía Dream Away, nuevamente otra buena entrega de Rick Ventura. Y para cerrar el álbum; más heavy metal con Violent Crimes. Era prácticamente imposible igualar Fire Down Under, pero Riot se habían levantado muy rápido tras la ruptura con Guy Speranza, gracias al carisma y a la voz de Rhett Forrester. Restless Breed era un más que digno sucesor.

Riot live EP

RIOT – Riot Live EP (1982)
Mark Reale (guitarra) – Rhett Forrester (voz) – Rick Ventura (guitarra) –
Sandy Slavin (batería) – Kip Leming (bajo)
Productores: Steve Loeb & Billy Arnell

Apenas unos meses después de la edición de Restless Breed, Riot sorprendían a sus fans con un EP en directo de seis canciones, perfecto para conocer la nueva singladura del grupo con Rhett Forrester a bordo. Cinco de esos temas provenían precisamente del reciente álbum de estudio. Rompían las cadenas con Hard Lovin’ Man y mostraban su cara más bluesy en Showdown. Forrester evidenciaba su lado duro y melódico por partes iguales con un estilo completamente distinto al de Guy Speranza. Una extensa Loved By You daba paso al heavy metal de Loanshark con solo de batería de Sandy Slavin incluido. Restless Breed y el clásico Swords & Tequila cierran este EP de media hora que sirvió de testimonio de directo de la segunda etapa de Riot con Rhett Forrester al frente.

Riot-Born In America

RIOT – Born In America (1983)
Mark Reale (guitarra) – Rhett Forrester (voz) – Rick Ventura (guitarra) –
Sandy Slavin (batería) – Kip Leming (bajo)
Productor: Steve Loeb

Con la misma formación que en Restless Breed, Riot grabaron el que sería segundo y último disco con el vocalista Rhett Forrester. Aunque no se trata de uno de los mejores trabajos del grupo, contiene algunas canciones magistrales que han pasado desgraciadamente demasiado desapercibidas como You Burn In Me o Running From The Law. El filo más heavy de Forrester acuñó esta segunda época de la banda en la que las guitarras forjadas por Reale y Ventura sobresalían en cada tema. La pegadiza Born In America contrastaba con la más heavy Wings Of Fire. Nuevamente incorporaron una versión, en esta ocasión el Devil Woman que popularizó Cliff Richard. Vigilante Killer y Heavy Metal Machine eran claro ejemplo de la fuerza de los Riot encarnados con el vocalista Rhett Forrester, que en ocasiones su voz se asemejaba a la de Blackie Lawless, que entonces daba sus primeros pasos con W.A.S.P. Riot habían entrado de lleno en una etapa más heavy desde que Rhett había asumido el micrófono. La melodía de Where Soldiers Rule desembocaba el el riff de Gunfighter, otro gran tema. El disco y esta etapa se cerraban con una composición de Rick Ventura, Promised Land. A partir de ahí este ciclo se rompería con un prematuro final, pero Riot volverían a renacer de sus cenizas, aunque con una formación totalmente renovada.

Riot-Thundersteel

RIOT – Thundersteel (1988)
Mark Reale (guitarra) – Tony Moore (voz) – Bobby Jarzombek (batería) –
Don Van Stavern (bajo) – Mark Edwards (batería)
Productores: Steve Loeb, Rod Hui & Mark Reale
Portada: Kevin Kall

Quizás para los puristas y los seguidores más veteranos de Riot sólo existieron aquellos discos con Guy Speranza al frente y con el Fire Down Under como bandera. Sin embargo, es fehaciente que Thundersteel es la obra más influyente de unos renacidos Riot que cogieron la semilla de la banda Narita en San Antonio (Texas) y la plantaron en las calles de Nueva York. En unos meses germinó el que es sin duda uno de los mejores discos de power speed metal jamás facturados del uno al otro confín del planeta. Mark Reale se llevó al bajista Don Van Stavern, con quien había compartido filas en Narita, y descubrió al soberbio vocalista Tony Moore y al no menos magistral batería Bobby Jarzombek. La velocidad y genialidad del tema título Thundersteel podría ruborizar a los más thrashers de la época. Habían dado un cambio de tuerca al sonido de la banda acelerando la velocidad hasta límites insospechados. Doble bombo, estribillos contundentes y guitarras atronadoras confluían en Fight Or Fall. Aunque Sign Of The Crimson Storm era supuestamente el tema melódico del disco, su potencia es abrumadora. Excepcional tanto el sonido de guitarras como las voces imposibles de Tony Moore. Sus agudos le granjearon una posición de cantante puntero del metal de finales de los ochenta. Aunque el tema Thundersteel fue el que mejor define esta obra, Flight Of The Warrior podría considerarse la otra gran joya de un disco impecable. Y pisándole los talones en cuanto a calidad se refiere llega On Wings Of Eagles. La segunda parte de esta obra maestra se abre con otro clásico, Johnny’s Back. La melodía de Bloodstreets engarza con la fuerza del heavy metal en Run For Your Life. El disco se cierra con el extenso up tempo Buried Alive (Tell Tale Heart). Thundersteel es uno de esos lanzamientos únicos, capaz de marcar la carrera de toda una banda y de muchas generaciones que lo han ido descubriendo con los años.

Riot-The Privilege Of Power

RIOT – The Privilege Of Power (1990)
Mark Reale (guitarra) – Tony Moore (voz) – Bobby Jarzombek (batería) –
Don Van Stavern (bajo)
Productor: Steve Loeb
Portada: Don Ivan Punchatz

Lo hubieran tenido muy fácil simplemente con calcar la fórmula del exitoso Thundersteel, pero los neoyorquinos nunca han sido predecibles como demostraron en The Privilege Of Power. Tildado injustamente de experimento calamitoso, este disco con rasgos conceptuales y cuyas canciones están conectadas por sonidos de televisión, rompió todos los esquemas no sólo en la carrera de Riot sino en el metal en general. Escuchar la inicial On Your Knees; un potente tema metálico a toda velocidad aderezado por secciones de viento, resulta simplemente espectacular. Un riff monumental da inicio a Metal Soldiers, otro gran cañonazo heavy con un Tony Moore demostrando nuevamente sus agudos imposibles. La melodía se apodera de Runaway con las acústicas que siempre han estado muy presentes en la herencia de Reale. La sección de viento vuelve con fuerza en Killer, un tema en el que colabora ni más ni menos que Joe Lynn Turner (Rainbow, Deep Purple) haciendo un dueto con Tony Moore. Speed metal a destajo en la entrada de Dance Of Death demostrando que los temas rápidos de este disco lo son incluso más que en Thundersteel. Los cuernos de guerra anuncian otra batalla de power speed en Storming The Gates Of Hell. Las guitarras de Reale vuelven a ser, como en todos los discos, el gran sello identificador de Riot. La melodía regresa en Maryanne mientras que en Little Miss Death sobresalen los coros del estribillo. Una de las canciones más rápidas, heavies y potentes de la historia de la banda llega a continuación: Black Leather And Glittering Steel. El cierre es una adaptación del clásico de Al Di Meola, Racing With The Devil On A Spanish Highway, metalizada por un Reale sensacional. Digan lo que digan The Privilege Of Power es un disco impresionante que desgraciadamente no tuvo continuidad con esta formación hasta 21 años después.

Riot-Live in Japan

RIOT – Live In Japan (1992)
Mark Reale (guitarra) – Tony Moore (voz) – Mike Flyntz (guitarra) –
Bobby Jarzombek (batería) – Pete Perez (bajo)
Productor: Steve Loeb
Portada: Brian James

La devoción de los fans japoneses hacia Riot y el legado más power y speed metal de la banda quedó perfectamente reflejado en el directo sencillo Live In Japan. Registrado en la gira de The Privilege Of Power en Osaka y Tokio, la formación ya incluía al guitarrista Mike Flyntz, que ya nunca se iría del grupo, y al bajista Pete Perez, quien también se embarcaba en una larguísima singladura. De hecho, este directo comenzaba de forma calcada al álbum de estudio con On Your Knees, Metal Soldier y Runaway  con el claro protagonismo de la voz de Tony Moore. Resulta curioso escuchar las viejas canciones de la época Speranza tamizadas y aceleradas por esta formación. Tokyo Rose, Rock City y el himno Outlaw son algunas de las miradas que echaron al pasado. Con secciones de viento incluidas, Killer culmina con un solo de batería del talentoso Bobby Jarzombek. Hasta el octavo tema no se acordaron del álbum Thundersteel, del que solo se recogen dos canciones en este directo: Johnny’s Back y Flight Of The Warrior, sorprendentemente olvidándose del tema título. La instrumental Narita deja vía libre a la creatividad de Mark Reale, y el broche llega con su gran clásico, Warrior. El sonido de este directo no hace justicia a la calidad de la banda, y tiene más bien un valor simbólico al recoger aquella formación que revolucionó el sonido de Riot en la segunda mitad de los ochenta. La curiosidad del disco es la inclusión de una particular versión en estudio del clásico Smoke On The Water de Deep Purple con una sección de viento.

Riot-Nightbreaker

RIOT – Nightbreaker (1993)
Mark Reale (guitarra) – Mike DiMeo (voz) – Mike Flyntz (guitarra) –
Bobby Jarzombek (batería) – Pete Perez (bajo)

Nueva etapa de unos remozados Riot en la que sólo resistieron el irreductible Mark Reale y el segundo guitarrista, Mike Flyntz, que había entrado en la banda apoyando en directo a la formación de Thundersteel. El primer y notorio cambio se puede adivinar en la inicial Soldier con la voz de Mike DiMeo, con un color similar al de grandes vocalistas como David Coverdale y diametralmente opuesto al del precedente Tony Moore. El sonido de la banda vira claramente al hard rock pasional sin dejar de lado la esencia heavy metal que tan bien habían trabajado en la década anterior. La vena más melódica emergía en Destiny, una composición de DiMeo y Flyntz en la que se observa claramente el cambio de la nueva andadura de Riot. Siguiendo con la costumbre de incluir versiones, en esta ocasión atinaron más si cabe rindiendo tributo a Deep Purple con el mítico Burn. Otra novedad fue la inclusión de un género como las baladas, un estilo que no había abundado en la banda de Nueva York. In Your Eyes fue la prueba de esa tendencia más suave con un sensacional DiMeo al frente. Pero no se habían olvidado de su vena más heavy como prueban en el tema homónimo del disco, Nightbreaker. Medicine Man es el prototipo de hard rock potente a veces bluesy y pasional en el que se habían embarcado Riot. Silent Scream es de esas canciones que sólo ellos son capaces de escribir, esas piezas que tan dentro llevaba Mark Reale. Magic Maker era heavy rock puro en efervescencia mientras I’m On The Run se incluyó en la edición europea sustituyendo al A Whiter Shade Of Pale de Procol Harem. El hard rock de Babylon encamina hacia un curioso final: una recreación de sus mayores clásicos de la época Speranza: Outlaw. Como curiosidad, Nightbreaker salió con tres portadas diferentes, una en Japón, la otra en Europa y la de la reedición americana de 1999.

Riot-The Brethren Of the long house

RIOT – The Brethren Of The Long House (1996)
Mark Reale (guitarra) – Mike DiMeo (voz) – Mike Flyntz (guitarra) –
John Macaluso (batería) – Pete Perez (bajo)
Productores: Steve Loeb, Rod Hui & Mark Reale
Portada: John Macaluso

Con la formación más asentada, el brillo de los nuevos Riot se apreciaba con más intensidad en The Brethren Of The Long House. Dedicado a la cultura de los indios americanos, el disco comienza con la intro The Last Of The Mohicans del compositor de bandas sonoras Trevor Jones y desemboca en la potentísima Glory Calling, que representa a la perfección la identidad de los Riot de los años noventa. Esa tensión heavy se mantiene en Rolling Thunder y culmina en la melodía de la balada Rain. Una de las mejores canciones del álbum es Wounded Heart, otro gran clásico de los Riot de esa década, puro heavy rock potente y con alma. El up tempo The Brethren Of The Long House se enlaza con una nueva versión. En esta ocasión el clásico de Gary Moore Out In The Fields que, como es su costumbre, vuelven a bordar. La impresionante acústica Santa Maria da paso al medio tiempo Blood Of The English. Otro de los grandes momentos de esta obra es Ghost Dance, un tema pleno de melodía y potencia. La pieza tradicional Shenandoah se engarza con otro temazo de hard rock, Holy Land. El álbum se cierra con la adaptación de The Last Of The Mohicans que ya avanzaban en la intro. The Brethren Of The Long House reafirmó las buenas sensaciones de Nightbreaker consolidando el nuevo hard & heavy de Riot en los noventa. La voz de Dimeo y la magia de Reale habían vuelto a renacer una banda que siempre supo reinventarse.

Riot-Inishmore

RIOT – Inishmore (1998)
Mark Reale (guitarra) – Mike DiMeo (voz) – Mike Flyntz (guitarra) –
Bobby Jarzombek (batería) – Pete Perez (bajo)
Productor: Mark Reale & Paul Orofino
Portada: Vinny Cimino

Si Fire Down Under es la obra cumbre de los primeros Riot y Thundersteel el disco por el que siempre han sido venerados en todos los mentideros del metal, Inishmore podría cerrar el triunvirato perfecto para conocer las distintas etapas de la banda de Mark Reale. Décima entrega de estudio y tercera con el vocalista Mike DiMeo al frente, tiene un nexo lírico en las leyendas celtas e irlandesas. La buenísima intro Black Water da paso a Angel Eyes, un himno impresionante que en directo funcionó a la perfección. La épica de Riot había alcanzado una nueva fase. Hard rock y heavy metal se daban la mano en un lanzamiento repleto de canciones inmortales como Liberty o Kings Are Falling. Ritmos demoledores, guitarras brillantes y una voz repleta de alma convergían en los grandísimos Riot de fin de siglo. Contaron en los coros con reputados cantantes como Tony Harnell (TNT) o Danny Vaughn (Tyketto). A ritmo de power metal estalla The Man mientras que en el hard rock descansa Watching The Signs. Sin un segundo de tregua Should I Run, otro clásico, demuestra la buena química compositiva que había nacido entre Reale y DiMeo. Cry For The Dying es otra prueba más de que Inishmore es una absoluta obra maestra y Turning The Hands Of Time la clara confirmación. El álbum culmina con otra joya, Gypsy, y con los aires celtas de la melódica Inishmore (Forsaken Heart) y la pieza instrumental Inishmore en la que Mark Reale ofrece una lección magistral. Un álbum imprescindible que no debería acabar nunca en el que no hay ni un segundo de relleno y en el que ni siquiera incluyeron una versión, como tanto acostumbraban. Inishmore demuestra una vez más que todas las etapas de Riot son al tiempo diferentes y esenciales.

Riot-Shine On

RIOT – Shine On (1998)
Mark Reale (guitarra) – Mike DiMeo (voz) – Mike Flyntz (guitarra) –
Bobby Jarzombek (batería) – Pete Perez (bajo) – Ligaya Perkins (corista)
Productor: Mark Reale & Paul Orofino

Con una portada con reminiscencias del Made In Japan de Deep Purple y nuevamente grabado en Japón, Shine On representa el directo ideal para conocer la etapa de Mike DiMeo. Si bien ya habían sacado trabajos en vivo con los tres vocalistas anteriores (Guy Speranza, Rhett Forrester y Tony Moore), en esta ocasión presentaban un concierto completo de 17 canciones. Los temas de la última etapa fueron protagonistas de entrada con el soberbio Angel Eyes, el potente Soldier y el flamante The Man. También de Inishmore incluyeron el envolvente Kings Are Falling. Resulta curioso escuchar a DiMeo interpretar los temas de Tony Moore, como en Bloodstreets, o de Guy Speranza, como en el clásico Swords And Tequila. Cry For The Dying, también del último álbum, daba paso a la trilogía irlandesa con Forsaken Heart, Inishmore y el tema popular Danny Boy. La esencia de los Riot de los noventa se puede comprobar en canciones melódicas y potentes como Liberty, Gypsy o Glory Calling. El directo se cierra con los que seguramente son los tres mayores clásicos de Riot: Thundersteel, Outlaw y Warrior. ¿Qué más se puede pedir? Otro gran documento de una de las etapas más importantes de la extensa carrera de Riot.

Riot-Sons Of Society

RIOT – Sons Of Society (1999)
Mark Reale (guitarra) – Mike DiMeo (voz) – Mike Flyntz (guitarra) –
Bobby Jarzombek (batería) – Pete Perez (bajo)
Productor: Mark Reale & Paul Orofino
Portada: Eric Philippe

Con la misma formación y equipo de grabación que en la obra maestra Inishmore, Riot aprovecharon el momento para entrar de nuevo al estudio y volver con otro gran disco. On The Wings Of Life, tras la intro de sitar Snake Charmer, incidía en la misma fórmula exitosa que en el álbum precedente. El tema título, Sons Of Society, estaba diseñado para corear en directo mientras que Twist Of Fate no sólo es la mejor canción del disco sino una de las grandes imprescindibles en la carrera de Riot. El potente hard rock de Bad Machine estalla en una intensa y emotiva; Cover Me, una clara demostración de que también podían hacer excelentes baladas, aunque no abundaran en su discografía. Y para contrastar; uno de los temas más rápidos del disco: Dragonfire. Hard & heavy con fuerza y gancho se aúnan en The Law y en la intensa Time To Bleed en la que destaca la sección rítmica de Pete Perez y del extraordinario batería Bobby Jarzombek. Somewhere y Promises cerraban otro buen capítulo de una década triunfal para la banda de Nueva York. Lástima que a partir de Sons Of Society la dinámica del  grupo comenzara a sufrir altibajos que iban a repercutir en la primera década del siglo. Sin embargo, la sociedad de Riot con DiMeo todavía daría más frutos.

Riot-Through The Storm

RIOT – Through The Storm (2002)
Mark Reale (guitarra) – Mike DiMeo (voz) – Mike Flyntz (guitarra) –
Bobby Rondinelli (batería) – Pete Perez (bajo)
Productor: Mark Reale & Paul Orofino

Riot inauguraban el nuevo milenio con un disco mucho más asentado en el hard rock clásico, dejando un tanto al margen el heavy power metal que sí había estado presente en los cuatro discos anteriores. La entrada del batería Bobby Rondinelli (ex Rainbow) en sustitución de Bobby Jarzombek quizás influyó en esta orientación. La meritoria canción inicial Turn The Tables da pistas de los nuevos cauces por los que fluyen las aguas de los americanos. En el hard melódico también se puede encuadrar la accesible Lost Inside This World y la rítmica Chains (Revolving). Las guitarras de Reale y Flyntz arropaban muy bien a un DiMeo mucho más melódico, como demuestra en el tema homónimo, Through The Storm, o en la intensa balada Let It Show. Recuperan la potencia en dos de los mejores cortes del álbum, Burn The Sun y To My Head. Essential Enemies da paso a la versión del mítico Only You Can Rock Me de Ufo, recuperando la inclusión de covers, una tendencia que habían interrumpido en los dos elepés anteriores. Y para terminar el disco dos temas instrumentales, el primero de Mark Reale (Isle Of Shadows) y el segundo de George Harrison (Here Comes The Sun) rindiendo tributo a una de las debilidades de Mark; The Beatles.

Riot-Army Of One

RIOT – Army Of One (2006)
Mark Reale (guitarra) – Mike DiMeo (voz) – Mike Flyntz (guitarra) –
Frank Gilchriest (batería) – Pete Perez (bajo)
Productores: Mark Reale & Bruno Ravel
Portada: Mike Pont

Con mucho retraso e incertidumbre sobre el devenir de la banda, Army Of One salió al mercado con Mike DiMeo a la voz, aunque por aquella época Mike Tirelli ya había asumido esa función en la banda. El tema título, Army Of One, devolvía el heavy metal al primer plano después del más suave Through The Storm. Sin embargo, el hard rock melódico retomaba el camino en Knocking At My Door y en Blinded, una de las últimas grandes perlas que dejó la añorada sociedad Reale/DiMeo. La aportación del batería Frank Gilchriest también fue evidente con grandes dosis de energía, como siempre ha hecho su colega Bobby Jarzombek. One More Alibi es el prototipo de canción potente y melódica que tan bien explotaron en la etapa DiMeo mientras It All Falls Down es otro temazo con mayúsculas. La vena más sensible resuena en Helpin’ Hand, todo lo contrario que en The Mystic, donde los ritmos power recuerdan a los discos de Riot de los noventa. El hard rock preciosista regresa con Still Alive, paso a previo a Alive In The City y Shine, donde rebajan el pistón de la intensidad. En el instrumental Stained Mirror Mark Reale adapta el tema de Romeo y Julieta del compositor italiano Nino Rota. Darker Side Of Light cierra Army Of One, sexto y último capítulo de estudio de Riot con Mike DiMeo a la voz, una etapa tan imprescindible como las de Guy Speranza, Rhett Forrester o Tony Moore, le pese a quien le pese.

Riot-Immortal Soul

RIOT – Immortal Soul (2011)
Mark Reale (guitarra) – Tony Moore (voz) – Mike Flyntz (guitarra) –
Bobby Jarzombek (batería) – Don Van Stavern (bajo)
Productor: Bruno Ravel & Riot

La esperada reunión de la formación que cimentó Thundersteel llegó a finales de la primera década del siglo XXI. Tras unos años de retraso por fin desembarcó en las tiendas a finales de 2011 el esperado disco de estudio: Immortal Soul. Las segundas partes nunca suelen ser buenas, aunque este tópico se hace añicos según suena Riot, un brutal trallazo en la línea Thundersteel que se convierte en la mejor carta de presentación del disco. Sitll Your Man es otra impresionante demostración de cómo la melodía encaja a la perfección en los ritmos power que tan bien empaca esta formación. El enigmático medio tiempo Crawling rebaja la tensión con un aire oriental y un solo que es puro Blackmore. Wings Are For Angels tiene nuevamente esa esencia Thundersteel con ritmos devastadores, riffs poderosos, un Tony Moore desgañitándose y una orgía de melodía y potencia. Giro radical para pasar a un sobresaliente medio tiempo, Fall Before Me, dedicado al padre de Tony Moore. Casando hard & heavy Sins Of The Father demuestra que este line up también va más allá del speed power metal. La intro instrumental Majestica da paso a Immortal Soul, una extraordinaria pieza de hard rock melódico. Lo mismo se podría aplicar para Insanity, redondeando un excelente álbum con muchos matices dispares. La recta final llega con Whiskey Man, un tema con ecos de los primerísimos Riot de la época Speranza y con Believe, otro corte potente con un gran estribillo. Echoes es desgraciadamente la última canción del que trágicamente será el último disco de Riot. Apenas un par de meses después del lanzamiento de Immortal Soul, la llama de Mark Reale se apagaría para siempre, y con ella la leyenda que él cimentó. Mark ya estaba bastante enfermo en las grabaciones de este disco, por eso buena parte del peso de las guitarras recayó en Mike Flyntz. Immortal Soul parecía ser un disco premonitorio, no sólo por el título sino porque compendiaba en un solo trabajo buena parte de los estilos que habían seguido Riot a lo largo de 35 años: hard rock, heavy metal, power speed, hard melódico… En definitiva la esencia de una banda inmortal absolutamente irrepetible.

Westworld-Westworld

WESTWORLD – Westworld (1998/1999)
Mark Reale (guitarra) – Tony Harnell (voz) – John O. Reilly (batería) – Bruno Ravel (bajo)
Productor: Paul Orofino, Tony Harnell & Mark Reale
Portada: John Cappadona

A finales de los noventa, Mark Reale atravesó por una de las etapas más prolíficas de su carrera. Para dar salida a todas esas ideas encontró un canal inmejorable en la banda Westworld, una agrupación de grandes músicos del área de Nueva York: el vocalista Tony Harnell (ex TNT), el bajista Bruno Ravel (Danger Danger) y el batería John O. Reilly (Rainbow…). Desde la primera canción, Illusions, ya se advertía que el camino musical que surcaba este grupo, paralelo a Riot, era el hard rock melódico. Todas las composiciones de este primer disco resultaron de una estrecha colaboración entre Harnell y Reale. Presentaban temas pegadizos y con gancho como I Belong, que chocaban con otros más intimistas como Pigeon Hole con un gran solo de Reale. La balada Heart Song sirve para lucimiento de Tony Harnell mientras Little Voices redunda tesituras melódicas, muy diferentes a las que ofrece Riot. Bring The Water To Me recupera la tensión hard rock, Love You Insane aparece como un medio tiempo y Shame es otra canción extremadamente melódica. En este disco colabora el violinista y teclista Mark Wood. La esencia de Westworld queda meridianamente clara en grandes piezas de hard melódico como Ivory Towers o la acústica Suicide, que cierra este trabajo. La química entre estos reputados músicos había sido tan fuerte, que decidieron que la banda tuviera más recorrido con nuevos discos y actuaciones en directo.

Westworld-Skin

WESTWORLD – Skin (2000)
Mark Reale (guitarra) – Tony Harnell (voz) – John O. Reilly (batería) –
Bruno Ravel (bajo) – Mark Wood (violín y teclados)
Productores: Paul Orofino, Mark Reale & Tony Harnell

Obra maestra del hard melódico en todos los sentidos y una de las mayores cimas del grupo. El segundo disco de Westworld se abría con no sólo una de las mejores canciones de la banda, sino también un tema monumental de toda la historia de Mark Reale: Skin, que precisamente daba título a este trabajo. Hard rock potente con la voz pasional de Tony Harnell y un estribillo excelente. Con melodías árabes, Ice Queen  es otro gran puntal de la colaboración de este all star neoyorquino. En un tono más relajado está el up tempo Uneasy y la impresionante canción semi-acústica Limbo. Mark Wood colaboraba en el disco con su violín eléctrico y los teclados. Black Shadow Symphony es otro de los mejores momentos del álbum, una gema de hard rock potente con esa firma tan característica de Reale. La esencia melódica y la gran voz de Harnell sobresalían en Tomorrow’s Yesterday y en Out There. El alma soul de Heart Is A Heavy Load contrasta con la potencia de Get A Life. El disco curiosamente se cierra con una canción de Alanis Morissette, Uninvited.

Westworld-Live in the flesh

WESTWORLD – Live… In The Flesh (2001)
Mark Reale (guitarra) – Tony Harnell (voz) – John O.Reilly (batería) – Bruno Ravel (bajo) – Josh Pincus (teclado) – Mark Wood (violín)
Productor: Paul Orofino

Tras dos discos de estudio y siguiendo la estela y la tradición de editar álbumes en directo, como había hecho Reale en Riot, Westworld dejaron constancia de su esencia sobre los escenarios. Grabado en Nueva York, Live…In The Flesh muestra una banda con un gran potencial como ya lo dejan claro en las primeras canciones: I Belong o la monumental Skin con un sobresaliente solo de Reale. Las coordenadas melódicas de Westworld emergen en Uneasy mientras el violín de Mark Wood aparece en Black Shadow Symphony. Harnell es el protagonista absoluto en la versión de Uninvited  de Alanis Morissette. Los Westworld más duros reaparecen en Get A Life en claro contraste con la melodía de Ivory Towers, nuevamente con un Reale sensacional, y de Shine. En este disco en directo recuperaron el tema Elastic, que había sido un bonus de la edición japonesa de Skin. En la extensa Bring The Water To Me Tony Harnell hace las presentaciones de la banda extendiéndose en Mark Reale: “mi amigo, mi compañero de composición. De niño me compré el ‘Fire Down Under’ de Riot y lo desgasté. Uno de los mejores discos de heavy metal de la historia. De la clásica banda de heavy americano de Brooklyn, Nueva York: Mark Reale”. Illusions da paso a una versión del clásico de TNT 10.000 Lovers In One. Y cómo no, tenía que haber un recuerdo a Riot. Swords & Tequila es el clásico elegido. El directo se cierra con un bonus, Ice Queen. Un gran documento para conocer lo bien que funcionaban Westworld sobre los escenarios.

Westworld-cyberdreams

WESTWORLD – Cyberdreams (2002)
Mark Reale (guitarra) – Tony Harnell (voz) – John O. Reilly (batería) –
Bruno Ravel (bajo) – Josh Pincus (teclados)
Productor: Westworld
Portada: Luke Yoo

Tercer y último capítulo de estudio de la banda que consiguió aunar a grandísimos músicos de hard & heavy con sede en Nueva York. El sentido musical de Bruno Ravel, la genialidad interpretativa y compositiva de Mark Reale, la gran voz de Tony Harnell y la buena sección rítmica capitaneada por John O. Reilly había dado grandes frutos. Cyberdreams se abría con el tema homónimo, un gran ejemplo de hard rock melódico con toques de producción acordes al nuevo milenio que entonces comenzaba. El embrujo de Westworld se refleja a la perfección en canciones como When I Come Home con unas guitarras soberbias a cargo de Mark. Melodías pegadizas y buen gusto en la composición destacan en How Good It Feels o en la excepcional A Million Miles. La in crescendo What If? es sin duda una de las mejores piezas de un disco en el que no hay rellenos. La balada Look To See contrasta con las rockeras Misery Loves Company y Righteous One. El cierre del disco llega con I Can’t Run y con una potente versión del Neon Knights de Black Sabbath. Un colofón de lujo para una banda que dejó muchas señas de calidad en el corto plazo de tiempo en el que estuvieron activos. Mark Reale pudo enfocar su creatividad en una dirección diferente a la que le demandaban los fans de Riot.

Mark Reale-Army of One 2

EN PALABRAS DE MARK REALE
(Declaraciones de Mark Reale recogidas en diferentes entrevistas realizadas por Pedro Alonso en distintos años)

Las diferentes etapas de Riot
El primer período significó nuestros comienzos con tres discos: Rock City, Narita y  Fire Down Under. Fue precisamente en este último en el que conseguimos desarrollar una identidad propia. Entonces Guy Speranza se marchó. La siguiente etapa fue con el cantante Rhett Forrester. Grabamos Restless Breed y Born In America. El estilo había cambiado mucho al de los inicios por la influencia de una voz muy diferente a la de Guy Speranza. Tras hacer una gran gira por Estados Unidos con Kiss y Vandenberg decidimos aparcar la banda. Me mudé a Texas durante tres años y conocí a músicos locales como Don Van Stavern y formamos una banda llamada Narita. Después hicimos una gira de reunión de Riot en la costa oeste que fue muy exitosa. Esto me llevó a revivir Riot porque descubrí que había muchos fans interesados. Volvimos a Nueva York y reformé la banda con Don Van Stavern al bajo, Bobby Jarzombek a la batería y descubrimos al cantante Tony Moore. Ahí empezó el tercer período de la banda. Grabamos Thundersteel con una visión musical mucho más técnica. También sacamos el disco The Privilege Of Power, que fue muy experimental… Tony Moore dejó la banda por problemas con el management y entonces cogimos a Mike DiMeo, empezando la última etapa con discos como Nightbreaker, The Brethren Of The Long House. A partir de entonces me di cuenta de que necesitábamos un cambio y por eso nos metimos con abogados para romper los contratos con los representantes. Inishmore fue el siguiente paso.

La razón por la que Riot fueron tan productivos a finales de los noventa.
Empecé muy joven en Riot e hicimos contratos con gente que quizás no estaba lo suficientemente cualificada para llevar la carrera de la banda. Perdimos muchas oportunidades en el pasado. La situación actual de la banda es como un nuevo comienzo, porque ahora nosotros controlamos nuestro futuro. Por eso hemos estado tan activos desde que editamos Inishmore.

La dificultad de tener una banda de heavy metal en Nueva York.
Siempre lo ha sido en cierto modo porque Nueva York es una ciudad de modas, un gran foco de tendencias. Y por supuesto, el hard rock y el heavy metal no entran en la categoría de modas. Incluso en los años setenta ya estaba el disco, que era muy popular. Sin embargo, siempre hay espacio para esta música. Riot hemos sido más populares en la zona oeste de Estados Unidos; Texas, California… Tienen un sentimiento más rock and roll por allí.

El festival de Wacken de 1998
Fue un gran concierto para nosotros. A veces suceden cosas mágicas que no puedes predecir. Ese festival de Wacken fue un momento mágico. Habíamos hecho una gira muy larga por Europa y la banda estaba muy unida. Nos llegó un sentimiento muy especial por parte de la audiencia. Incluso recibimos un montón de cumplidos de las bandas que tocaban allí. Fue un día memorable para nosotros.

Westworld
Conocí a Tony Harnell cuando estábamos trabajando en Inishmore. El ingeniero Paul Orofino me lo presentó y él hizo coros en el disco junto con Danny Vaughn de Tyketto. También utilizamos a Tony para el disco Sons Of Society. Hablamos de hacer un proyecto, y me encantó la idea porque siempre me había gustado su voz con TNT. Realizamos el primer disco de Westworld y obtuvimos muy buenas críticas de los medios.

Mark reale pedro alonso interview

Ritchie Blackmore
Admiro mucho sus composiciones. Me intentó quitar a Mike DiMeo hace unos años pero esa unión no cuajó porque decidieron juntarse la formación clásica de Deep Purple. Pero Mike estuvo muy cerca de Ritchie durante un tiempo, incluso llegaron a jugar a fútbol juntos en Long Island.

Influencias
Ritchie Blackmore, más en cuanto a la composición que por la forma de tocar. Como guitarrista, Michael Schenker en especial en la época de UFO. Thin Lizzy, Rainbow, Judas Priest…

Guy Speranza y material inédito
Guy Speranza y yo estuvimos en contacto en 1994 y planeamos realizar una reunión, pero él se echó atrás en el último minuto. Sin embargo, he encontrado las tres primeras demos que realicé con Guy Speranza antes incluso de editar Rock City. También tengo material inédito de mi etapa en Narita, la banda que hice en Texas antes de la época de Thundersteel.

La personalidad de Mark Reale
Soy una persona solitaria, no me gusta mucho salir por ahí ni ser demasiado sociable. La música siempre ha sido parte de mí desde que era muy joven. Un aspecto negativo de mi personalidad es la de esquivar las confrontaciones. Por eso hubo gente que se benefició de mí y de la banda. Esta fue una de las razones principales por las que Riot no explotó de la forma que merecía. Siempre he estado agradecido por poder tocar y dedicarme a la música, aunque nunca he puesto en valor mi capacidad como músico.

*Special thanks to those who contributed to this article; Bobby Rondinelli, Damon DiBari, Frank Gilchriest, John O. Reilly, Larry Hogan, Lou A. Kouvaris, Mike Flyntz, Mike Tirelli, Pete Perez, Sandy Slavin and to all the musicians who helped to enrich Riot outstanding career for more than 35 years. Thanks to Ieltxu Lauzirika for the Thundersteel video filmed in Bilbao and Iñigo Goiri for the pics in Bilbao. And especially to him: Mark Reale, whose legacy will shine on forever and beyond. Shine On!!!

Pedro Alonso- Mark Reale-Bilbao

Riot 2006 2

Mark Reale-Army of One 1

Mark Reale Bilbao 2006 1

Mark Reale Atarfe 2005 2

Síguenos y dale al "Like":
32

Más historias recomendadas