KROKUS – DIRTY DYNAMITE

krokus-dirty dynamite

KROKUS – DIRTY DYNAMITE
Sony/The End Records

PEDRO ALONSO
No hay mejor manera de empezar 2013 con buen pie que con un explosivo cóctel de rock and roll, bien agitado por unos de los grandes maestros en la materia. Con 38 años de experiencia y después de haber sido una de las pocas bandas europeas en comerse el territorio americano, los suizos Krokus no quieren dormirse en unos laureles bien ganados tras haber vendido más de catorce millones de discos. Dirty Dynamite es el título de su nuevo disco de estudio que saldrá al mercado a finales de febrero.

La banda liderada por el carismático vocalista Marc Storace ha reclutado nuevamente al guitarrista Mandy Meyer (Gotthard, Unisonic) configurando un trío a las seis cuerdas, al más puro estilo Iron Maiden. Se une a los legendarios Fernando Von Arb y Mark Kholer. Los suizos, dirigidos por el bajista y productor Chris Von Rohr, se han encerrado en los míticos estudios londinenses Abbey Road para fraguar un disco de clásico hard rock and roll. Querían imbuirse del espíritu de The Beatles y de todos los grandes artistas que cimentaron la leyenda de aquellos estudios y ciertamente lo han logrado en una docena de canciones directas, crudas y con mucho sentimiento.

Apoyados por las baterías de Kosta Zafiriou (Pin Cream 69), el disco se abre con una gran declaración de intenciones: Hallelujah Rock n Roll, que es un canto obvio a lo que su título evoca. Con Go Baby Go regresa el sonido más potente y fresco, ése que siempre les emparentó a AC/DC, aunque los suizos le añadan su propia receta. Sin duda uno de los mejores temas del disco. El rock and roll sazonado de blues emerge en Rattenaske Rumble mientras que en el tema título, Dirty Dynamite, bajan el pistón de la intensidad para dar protagonismo al feeling en un medio tiempo del que han filmado un gran videoclip.

Más rock and roll clásico en Let The Good Times Roll y sorpresa de las buenas con una peculiar versión del Help de The Beatles, para la que han contado con la colaboración del vocalista Tommy Heart (Fair Warning, Soul Doctor). La magia de los Abbey Road les llevó a tributar a una de sus grandes influencias, aunque personalizando el tema al 100%.

Directos a la cara, potentes y descarados. Así suenan los Krokus de 2013, como se puede evidenciar en temas como Better Than Sex o Dög Song. En Yellow Mary cambian de registro para acercarse a un rock más accesible con un estribillo pegadizo. El título de Bailout Blues habla por sí solo con un Storace sacando a relucir ese sentimiento por el que siempre ha sido reconocido. Live Ma Life baja la tensión para despedirse con la fuerza del hard rock en Hardrocking Man.

Gran noticia para 2013 que una banda de las de siempre como Krokus siga activa con chispa e ilusión, nuevo disco y buenas canciones. Y además con una formación clásica repleta de los músicos que fraguaron durante casi cuarenta años la leyenda de este grupo que nació en Suiza y que triunfó por todo el mundo.

Krokus-foto 1 Pedro

more recommended stories