Apocalyptica pone en pie al Kursaal de San Sebastián

apocalyptica-metal journal pic 7

APOCALYPTICA
Kursaal – Donostia – San Sebastián
8 de abril de 2018

Los seguidores del rock y el metal de Euskadi han tenido que engalanarse en este intenso fin de semana. Si el viernes el G3 encabezado por Joe Satriani actuó en el Palacio Euskalduna de Bilbao, ayer les llegó el turno a los finlandeses Apocalyptica para hacer lo propio en el Kursaal de San Sebastián. Los dos auditorios que son faros de la cultura en Euskadi en el siglo XXI han programado sendos espectáculos relacionados con el metal de forma consecutiva, un hecho inédito y que será difícil que vuelva a repetirse.

Apocalyptica están siendo unos de los grandes protagonistas de la primavera con una llamativa gira de teatros y auditorios en la que están recreando el material de Metallica que les puso en la órbita de la escena europea en la segunda mitad de los años noventa. Fue su debut, Plays Metallica By Four Cellos (1996), el que revolucionó la carrera de unos jóvenes violonchelistas finlandeses que se habían graduado en la prestigiosa academia Sibelius de Helsinki.

En verano de 2016 celebraron el vigésimo aniversario de su exitoso debut con una reedición remasterizada y ampliada con tres nuevas versiones de Metallica. Aquel lanzamiento les dio pie a rendir tributo una vez más a la banda que impulsó su carrera. En ese contexto se enmarca la actual gira por España que se está saldando con varios ‘sold out’ y una gran expectación. Tras su paso por Burgos, Santiago de Compostela y Gijón, ayer llegó el turno para San Sebastián. Hoy lunes actuarán en Madrid (Teatro Nuevo Alcalá, entradas agotadas) y mañana en Barcelona (martes 10 de abril, Teatro Tívoli).

Pasadas las seis y media de la tarde se abrieron las puertas del Kursaal, que comenzó a albergar a un público variopinto. Media hora después el auditorio tenía prácticamente ocupadas sus 1.800 butacas, lo que volvió a demostrar la impresionante capacidad de convocatoria que están teniendo los nórdicos en esta gira completamente dedicada a Metallica.

Eran alrededor de las siete y cuarto de la tarde cuando las luces se apagaron y los cuatro violonchelistas tomaron asiento para comenzar a interpretar Plays Metallica By Four Cellos de forma íntegra y en el mismo orden que en el disco. Arrancaron con Enter Sandman, Master Of Puppets y Harvester Of Sorrow envueltos en un escenario sobrio pero perfectamente ornamentado por un efectivo juego de luces.

Desde el principio destacó especialmente la técnica del fundador Eicca Toppinen y del solista Perttu Kivilaakso. La función más rítmica corría por cuenta de Paavo Lötjönen y de Anntero Manninen, quien fue miembro oficial de Apocalyptica en sus comienzos y que posteriormente se ha convertido en un apoyo en determinadas giras de la banda finlandesa.

Rebajaron la tensión con The Unforgiven para encender los ánimos acto seguido con Sad But True. Acompañados por las palmas del público sorprendieron con un impresionante solo ejecutado por Kivilaaskso. Entre tema y tema Eicca Toppinen recordó los comienzos del grupo cuando dieron sus primeros pasos sin demasiadas pretensiones. Más de dos décadas después, Toppinen realizó un pequeño resumen de unos logros que se han traducido en giras por todo el mundo y ocho discos, seis de los cuales exclusivamente con material original.

apocalyptica-metal journal pic 2

“En esta gira no llevamos cantante, así que sois vosotros los que tenéis que asumir ese papel”, destacó el líder de Apocalyptica. Con Creeping Death recuperaron su vena más intensa. La primera parte del show estaba planteada con una estructura más propia de la música clásica que del rock, unas versiones perfectamente adaptadas e interpretadas y unos músicos que apenas se levantaban, concentrados en los violonchelos.

Un silencio ensordecedor caracterizó los primeros compases de Wherever I May Roam, paso previo a un Welcome Home (Sanitarium) en la que Manninen asumió un papel protagonista, a pesar de que se mostrara mayestático y ajeno a todo tipo de emociones. En total fueron alrededor de tres cuartos de hora los que ocupó el primer acto de la actuación de Apocalyptica.

Tras 25 minutos de receso, los finlandeses volvieron a escena con indumentarias más heavies para acometer una segunda parte más acorde a lo que es un show de metal. Retrasaron los asientos de Toppinen y Kivilaaskso y desvelaron una impresionante batería retro-futurista, tras la que se sentó Mikko Sirén. Comenzaron suave con una emotiva Fade To Black antes de espolear los ánimos de los fans con For Whom The Bell Tolls. El empuje de la batería unido a la fuerza de los dos violonchelistas principales, que actuaban de pie y no dudaban en hacer molinos con sus largas melenas, fue el motor de una segunda parte más intensa y contagiosa.

Con Fight Fire With Fire completaron una triada dedicada al Ride The Lightning. Volvieron a bajar los focos con Until It Sleeps del Load, la única canción posterior al ‘Black Album’ que sonó anoche en San Sebastián. Perttu Kivilaakso lució galones no solo en su papel de solista, sino también en las presentaciones en las que aportaba un toque de humor. Hasta bajó a abrazar a un seguidor, porque “conoce las letras y los solos de guitarra de Metallica mejor que yo”, espetó el músico finlandés.

Orion fue otro de los grandes momentos de la noche. Eicca Toppinen reconoció que fue la primera canción de Metallica que escuchó y una de las primeras que adaptaron. Apocalyptica han decidido revivir Escape, un tema del Ride The Lightning que los californianos no tocan en directo, tal como explicó Toppinen, quien dijo que de esta canción se desprendían ideas que posteriormente Metallica incorporarían en Enter Sandman.

El propio Eicca desveló que el siguiente tema no lo tocaban en sus principios porque era muy difícil. Se trataba de Battery que al final se tornó en el momento álgido de la noche con una potencia desmedida, un impresionante juego de luz, los músicos desmadrados sobre el escenario y el violonchelo de Manninen iluminado. Consiguieron que todo el auditorio se pusiera en pie contagiado por la energía de los nórdicos, a quienes premiaron con una gran ovación.

La fiesta siguió con un Seek & Destroy que todo el auditorio recibió con júbilo. Hasta insertaron una parte del Thunderstruck de AC/DC. Había llegado el momento de los bises que comenzaron con una emotiva adaptación del Nothing Else Matters y culminaron con una peculiar versión del One que desembocó en la contundente traca final.

Los seguidores salieron satisfechos tras un gran show del que se pudieron sacar varias lecturas; el enorme acierto de trasladar esta gira a teatros y auditorios de primer nivel, el gran poder de convocatoria que se genera cuando se juntan las palabras Apocalyptica y Metallica, la gran puesta en escena de la banda finlandesa y la perfecta adaptación a tesituras clásicas que se pueden hacer de unas canciones concebidas en los albores del thrash metal.

APOCALYPTICA – SETLIST

Enter Sandman
Master Of Puppets
Harvester Of Sorrow
The Unforgiven
Sad But True
Creeping Death
Wherever I May Roam
Welcome Home (Sanitarium)

Fade To Black
For Whom The Bell Tolls
Fight Fire With Fire
Until It Sleeps
Orion
Escape
Battery
Seek & Destroy

Nothing Else Matters
One

apocalyptica-metal journal pic 4

apocalyptica-metal journal pic 5

apocalyptica-metal journal pic 6

apocalyptica-metal journal pic 8

apocalyptica-metal journal pic 3

apocalyptica-metal journal pic 1

apocalyptica-metal journal pic 9

 

 

21
fb-share-icon0
0