DISCOS ROCKNELLÀ (Cornellà de Llobregat, Barcelona)

jesus valverde pic 1

“Cornellà tiene un encanto especial, de aquí han salido
 bandas memorables y siempre ha sido muy rockera”

Hoy en día buscar una tienda de discos en una ciudad empieza a ser un trabajo de arqueología urbana. La popularización de las descargas de Internet a comienzos de siglo generó un cambio de tendencia en el consumo musical especialmente entre los más jóvenes, para quienes los formatos físicos dejaron de tener interés.

Pero con Internet también llegó otro enemigo para las tiendas de discos; los grandes gigantes de la red que se han hecho con buena parte de un negocio exiguo ofertando precios imbatibles. Ante la imposibilidad de competir, infinidad de comerciantes han tenido que bajar definitivamente la persiana en muchos casos después de toda una vida dedicados a la venta de música.

En este contexto es más llamativa si cabe la decisión de Jesús Valverde de abrir una tienda de discos en 2014 en Cornellà de Llobregat (Barcelona). El sábado (30 de abril) celebran su segundo aniversario con una convención especial. Para conocer más detalles de Discos Rocknellà METAL JOURNAL ha entrevistado a Jesús Valverde, quien es un reconocido seguidor de Kiss además de músico. Llegó a grabar un disco con Samarkanda.

 rocknella pic 2

El sábado (30 de abril) Discos Rocknellà celebrará su segundo aniversario. ¿Qué actividades tenéis planeadas?
Para ese día tenemos pensado algo diferente, algo que no sea lo habitual. La idea es hacer una quedada de bandas nacionales denominada ‘Barcelona Rock Connection’ y que los seguidores de dichas bandas puedan llevarse sus discos firmados, fotos, etc… Además, va a asistir prensa y promotores de conciertos para cambiar opiniones, cerrar entrevistas, conciertos, etc… Hay varios nombres de “peso” con los que contamos, pero de momento es una sorpresa hasta que lo confirmemos.

¿Cómo resumirías la trayectoria de la tienda y cuál es vuestra especialidad?
La historia de la tienda es un sueño que tenía desde hace muchos años que quería hacer realidad y así ha sido. Empezamos hace dos años y la verdad es que no sabíamos que iba a tener tanta repercusión. Muy poca gente sabe esto, en un principio la idea era montar la tienda en Sevilla, ya que por desgracia allí las tiendas de discos brillan por su ausencia y hay una gran comunidad rockera en el sur. Después de ver que si montar una tienda de discos en los tiempos que corren ya es difícil, tener que dejarlo todo para irnos al sur era más difícil todavía, por lo que decidimos abrirla en Cornellà.

Una de nuestras especialidades es tener un gran stock de bandas nacionales, no solo las archiconocidas sino todas aquellas que cada día lo tienen más difícil para distribuir sus trabajos. Además, somos una tienda de coleccionismo en vinilo, CD’s descatalogados y un merchandising poco frecuente.

Habéis apostado por abrir la tienda en Cornellà de Llobregat. ¿En algún momento habéis pensado mudaros a Barcelona capital?
La verdad es que no. Cornellà tiene un encanto especial, de aquí han salido bandas memorables y ha sido siempre muy rockera. Mucha gente nos comenta que en el centro nos iría mejor todavía, pero creo que se perdería toda la magia de ser la única tienda especializada en rock del Baix Llobregat.

¿Cómo se puede llegar desde Barcelona a Discos Rocknellá, sobre todo para los turistas o la gente que vaya a Barcelona para ver conciertos o festivales?
La manera más fácil es en metro. La parada es Gavarra en la línea 5 y está justo al lado de donde estamos nosotros. En coche se puede llegar por la salida 14 de la Ronda.

¿Cuál es vuestro horario?
De lunes a sábado de 10:00 a 14:00 y por la tarde de 17:00 a 20:30.

rocknella pic 4

¿Qué formatos de música son los que más os demandan?
Vendemos todo tipo de formatos. ¡Tenemos hasta clientes coleccionistas de casetes! Aparte de las novedades en CD, sin duda el vinilo es el formato más demandado. Aquí se pueden encontrar auténticas joyas.

¿El repunte de la venta de vinilos es tan notable como se vende desde ciertos medios?
¡Es algo alucinante! Llevo comprando vinilos toda mi vida incluso cuando se dejaron de fabricar. Ahora parece que es un formato totalmente “nuevo” para un gran sector del público. El resurgir que ha tenido este formato ha ido en aumento de forma progresiva.

¿Qué tipo de merchandise tenéis en la tienda?
De todo tipo, desde camisetas hasta cinturones, pasando por parches, llaveros, etc. Intentamos traer modelos poco frecuentes de bandas que no son muy conocidas. En el caso de los ‘grandes dinosaurios’ buscamos modelos diferentes. Hoy en día encuentras camisetas con el logo de Ramones o Guns N’ Roses en las tiendas de moda de los grandes almacenes, ja, ja.

¿Qué te parecen los precios desorbitados que adquieren los discos/CD’s descatalogados en Internet? ¿Disponéis de rarezas caras?
Este es un tema delicado. Yo siempre digo que el coleccionismo de vinilos o CD’s es como el de las joyas; hay plata, oro o diamantes. Hay discos que compré en su día por poco más de 1.000 pesetas y cuyo precio hoy en día es bastante alto. Hay mucha gente equivocada, no todos los vinilos de The Beatles o Elvis son caros, en cambio hay discos que en su día nadie les prestó atención y que valen una auténtica fortuna. Hay discos que realmente son caros al haber poca tirada, por ejemplo, los editados en los 90. Por ejemplo, los álbumes de Pearl Jam se están cotizando cada vez más al igual que los de grupos de heavy menos conocidos o underground. Y eso por no hablar de las bandas nacionales. Realmente creo que hay tiendas o vendedores que se aprovechan de esta gran demanda que hay ahora de vinilos. En nuestro caso intentamos tener nuestros artículos a un precio más bajo del precio de mercado que puedes ver en páginas de coleccionismo.

También disponemos de rarezas caras, aunque intentamos dentro de lo caro bajar un poco su precio. Me vienen a la cabeza algunos que disponemos en la tienda como el LP de Zeus. La banda catalana editó su primer y único LP hace más de 30 años y su precio en el mercado está alrededor de unos 500€ o incluso más. Nosotros ese disco lo tenemos en 300€.

¿Vendéis por correo? Si es así, explícanos la forma y cómo se puede tener acceso a vuestros productos.
Nuestra mayor herramienta son las redes sociales ya que la gente que está conectada puede ver día a día todas las entradas y novedades que vamos recibiendo. Los clientes se ponen en contacto con nosotros a través de dichas redes o en nuestro correo electrónico. Disponemos de una web, pero la tenemos a modo escaparate y principalmente es informativa. Tenemos pensado hacer una web de venta, pero con el coleccionismo es complicado ya que muchas veces solo tenemos una copia y durante el tiempo que la subimos a la página podemos venderla en la tienda, lo que sería una pérdida de tiempo.

La expansión de la banda ancha de Internet fue matando la música en formato físico de forma paulatina. ¿Qué sientes cuando ves la calle Tallers (Barcelona) de hoy en comparación con la de hace dos décadas?
Todos estamos de acuerdo en que Internet hizo mucho daño a la música con las descargas, pero personalmente me preocupan más los precios que ponen los grandes almacenes o las tiendas que se dedican solo a vender por Internet. A veces venden un CD con gastos de envío más barato de lo que nos cuesta a nosotros comprarlo sin IVA. ¿La fórmula? Supongo que comprarán grandes cantidades y por eso debe de quedarles un precio muy bajo. No veo otra explicación. Pero con eso es imposible competir.

Para mí Tallers ha sido una parte importante en mi vida. Desde jovencillo he visitado esa calle en busca de ese disco que faltaba en mi colección. Muchas tiendas han desaparecido, pero todavía siguen grandes profesionales llevando su barco a flote.

Háblanos un poco de tus gustos musicales; desde cuándo escuchas hard & heavy, tus bandas y estilos preferidos…
¡Uy! Hablar de esto me hace sentir viejo, ja, ja. Pues con unos 11 años empecé a escuchar a través de los amigos de mi barrio grupos clásicos como Scorpions, Iron Maiden, etc… Y aquello me atrapó. Mi hermano que es también un melómano de la música en general tenía en su colección discos de Whitesnake, Stryper, etc… y yo iba probando los vinilos y los casetes, y alucinaba.

Empecé con las bandas antes citadas, luego la escena thrash pegó muy fuerte en Barcelona con grupos como Legion o Fuck Off. Pero sin duda el estilo que me cautivó fue el hard rock americano, sleaze o hair bands. Aparte de unos temas súper pegadizos tenían una imagen genial. Ya no solo las bandas archiconocidas como Mötley Crüe o Poison, también descubrí un mundo de bandas con menos éxito, pero igual de buenas como Faster Pussycat o Bang Tango.

Recuerdo que me lo pasaba genial en mi cuarto todo lleno de pósters y con la carpeta del colegio forrada con fotos de mis bandas y artistas favoritos. En esa época no teníamos Internet y personalmente me lo pasaba mejor carteándome con gente con mis mismos gustos. Barcelona estaba llena de bares y pubs del estilo. Fue una época fascinante.

Poco a poco a medida que iba creciendo me iba metiendo cada vez más en este mundillo de locos que es el rock ‘n’ roll y fui ampliando mis gustos. Ya no solo escuchaba hard & heavy, también descubrí el rock sureño o grandes bandas como la Creedence Clearwater Revival. Me hacen gracia los comentarios tipo “cuando yo era heavy”… Siempre les contesto: “o lo eres o no lo has sido nunca”. Esto no es una moda, es una vida.

Eres un gran seguidor y coleccionista de Kiss. ¿Cómo es tu colección privada de Kiss?
Si una banda me cautivó desde el primer día esa fue Kiss. Cuando siendo un crío vi por televisión sus actuaciones y vídeos me dejaron asombrado. Como buen seguidor de los cómics de Marvel vi a cuatro súper héroes que encima tocaban, ja, ja. Durante muchos años mi colección fue bastante importante ya que no solo colecciono su música sino también todo tipo de merchandising; camisetas, juguetes, libros, cómics hasta cosas más surrealistas como preservativos o cepillos de dientes. ¡Una auténtica locura! Y digo fue porque los fans de Kiss éramos una minoría en nuestro país, pero después de la reunión fue como si mojaras a un Gremlin. Aparecieron por todas partes, ja, ja. A día de hoy es muy fácil hacerse con material de la banda ya que a través de las famosas páginas de subastas puedes comprar casi cualquier cosa. Esto antes era muy difícil ya que teníamos que esperar a la feria internacional del disco de Barcelona y Madrid, cartearnos con gente de otros países o a través de los clubes de fans para hacernos con material de coleccionista.

He estado en numerosos clubes de fans de todo el mundo y colaborando en revistas, fanzines, etc. A día de hoy prefiero ir por libre. Coleccionar material de la banda ha perdido algo de encanto, primero por la carrera que están llevando con dos miembros maquillados como los originales. Eso no me agrada demasiado. Por otro lado siempre consideré a Kiss como un grupo “mío” y de auténticos fans. El ver ahora que después de más de 40 años de carrera gusta a todo el mundo le ha quitado esa magia que desprendía.

Has conocido a los miembros de Kiss en varias ocasiones. Háblanos de esas experiencias.
He tenido varios encuentros con miembros de la banda. El primero fue en la Kiss Expo de Barcelona en 1998. Allí colaboré con el club de fans que había por aquel entonces en nuestro país; Kissteria. Como invitado vino Eric Singer, mi batería favorito, hasta ese día, ja, ja. Eric hacía un par de años que estaba fuera de la banda y como batería creo que hizo una labor fantástica en discos como Revenge, por no citar bandas en las que militó como Alice Cooper, Badlands, etc. El encuentro personalmente fue un poco desafortunado ya que me pareció un tipo muy estirado y con un ego muy subido. Quizás tuvo un mal día.

La siguiente experiencia fue inolvidable al conocer a Gene Simmons durante la entrega de una medalla que le concedía una entidad catalana. Primero firmó a los fans que hicimos cola y en todo momento se mostró muy cordial y amable. Más tarde un pequeño grupo de fans y miembros de la entidad que le concedió el galardón estuvimos cenando con él. Ahí se mostró muy divertido y atento con todos nosotros.

El último encuentro fue en el Meet & Greet que ofreció la banda en su último concierto en Madrid donde Gene volvió a sobresalir en simpatía sobre el resto de sus compañeros. Como dato curioso Gene posee fotos de todos mis tatuajes tanto de la banda como suyos y para mí eso es un honor. Gene es una persona muy diferente a la idea que tiene mucha gente.

También eres músico, ¿podrías detallarnos tu trayectoria?
Sí, aunque ahora mismo no estoy en ningún proyecto ni banda. Empecé muy joven a tocar la batería con bandas locales y poco a poco fui tocando con gente más profesional. Con la banda que llegué a hacer algo más serio fue con Samarkanda, ya que llegamos a grabar un CD con muy buena crítica por parte de la prensa. Durante muchos años estuve inactivo y volví con alguna banda local pero no era precisamente lo que buscaba. Tengo en mente retomar la actividad musical pero solo como hobby.

Datos de contacto – Discos Rocknellà

Discos Rocknellà
Carrer de l’Anoia Nº 3 Local 2, 08940 Cornellà De Llobregat (Barcelona)
Teléfono: 93 007 53 71
E-Mail: genebeth8(arroba)hotmail.com
Página de Facebook: www.facebook.com/DiscosRocknella

rocknella pic 3

rocknella pic 1

 

more recommended stories