El cirujano de Richie Faulkner: ‘Está vivo hoy porque las estrellas se alinearon’

Richie Faulkner, guitarrista de Judas Priest, ya ha recibido el alta del hospital y se encuentra recuperándose en su casa de Nashville. El músico británico ha vivido dos semanas de auténtica pesadilla tras sufrir una grave dolencia cardíaca mientas actuaba con Judas Priest en el festival Louther Than Life el pasado 26 de septiembre.

Su rápido traslado al cercano Rudd Heart and Lung Center del UofL Health en Louisville (Kentucky) fue crucial para que Faulkner salvara su vida. Allí se sometió a una operación de más de diez horas. El cirujano cardiotorácico que atendió al guitarrista, el doctor Siddharth Pahwa, ha declarado: “Mr Faulkner está vivo hoy porque las estrellas se alinearon. Tenía un extraordinario equipo de atención de emergencia. Estaba cerca de un centro cardíaco de clase mundial y fue rápido al reconocer que necesitaba ayuda”. El equipo quirúrgico liderado por Pahwa también incluye a los doctores Brian Ganzel y Mark Slaughter.

Richie Faulkner recientemente ha publicado una carta en la que detalla el grave problema de salud que podía haber acabado con su vida, así como los avatares que vivió el 26 de septiembre. El guitarrista de Judas Priest sufrió un aneurisma de la aorta y una disección aórtica completa. Faulkner se sometió a una operación de emergencia a corazón abierto de diez horas y media.

Su grave problema de salud se produjo mientras actuaba con Judas Priest en el festival Louder Than Life en Louisville (Kentucky, Estados Unidos). El hecho de que la banda tocó un set más corto debido a que Metallica actuaba después pudo ser un factor decisivo para que Faulkner llegara a tiempo al hospital.

RICHIE FAULKNER:

“Maníacos… Siempre he estado agradecido por las oportunidades que se me han presentado. Siempre me he considerado el hombre más afortunado del mundo. Poder tocar mi música favorita, con mi banda favorita y a mi gente favorita de todo el mundo.

Hoy poder escribir esto a todos vosotros es el mayor de todos los regalos… Mientras veo imágenes de Louder Than Life en Kentucky, puedo ver en mi cara la confusión y angustia que estaba sintiendo mientras tocaba ‘Painkiller’ mientras mi aorta se quebraba y comenzaba a derramar sangre en la cavidad de mi pecho. Estaba sufriendo lo que mi médico ha llamado un aneurisma de la aorta y una disección aórtica completa. Por lo que me ha dicho mi cirujano, la gente con esto generalmente no llega viva al hospital.

Me llevaron al cercano Rudd Heart & Lung Center y rápidamente comenzó lo que se iba a convertir en una operación de emergencia a corazón abierto de diez horas y media. Cinco partes de mi pecho fueron reemplazadas por componentes metálicos… Literalmente ahora estoy hecho de metal.

Podría haber acabado de forma muy diferente. Solo teníamos un set de una hora esa noche, ya que Metallica tocaban después de nosotros. Y ahora me viene a la mente el hecho de que si hubiera sido un set completo… ¿Habría tocado hasta un colapso total? Si no hubiera sucedido en una situación de una adrenalina tan alta, ¿hubiese podido mi cuerpo seguir lo suficiente como para llegar al hospital? El increíble Heart & Lung Center estaba a cuatro millas del lugar del concierto. Si hubiera estado más lejos…

Siempre nos podemos volver locos con estas cosas, pero todavía estoy vivo afortunadamente. Sean las que sean las circunstancias, cuando miro esas imágenes, sabiendo lo que sé ahora, veo a un hombre moribundo…

Me han sacado las lagrimas mis amigos, la familia, mi fantástica banda, el equipo y el management, y también vosotros chicos enviándome vídeos y mensajes de amor y apoyo durante la última semana. Os agradezco mucho y aunque tengo un largo camino de recuperación por delante, tan pronto como pueda levantarme y correr de nuevo, seréis los primeros en saberlo y volveremos a salir de nuevo a ofrecéroslo a todos vosotros…

Una última cosa maníacos, esto vino de forma totalmente inesperada para mí. No tenía una historia de un corazón enfermo, no tenía arterias obstruidas… Lo que quiero decir es que ni si siquiera tenía colesterol alto y esto podría haber sido el fin para mí. Si podéis realizaros chequeos, hacedlo por mí, por favor…

Mucho amor y os veo en el frente otra vez pronto”.

'); var MainContentW = 1000; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 80; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }