H.E.A.T, adrenalina nórdica

heat - metal journal 2017 pic 1

H.E.A.T
DEGREED
BLACK DIAMONDS
Sala Santana 27, Bilbao
7 de noviembre de 2017

Tenían ganas de salir a la carretera como se pudo comprobar anoche en la sala Santana 27 de Bilbao. Los suecos H.E.A.T han permanecido dos años confinados, un tiempo que han aprovechado para viajar hasta Tailandia y dar vida a su nuevo disco de estudio, Into The Great Unknown, olvidándose de toda actividad de directo. Por fin se ha acabado el trabajo a la sombra y, como animales enjaulados, los jóvenes músicos nórdicos han salido a por todas para recuperar su buena reputación sobre los escenarios. Los fans bilbaínos lo volvieron a corroborar ayer a pesar de que el vocalista Erik Grönwall no llegó en la mejor de las condiciones.

Los de Upplands Väsby volvían a la sala Santana 27 donde ya habían actuado en diciembre de 2014. En esta nueva ocasión su capacidad de convocatoria se ha resentido notablemente al caer su concierto en martes, sin duda uno de los días más complicados de la semana. Para completar la terna hard rockera H.E.A.T venían acompañados por los suizos Black Diamonds y por los también suecos Degreed.

BLACK DIAMONDS y DEGREED

Los primeros teloneros fueron los suizos Black Diamonds, un cuarteto devoto del hard rock y del sleaze con unas pintas más angelinas que la de la gran mayoría de rockeros que pululan hoy en día por el Sunset Strip. Dispusieron de 40 minutos que supieron aprovechar a base de canciones pegadizas y con marcha, coros bien empastados y buenas dosis de actitud. Derrocharon simpatía y reivindicaron sus raíces con Rock And Roll Music de Chuck Berry. Sin duda convencieron a buena parte de los fans más tempraneros que habían acudido a Bolueta.

Desde Estocolmo llegaban Degreed, una banda consolidada con cuatro discos a sus espaldas. El cuarteto comandado por el bajista y cantante Robin Ericsson facturó durante cuarenta minutos un hard rock con tintes modernos y muchas ramificaciones. Sorprendieron con la versión de Captured By The Moment de Steve Perry que incluyeron en su disco de debut.

Los suecos apostaron sobremanera por su reciente lanzamiento homónimo con temas como Animal, Tomorrow o WAR! donde sacaron a relucir su cara más heavy. Su perfil más melódico brilló con intensidad en Bilbao, como se pudo comprobar en el inicio de Shakedown basado en voz y piano. Para cerrar dejaron A Little Bit, un tema de su lanzamiento de debut que, tal como detalló Ericsson, anoche interpretaron por primera vez en esta gira. Los de Estocolmo tuvieron tiempo suficiente para dejar constancia de su clase.

heat - metal journal 2017 pic 2

H.E.A.T

Los suecos abrieron su concierto alternando temas de discos diferentes; Bastard Of Society, Mannequin Show y Straight For Your Heart. De entrada el propio vocalista Erik Grönwall confesó que estaba algo enfermo a consecuencia de un resfriado. Nadie lo hubiera adivinado porque desde el minuto uno se convirtió en una auténtica coctelera andante, absolutamente incapaz de quedarse quieto ni un segundo. Boxeaba al aire, se sacudía sin parar y se mostraba histriónico a más no poder. Sus movimientos no son ortodoxos, en ocasiones en más punky que hard rockero pero su entrega es absolutamente indiscutible.

Con Redefined mostraron la vertiente más arriesgada de su nuevo disco antes de adentrarse en el tema título; Into The Great Unknown. El guitarrista Dave Dalone, que ha vuelto a la banda después de tres años de ausencia, asumía la dirección musical respaldado por el teclado de Jona Tee y por la sección rítmica formada por el bajista Jimmy Jay y el batería Crash. Todo el peso de la actuación recaía en un Erik Grönwall cada vez más eléctrico.

En el single 1000 Miles el cantante saltó hasta el público y subió a un niño al escenario que dejó a todos los espectadores boquiabiertos. No solo se sabía la letra del tema, sino que la cantaba con desparpajo sujetando el micrófono con estilo. Grönwall asistía al espectáculo del chaval con admiración, pero todavía le quedaba una sorpresa. El niño llevaba una camiseta con una foto del anterior concierto de la banda en el que también se subió al escenario. Erik no se lo podía creer, acabó literalmente por el suelo.

H.E.A.T reivindicaron su vena rock and roll con Lucille antes de mostrar su lado más canalla con Beg Beg Beg en la que Erik salió disparado hacia el bar a pedir una “cerveza grande”. Y allí se encaramó sobre la barra para arengar a su fans al ritmo de Whole Lotta Rosie de AC/DC.

El solo de batería de Crash dio paso a uno de los platos fuertes de la noche; Breaking The Silence; hard rock melódico en estado puro. En We Rule el cantante pidió la colaboración de los fans. Era un tema lento de voz y piano, y fue una de las pocas veces en las que se pudo comprobar que Erik no estaba en plenitud de facultades. “Me alegro de que este concierto lo estemos haciendo entre todos, de eso se trata el rock and roll”, espetó el vocalista.

La banda se unió en Time On Our Side antes de echar el resto con In And Out Of Trouble. El fin de fiesta parecía que llegaba de forma prematura con uno de sus mayores clásicos; Living On The Run que Erik cantó entre el público dando saltos constantemente y agarrándose a sus fans en plena fiesta.

Llevaban poco más de una hora y cinco minutos cuando abandonaron el escenario ante unos seguidores que parecían entender que H.E.A.T recortaban su concierto por el estado de Grönwall. Pero estaban equivocados, los suecos volvieron para atacar los bises con A Shot At Redemption. “¿Qué canción queréis escuchar ahora?, preguntó el cantante. “Inferno”, espetó una chica de las primeras filas. Y con este tema cerraron un concierto de más de una hora y veinte minutos.

Los fans se quedaron mayoritariamente satisfechos tras asistir a un derroche de adrenalina por una banda que comanda sin descanso Erik Grönwall, un líder peculiar e irreductible, capaz de dar el máximo de sí a pesar de estar enfermo. El cantante sueco cerró su actuación con una retahíla de agradecimientos y prometió volver a Bilbao en mejores condiciones. Si cumple su palabra seguro que muchos de los fans que asistieron anoche a la Santan 27 volverán a una nueva cita con H.E.A.T.

H.E.A.T

heat - metal journal 2017 pic 4

heat - metal journal 2017 pic 3

heat - metal journal 2017 pic 6

heat - metal journal 2017 pic 5

heat - metal journal 2017 pic 7

DEGREED

degreed - metal journal 2017 pic 2

degreed - metal journal 2017 pic 3

degreed - metal journal 2017 pic 5

degreed - metal journal 2017 pic 1

degreed - metal journal 2017 pic 4

degreed - metal journal 2017 pic 6

BLACK DIAMONDS

black diamond - metal journal 2017 pic 1

black diamond - metal journal 2017 pic 2

black diamond - metal journal 2017 pic 6

black diamond - metal journal 2017 pic 3

black diamond - metal journal 2017 pic 4

black diamond - metal journal 2017 pic 5

 

 

21
fb-share-icon0
0