Iron Maiden en Rock Fest Barcelona

iron maiden - metal journal barcelona 16 pic 20

Desde las primeras horas de la mañana se podía atisbar que la afluencia de espectadores era considerablemente mayor que la de la jornada anterior. Las camisetas con el emblemático logo de Iron Maiden florecían de forma constante en los terrenos yermos de Parc De Can Zam y la expectación crecía a medida que los grupos iban sucediéndose en la segunda jornada de Rock Fest Barcelona.

En la actuación de Barón Rojo todo el mundo ya había tomado posiciones configurando un mar humano que se extendía hasta el fondo del recinto. Era evidente que un porcentaje más que considerable de los espectadores habían acudido a Santa Coloma De Gramenet con dos palabras en mente: Iron Maiden.

Tras el paso de los británicos por Resurrection Fest, Madrid y Sevilla se habían suscitado opiniones de diversa índole y por fin llegaba el turno para que Barcelona fuera testigo del desembarco de la gira mundial ‘The Book Of Souls’, que arrancó en Fort Lauderdale (Florida) el pasado mes de febrero.

El guión de los conciertos de Iron Maiden es inalterable. Por eso los miles de espectadores anticiparon la emoción en cuanto escucharon el Doctor Doctor de UFO con el que los ingleses ponen a rodar la maquinaria. Tras el tema grabado las pantallas del festival emitieron el vídeo de algo más de un minuto que han preparado para la gira y comenzaron a sonar las notas iniciales de If Eternity Should Fail, el primero de los seis temas de The Book Of Souls que tocarían en Barcelona.

Bruce Dickinson empezó a cantar desde la pasarela elevada hasta que una explosión con su consiguiente estallido de luz desató las hostilidades por parte de los seis componentes de la banda. Bruce no escatimó ni sus habituales saltos ni su derroche de energía. Steve Harris, por su parte, se aferraba al bajo al filo del escenario ofreciendo esas poses tan conocidas para los amantes del heavy metal. Los tres guitarristas se mostraron fieles a su forma de desenvolverse en directo. Janick Gers, en la parte derecha para los fans, totalmente por libre y corriendo como un poseso, Dave Murray, transmitiendo su habitual simpatía y ejercitando algunas posturas complicadas, y Adrian Smith más en un segundo plano y concentrado en la interpretación. Tras los parches se adivinaba la colosal figura de Nicko McBrain.

Speed Of Light fue el segundo tema en sonar en Barcelona, paso previo al primer clásico de la doncella; Children Of The Damned, recibido con una gran ovación. Es más que evidente que Iron Maiden apuesta por su nuevo disco y así lo demostró al enlazar Tears Of A Clown con la extensa The Red And The Black consiguiendo reacciones encontradas. Muchos fans han acogido The Book Of Souls con los brazos abiertos y otros o no lo han escuchado o no lo han recibido con tanto entusiasmo.

En lo que todos coincidieron fue en corear The Trooper y en ensalzar otro de los grandes hitos de la banda británica; Powerslave. Había dudas por conocer el estado de la voz de un Bruce Dickinson que el año pasado tuvo que afrontar un cáncer de lengua del que salió afortunadamente victorioso. Esas dudas se disiparon al comprobar que el cantante mantiene claramente el nivel previo a la enfermedad.

Death Or Glory y The Book Of Souls completaron el repaso a su nuevo disco, que en total se cifró en seis temas y más de 45 minutos de concierto. En The Book Of Souls Bruce luchó con un Eddie al que acabó arrancándole el corazón. Para muchos una de las mejores fases del concierto llegó con la sucesión de Hallowed Be Thy Name, Fear Of The Dark y Iron Maiden con la enorme cabeza de Eddie presidiendo el escenario. El espectáculo fue, como es habitual en el grupo, otro de los puntos fuertes del show cuajado en una gran iluminación y atrezzo.

Había llegado el momento de los bises que inauguraron The Number Of The Beast en la que contaron con un enorme diablo que divisaba a la audiencia con sus brazos cruzados. Bruce realizó un alegato contra las fronteras, la política y la religión en la presentación de Blood Brothers, otro de los momentos más emotivos del concierto. Con Wasted Years completaron su set dejando un gran sabor de boca en buena parte de la afición.

Evidentemente hubo un sector del público decepcionado especialmente por un setlist que se basó en buena medida en su última obra, The Book Of Souls. Pero es verdad que Iron Maiden ya ha realizado numerosas giras dedicadas en exclusiva a la nostalgia. En esta ocasión han apostado por un tour de presente y su decisión es más que respetable.

Como informó el propio Bruce Dickinson desde el escenario había un total de 20.000 fans en Can Zam, una cifra impresionante teniendo en cuenta los otros tres conciertos que habían dado en España esa misma semana. Iron Maiden evidenció por enésima vez que no están dispuestos a abandonar un pedestal ganado durante décadas en la cima del heavy metal.

Texto y fotos: Pedro Alonso

iron maiden - metal journal barcelona 16 pic 11

IRON MAIDEN SETLIST

Doctor Doctor (UFO)

If Eternity Should Fail
Speed Of Light
Children Of The Damned
Tears Of A Clown
The Red And The Black
The Trooper
Powerslave
Death Or Glory
The Book Of Souls
Hallowed Be Thy Name
Fear Of The Dark
Iron Maiden

The Number Of The Beast
Blood Brothers
Wasted Years

iron maiden - metal journal barcelona 16 pic 14

iron maiden - metal journal barcelona 16 pic 7

iron maiden - metal journal barcelona 16 pic 26

iron maiden - metal journal barcelona 16 pic 25

iron maiden - metal journal barcelona 16 pic 21

iron maiden - metal journal barcelona 16 pic 28

iron maiden - metal journal barcelona 16 pic 12

iron maiden - metal journal barcelona 16 pic 5

 

21
fb-share-icon0
0