Ñu… Y Molina cumplió su palabra en Bilbao

ñu - bilbao - metal journal 2024 pic 9

ÑU
Stage Live, Bilbao
17 de mayo de 2024

Nunca es tarde si la dicha es buena… José Carlos Molina cumplió ayer su palabra en Bilbao 24 años después. Fue una promesa que hizo una madrugada del mes de junio del año 2000 en un emblemático local de la calle heavy por antonomasia de la capital vizcaína: Iturribide. Lo hizo ante un pequeño grupo de seguidores de Ñu. “Volveré a Bilbao y daré un buen concierto”, aseguró el músico madrileño entonces.

Aquella promesa llegó apenas unas horas después de una más que controvertida actuación de Ñu en la sala Bilborock en la que Molina llegó a estampar su flauta travesera contra la pared de la iglesia reconvertida en sala de conciertos partiéndola en dos pedazos. Y no fue un episodio aislado, puesto que en 1998 Ñu salieron muy tarde a escena en la extinta sala Palladium de Bilbao y en 1999 también interrumpieron su concierto en Bilborock por un enfrentamiento de Molina con unos espectadores de la primera fila. Tres actuaciones en años consecutivos con un nexo polémico en Bilbao.

Ayer, prácticamente un cuarto de siglo después, Molina tuvo la oportunidad de resarcirse y cumplir su promesa y no la desaprovechó. Ñu descargaron en la sala Stage Live ante una audiencia entregada, aunque menos nutrida de lo que merecía la ocasión. Una actuación presentada con un cartel que lucía la portada de su último disco, Yo Estoy Vivo, publicado el año pasado.

Y fue precisamente la última obra de Ñu la protagonista en las primeras estribaciones de un concierto en el que no contaron con teloneros. Temas como Cabalgando Entre Los Muertos o La Sirena Del Lago se entremezclaron con clásicos como Manicomio en el inicio del show. Ya de entrada se pudo observar una propuesta compacta por parte de una formación muy asentada que arropa a la perfección a Molina, un músico cuya genialidad nunca ha obtenido un reconocimiento proporcional.

Las diferentes aristas que perfilan el ideario musical de Ñu conforman un viaje por territorios dispares, como el rock, el heavy, el folk, el progresivo… todo ello bañado en una gran musicalidad coronada por un Molina que demostró mantener toda la clase de su voz, además de su peculiar sonido con la flauta. Más Duro Que Nunca reivindicó su cara más potente y Molina hasta incluyó un guiño a Land Of 1000 Dances.

ñu - bilbao - metal journal 2024 pic 2

Y ese curioso juego de palabras que se tradujo en el disco La Danza De Las Mil Tierras (1994) tomó el testigo con Animales Sueltos y el tema título, entrelazados por una instrumental. Molina se mostró cercano y amable con el público, al que llegó a elogiar, y hasta hizo algunas bromas relacionadas con el fútbol y la mejor posición en La Liga del Atlético de Madrid con respecto al ‘Bilbao’. Molina lo llamó del mismo modo que Simeone. A veces parece misión imposible que se le denomine con su nombre oficial; Athletic Club. Y hasta se acordó del Indautxu, una sociedad deportiva que también atesora éxitos pretéritos.

Molina se pertrechó con la acústica en Tocaba Correr coreada por buena parte del público. La banda volvió a erigirse en protagonista con otra instrumental. Entre los músicos destaca el veterano guitarrista Manolo Arias, cuyo extenso currículo le ha llevado a tocar en bandas como Bella Bestia, Niágara, Muro… Una de las claves del éxito de los directos de Ñu radica en la elección de sus violinistas, como sucede con Sara Ember (Last Days Of Eden), que aporta un gran sonido y puesta en escena. La sección rítmica la comparten el batería Óscar Pérez y el bajista César Sánchez. Completa la formación el teclista Juan Miguel Rodríguez.

La segunda parte de la actuación ya fue toda una fiesta con una sucesión de los grandes éxitos de Ñu y la audiencia coreando y disfrutando al unísono. Enlazaron La Bailarina con No Hay Ningún Loco y La Granja Del Loco. Sin duda himnos del rock y el heavy español que perduran con plena vigencia. Otro de los momentos álgidos llegó con El Tren y El Flautista en una recta final en la que los minutos literalmente volaban.

Cuando ya parecía que el concierto había concluido volvieron a la carga con otro de sus grandes temas; Sé Quién, cerrando por todo lo alto un gran show en la capital vizcaína. Y allí estuvieron algunos de los seguidores a los que Molina les hizo aquella promesa en el año 2000. Ñu finalmente volvieron a Bilbao y ofrecieron un buen concierto.

ñu - bilbao - metal journal 2024 pic 1

ñu - bilbao - metal journal 2024 pic 6

ñu - bilbao - metal journal 2024 pic 10

ñu - bilbao - metal journal 2024 pic 5

ñu - bilbao - metal journal 2024 pic 3

ñu - bilbao - metal journal 2024 pic 11

ñu - bilbao - metal journal 2024 pic 12

ñu - bilbao - metal journal 2024 pic 4

zlive-banner-120x600
'); var MainContentW = 1000; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 5; var RightAdjust = 5; var TopAdjust = 80; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }