ORDEN OGAN – RAVENHEAD

orden ogan-ravenhead

ORDEN OGAN
Ravenhead
AFM
Fecha de salida: 16 de enero de 2015

Los germanos Orden Ogan medraron en el power metal cuando el estilo languidecía tras años de promisión y excesos. Aunque ellos no son neófitos, no consiguieron debutar hasta 2008. Ya habían dado sus primeros pasos en los noventa, pero no pudieron saltar al tren de la fama al que sí se engancharon grupos con menos empaque que los de Arnsberg.

Ravenhead es su cuarto disco y un claro ejemplo de la línea ascendente que mantiene Orden Ogan, una apuesta para quienes añoran los ecos pasados de grandes bandas del género como Running Wild o Blind Guardian. De hecho, la portada es obra de Andreas Marschall, el artista que generó el impacto visual de muchos grupos de la escuela clásica del power metal.

Tras una intro ampulosa y con aspiraciones de banda sonora, titulada curiosamente Orden Ogan, estalla Ravenhead con unas guitarras que recuerdan a la banda de Rolf Kasparek en su etapa de los noventa. Todo un trallazo de power metal muy melódico y con unos coros potentes en el estribillo. Los seguidores de Orden Ogan saben que la falta de fuerza de la voz de Seeb Levermann la suplen con la grandilocuencia de esos coros que son marca de la casa. La melodía, el tratamiento de las guitarras y la composición generan una canción que engancha desde la primera escucha.

Los fans del power metal recobrarán la fe en el estilo con “F.E.V.E.R.”, un deja vu con el que recordarán grandes pasajes de otras bandas míticas, pero todo ello sazonado con un toque muy particular de Orden Ogan. Coros épicos y megalomanía metálica por doquier en este tema del que han hecho un videoclip.

Bajan el pistón de la intensidad, pero no de la calidad, en The Lake, un medio tiempo con un estribillo muy pegadizo. Musicalmente y en consonancia con todo el disco ofrecen un crisol de melodías. Con reminiscencias de Blind Guardian llega Evil Lies In Every Man, otro corte de power metal con riffs certeros y coros rotundos. En esta misma línea y con una entrada muy heavy, Here At The End Of The World cuenta con la colaboración de Chris Boltendahl, vocalista de Grave Digger. En especial el estribillo recoge muchas influencias del ‘guardián ciego’.

A Reason To Give es un corte suave con secciones de cuerdas, todo un remanso de paz previo a la reapertura de las hostilidades con Deaf Among The Blind, otro tema de potente power con unos coros grandilocuentes a más no poder. Joacim Cans, de Hammerfall, pone su voz al servicio de Sorrow Is Your Tale, un medio tiempo más suave en el que las guitarras de nuevo recuerdan a Running Wild.

Tras la instrumental In Grief And Chains, los alemanes cierran con la épica y suave Too Soon, una despedida para lo que se presenta como uno de los discos que marcará el power metal en 2015. Los teutones percuten con su particular visión musical en la que evidentemente se cuelan muchos elementos de los grupos que les han influenciado. En otros tiempos el estilo estuvo saturado, ahora en cambio se agradece el empeño de las bandas como Orden Ogan por mantenerlo vivo.

orden ogan-band

fb-share-icon0
0

more recommended stories