Scorpions festeja a lo grande el Año Jubilar Lebaniego de Cantabria

scorpions - metal journal torrelavega 2017 pic 1

SCORPIONS
AVALANCH
ARANEA ADVENTUS
Campos del Malecón, Torrelavega (Cantabria)
12 de julio de 2017

Alrededor de 8.200 espectadores se dieron cita anoche en Campos del Malecón de Torrelavega para presenciar la descarga de unos Scorpions que, desde que se quitaron de encima el sambenito de la retirada, han remontado nuevamente gracias a unos directos prácticamente imbatibles. Cantabria está celebrando el Año Jubilar Lebaniego y con los de Hannover lo han hecho por todo lo alto.

Apenas un año después de sus conciertos en Bilbao, Córdoba y Madrid, Scorpions regresan nuevamente a España para descargar en dos ciudades muy poco habituales en el circuito de las giras internacionales; Torrelavega y Mérida. En esta ocasión han titulado la gira como ‘Crazy World Tour’, aunque no deja de ser una extensión más de la presentación de su último disco de estudio; Return To Forever (2015).

La primera banda en subir al escenario de Torrelavega fue Aranea Adventus, un grupo local de Cantabria que, tal como evidenció ayer por la tarde, apuesta por el heavy clásico cantado en castellano y con ínfulas épicas. El cantante asumía una de las guitarras y contaron con una corista y varios invitados para interpretar el ampuloso tema final.

Tras años de olvido, el guitarrista asturiano Alberto Rionda decidió revivir Avalanch hace unos meses con el reclamo de una sección rítmica internacional y con la presencia del guitarrista Jorge Salán. Denominó a esta nueva formación como ‘All Star Band’ y lanzó una campaña de micromecenazgo para regrabar el disco El Ángel Caído, lo que finalmente lograron. Desde entonces ya ha habido un nuevo cambio en la formación con la entrada del teclista gallego Manuel Ramil, conocido por su etapa en Warcry.

Tras la intro Santa Bárbara, Avalanch salió al escenario del Malecón con la clara idea de revivir el espíritu de El Ángel Caído con temas como el homónimo, Xana, Corazón Negro, Delirios De Grandeza  o Antojo De Un Dios. Tuvieron al sonido como uno de sus máximos enemigos, ya que en ocasiones se saturaba en exceso. Aunque lógicamente están faltos de rodaje, ya se vio que esta formación puede dar mucho de sí.

La sección rítmica internacional formada por el explosivo Mike Terrana (Rage, Tarja…) y el bajista Magnus Rosén (ex Hammerfall) aporta una nueva dimensión al sonido de Avalanch aunque la mayor diferencia parte de la voz de un Israel Ramos cuyo estilo difiere totalmente del de Víctor García. Dejaron buenos detalles en un concierto que completaron con otros temas que no pertenecen a El Ángel Caído, como Papel Roto, Alas De Cristal y Lucero.

scorpions - metal journal torrelavega 2017 pic 2

SCORPIONS

Con dos pantallas laterales y otra enorme en la parte trasera, los alemanes salieron al escenario del Malecón al ritmo de Going Out With A Bang, perteneciente a su último disco de estudio. Una gigantesca bandera española presidió la escena mientras descargaban Make It Real, todo un clásico del Animal Magnetism. Desde las primeras estribaciones del concierto se pudo comprobar que buena parte del montaje era muy similar al que lucieron el año pasado.

El trío de ases que soporta la historia de la banda alemana; el cantante Klaus Meine y los guitarristas Rudolf Schenker y Matthias Jabs, rápidamente tomaron las riendas del show. Schenker desplegó un poderío físico impresionante, más propio de un treintañero que de un veterano que el mes que viene cumplirá 69 años. Su catálogo de poses es digno de estudio para todos los aspirantes a intérpretes de rock. El secreto de Klaus Meine sigue radicando en una voz que desafía el paso del tiempo y que mantiene el color y la textura que le auparon hace décadas como uno de los mejores cantantes de hard rock y heavy metal. Y en una de las esquinas del escenario se fragua buena parte del sonido de Scorpions destilado por la clase del guitarrista Matthias Jabs.

Bad Boys Running Wild, una de las imprescindibles, sonó a las primeras de cambio con la consiguiente ovación de los fans. Volvieron a Animal Magnetism con una intensa The Zoo. Además de una contundencia desmedida, el batería Mikkey Dee (ex Motörhead, King Diamond…) aporta una estilo vistoso y espectacular desde su atalaya particular en forma de tarima elevada. James Kottak también sumó mucho al legado de los germanos, pero sus adicciones habían amenazada seriamente el devenir de la banda. Con Mikkey Dee a bordo los de Hannover han vuelto a recuperar la sonrisa y, gracias a su potencia, el sonido de la banda alcanza una nueva dimensión. Completa la formación el bajista Pawel Maciwoda, quien a pesar de llevar catorce años en el grupo sigue asumiendo un papel secundario.

En la instrumental Coast To Coast primero fue Rudolf Schenker quien se echó hacia delante, seguido poco después por un Matthias muy inspirado. Klaus avanzó que iban a virar la mirada a los años setenta con temas desde 1973 hasta 1975. Enlazaron cuatro canciones en un medley; Top Of The Bill, Steamrock Fever, Speedy’s Coming y Catch Your Train. Las pantallas se llenaron de colores psicodélicos que evocaban claramente el estilo de la época.

Es verdad que se ha convertido en una costumbre en los conciertos grandes, pero el espacio Premium, que llenan seguidores que pagan más por sus entradas, genera situaciones curiosas. Anoche buena parte de los espectadores de la zona más cercana al escenario se mantuvieron bastante estáticos especialmente en las canciones más rápidas. Parece claramente una situación contraproducente para las bandas que necesitan sentir el aliento de las primeras filas. Continuaron con We Built This House, que se ha convertido en todo un clásico a pesar de pertenecer también al último disco, Return To Forever. Fue otro de los temas más coreados en la capital del Besaya.

Con Delicate Dance llegó el momento de lucimiento de un Matthias Jabs artífice y garante de buena parte del sonido de Scorpions. Como viene siendo habitual, tiene el gran detalle de contar con su técnico de guitarra, Ingo Powitzer, como músico de apoyo durante este tema instrumental haciendo pareja con el bajista Pawel Maciwoda.

Relajaron la tensión con un set acústico calcado al que se pudo ver el año pasado en Bilbao. Encadenaron Always Somewhere con la nueva Eye Of The Storm y pusieron el broche con Send Me An Angel. Acto seguido rubricaron esta fase más melódica con Wind Of Change, interpretando de forma consecutiva dos temas del Crazy World, el disco de 1990 que da nombre a esta gira. Meine no dudó en cantar una parte en castellano ante el júbilo de la afición.

Volvieron a subir decibelios con Rock ‘n’ Roll Band, otro tema del último disco, antes de sorprender hasta a muchos de sus fans con una vertiginosa y extraordinaria Can´t Get Enough. Meine rindió un homenaje a Lemmy Kilmister y aseguró que sabían que Motörhead era una banda grande en España. Lógicamente cuentan con uno de sus miembros más veteranos; el batería Mikkey Dee, quien estuvo junto a Lemmy la friolera de 23 años.

Y fue el propio Dee el que aporreó su batería de forma salvaje en la introducción de la versión del Overkill de Motörhead que interpretaron. La entrada de bajo fue un tanto decepcionante en comparación con el grosor que metía Lemmy en ese comienzo del tema. Dejaron  que los focos se centrasen en Mikkey Dee mientras este comenzó a realizar un imaginativo solo al tiempo que su plataforma de batería inició un despegue hasta situarse a varios metros de altura. Todo un derroche de fuerza y de técnica que elevan a Mikkey Dee como uno de los puntales de Scorpions a pesar de que lleve poco más de un año como batería de la banda. En pleno solo la pantalla trasera se llenó con muchas de las portadas de los discos que han jalonado su discografía.

Unas sirenas y el sonido de un cristal haciéndose añicos fue el inicio de Blackout, otro de los temas más heavies de los germanos. En plena efervescencia del show las pantallas comenzaron a emitir imágenes nocturnas de una gran ciudad al tiempo que elevaron la fiesta al ritmo de Big City Nights.

Salieron del escenario para volver con un Coming Home que comenzó de forma lenta para después propulsarse con fuerza. La balada Still Loving You, sin duda el momento más esperado de la noche, ocupó un lugar de privilegio en los bises antes de que completaran el concierto al ritmo de Rock You Like A Hurricane. Las variaciones en el repertorio con respecto al del año pasado fueron pocas, aunque es verdad que se echaron mucho de menos temas como el imprescindible No One Like You o Dynamite.

Los alemanes no escatimaron tiempo a la hora de despedirse de unos fans que habían salido muy satisfechos tras la gran actuación de unos Scorpions que, si nada se tuerce, tienen cuerda para rato.

SCORPIONS SETLIST

Going Out With A Bang
Make It Real
Bad Boys Running Wild
The Zoo
Coast To Coast
Top Of The Bill / Steamrock Fever / Speedy’s Coming / Catch Your Train
We Built This House
Delicate Dance
Always Somewhere / Eye Of The Storm / Send Me An Angel
Wind Of Change
Rock ‘n’ Roll Band
Can’t Get Enough
Overkill (Motörhead)
Solo de batería
Blackout
Big City Nights

Coming Home
Still Loving You
Rock You Like A Hurricane

SCORPIONS

scorpions - metal journal torrelavega 2017 pic 4

scorpions - metal journal torrelavega 2017 pic 5

scorpions - metal journal torrelavega 2017 pic 6

scorpions - metal journal torrelavega 2017 pic 8

scorpions - metal journal torrelavega 2017 pic 8

scorpions - metal journal torrelavega 2017 pic 7

AVALANCH

avalanch - metal journal torrelavega 2017 pic 2

avalanch - metal journal torrelavega 2017 pic 5

avalanch - metal journal torrelavega 2017 pic 3

avalanch - metal journal torrelavega 2017 pic 4

avalanch - metal journal torrelavega 2017 pic 1

avalanch - metal journal torrelavega 2017 pic 6

ARANEA ADVENTUS

aranea adventus - metal journal torrelavega 2017 pic 1

21
fb-share-icon0
0