W.A.S.P., Sala Santana 27, Bilbao

wasp-metal journal 2015 pic 1

W.A.S.P.
Sala Santana 27, Bilbao
24 de octubre de 2015

W.A.S.P. sigue siendo un reclamo evidente que incentiva la nostalgia de los seguidores del heavy metal de los ochenta. La banda encabezada por el vocalista y guitarrista Blackie Lawless sembró en sus comienzos una gran cantidad de clásicos que perduran en la memoria colectiva de buena parte de los aficionados del género. Pero W.A.S.P. no solo se conjuga en pasado, disponen de un presente coronado por su flamante último lanzamiento; Golgotha, sin duda uno de los mejores discos de heavy de 2015.

No todo es de color de rosa en el entorno de W.A.S.P. Durante las giras sus conciertos pueden ser de cal o de arena dependiendo de los ánimos o de diversas vicisitudes, tal como se ha comprobado en las numerosas visitas precedentes a Euskadi. Muchos fans recuerdan un concierto en la sala Jam de Bergara en el que apenas tocaron una hora ante el enfado lógico de los espectadores. En cambio, sus apariciones en los festivales, como sucedió en Rock Fest Barcelona el pasado verano, suelen ser exitosas al ceñirse a un tiempo restringido y al plagar de clásicos sus set lists.

Con todos estos antecedentes la incertidumbre se cernía sobre la gira de presentación de Golgotha, pero el peso del nombre de W.A.S.P. y la gran calidad del disco desequilibraron la balanza a su favor. Un millar de seguidores se congregaron en la sala Santana 27 de Bilbao en la noche de sábado para presenciar a las huestes de Blackie Lawless, que actuaban sin teloneros.

Apenas unos minutos después de lo previsto, una intro anticipaba la eclosión que se produjo cuando los americanos salieron al escenario para enlazar On Your Knees e Inside The Electric Circus a un ritmo vertiginoso. Blackie gobernaba desde el centro, bien pertrechado por sus dos escuderos; Mike Duda (bajo) y Doug Blair (guitarra). La sorpresa estaba en la batería con la presencia del reputado Randy Black (Annihilator, Primal Fear…). Tras la marcha de Mike Dupke, después de una década marcando el ritmo del grupo, los californianos reclutaron a Patrick Johansson como sustituto temporal, hasta que Randy Black se ha hecho, de momento, con las baquetas de W.A.S.P.

El inicio del concierto fue demoledor y sin descanso con The Real Me, la versión de The Who que aparecía en The Headless Children, y con L.O.V.E. Machine, una de las canciones más esperadas por los fans. Tras la traca inicial, Blackie presentó el nuevo disco, Golgotha, y avanzó los tres temas del mismo que iban a interpretar en Bilbao. El primero de ellos fue Last Runaway. La escena estaba perfectamente ornamentada con unas pantallas grandes que emitían imágenes en consonancia con los temas que tocaban.

Con Crazy se acordaron de su anterior trabajo, Babylon, que ya comenzó la buena senda por la que ha transcurrido Golgotha. A partir de ese momento la banda se retiró a los camerinos mientras sonaba la grabación de The Titanic Overture acompañada por diversas proyecciones. Fue el primero de los descansos que se tomaron los angelinos, que salieron con fuerzas para recrear Arena Of Pleasure, del que seguramente es el disco preferido de Blackie; The Crimson Idol.

Tal como había presentado el cantante, y como ponía en las pantallas, Miss You fue precisamente el primer tema que compuso para The Crimson Idol, pero se quedó en el limbo hasta que ahora lo acaban de recuperar para Golgotha. Se trata de una extensa balada de más de ocho minutos, que funcionó muy bien en Bilbao y que destacó por el elaborado solo de Doug Blair.

Tras la instrumental grabada Thunderhead, recuperaron la intensidad encadenando Hellion y I Don’t Need No Doctor, en las que Blackie contó con la colaboración de los coros de Mike Duda y Doug Blair. El buen sonido de la banda se rubricó por la potencia de la pegada de Randy Black, un activo muy importante en esta gira. El tema título de Golgotha volvió a incidir en la calidad del nuevo disco y les sirvió a los angelinos para cerrar la primera parte del show.

Evidentemente Blackie fue el blanco de todas las miradas. Cantó bien y sorprendió por una mayor cercanía con sus fans que lo habitual. Incluso faltaron esas miradas amenazantes con las que suele desafiar al filo de los escenarios. Parecía cómodo en Bilbao y eso se tradujo en un concierto de notable alto.

Tardaron más de lo habitual en salir con los bises. El primero fue Chainsaw Charlie (Murders In The New Morgue), muy coreado por la afición. Otra vez volvieron a los camerinos para hacerse de rogar y salir finalmente con el broche de su actuación: Wild Child y I Wanna Be Somebody como punto álgido de la fiesta.

En total una hora y veintitrés minutos de los que habría que descontar los tres parones que realizaron. Aunque para otras bandas sería muy poco tiempo, muchos fans eran conscientes de que no podían esperar un concierto más largo de W.A.S.P.. Blackie y los suyos salieron victoriosos ante una sala en la que bullía un ambiente netamente heavy que se trasladó al bar de la entrada, donde comenzó una fiesta con DJ y muchos clásicos del hard & heavy.

W.A.S.P. SET LIST
On Your Knees
Inside The Electric Circus
The Real Me
L.O.V.E. Machine
Last Runaway
Crazy
The Titanic Overture
Arena Of Pleasure
Miss You
Thunderhead
Hellion/I Don’t Need No Doctor
Golgotha

Chainsaw Charlie (Murders In The New Morgue)

Wild Child
I Wanna Be Somebody

wasp-metal journal 2015 pic 7

wasp-metal journal 2015 pic 9

wasp-metal journal 2015 pic 2

wasp-metal journal 2015 pic 3

wasp-metal journal 2015 pic 4

wasp-metal journal 2015 pic 6

'); var MainContentW = 1000; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 80; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }