Barcelona Rock Fest hace un pormenorizado balance de su última edición y ya mira a 2023

kiss - barcelona rock fest 2022 metal journal pic 7

Barcelona Rock Fest ha realizado un pormenorizado balance de su última edición, detallando incluso los aspectos que más quejas han suscitado entre los asistentes. Asimismo, confirman que ya están pensando en 2023, lo que garantiza la continuidad del festival catalán.

Como guinda han publicado un vídeo resumen de la edición de 2022.

BARCELONA ROCK FEST:

GRACIAS

“Han pasado tres semanas desde que Barcelona Rock Fest acabó. Como siempre, después de tres días tan intensos, todos pasamos un momento de depresión post-festival mientras asumimos lo que acabamos de ver y vivir y, sobre todo, que todo se ha acabado (por el momento). Así que ahora llega el momento de dar las gracias a todos los asistentes al festival, por su comportamiento ejemplar, por la comprensión hacia los múltiples desafíos logísticos y profesionales que conllevó el evento y, sobre todo, por su incondicional apoyo a un evento que todos hemos hecho nuestro y que no es un festival más.

Barcelona Rock Fest se ha enfrentado a muchas cosas en esta edición. Los evidentes estragos de la pandemia lo han marcado todo. A veces nos olvidamos de lo que ha pasado en el mundo durante los últimos dos años, pero las bajas repentinas de Saxon, Insomnium, Rock Goddess y otros grupos vinieron a recordarnos que no hay que bajar la guardia.

Grandes grupos como Kiss o Alice Cooper viajan en burbujas incluso a día de hoy, minimizando el contacto estrecho con gente externa a su círculo. Por eso, cuando Kiss se hacen fotos con los fans en los meet & greet, no chocan manos o interactúan físicamente. Por eso, en el backstage de Alice Cooper nadie tiene permitida la entrada sin una mascarilla (“seas quien seas”, como decía un cartel). Pero el riesgo cero no existe y como demostraron las bajas de última hora, lo único que queda es tener plan B y muchas ganas de trabajar por y para vosotros.

También creemos que os tenemos que explicar algunas cosas para ser transparentes y ofreceros toda la información.

El festival tuvo césped, aunque no fue el que nos habría gustado. Los ingentes problemas logísticos hicieron que contenedores solicitados a China en diciembre de 2021 no pudiesen llegar a tiempo (de hecho, no nos ofrecían siquiera fecha de entrega…podrían haber llegado en septiembre). Así pues, tuvimos que ingeniar una solución y encontramos la manera. Conseguimos cinco tráilers llenos de césped para evitar que la tierra de la superficie del parque fuese un problema o hubiese nubes de polvo cuando todo el mundo salta.

La zona de personas con movilidad reducida tuvo que reubicarse, a nuestro pesar, a partir del segundo día, atendiendo a las indicaciones del equipo de seguridad del festival. La reubicación más cerca de las puertas de emergencia era necesaria dada la cantidad de público esperada el viernes 1 y el sábado 2 de Julio. Se hizo siempre pensando en la seguridad de aquellos más vulnerables.

El primer día hubo retraso en la apertura de puertas, principalmente por motivos de inspecciones técnicas y de seguridad que garantizan que se pueda acceder al recinto así como la finalización de los últimos toques necesarios para poner todo en marcha. Algunas barras estaban cerradas en ese momento porque no preveíamos la afluencia y acogida que hubo en las primeras horas, algo a lo que reaccionamos con la rapidez que fue posible. Como siempre, el primer día de cualquier festival es el más complicado de todos y siempre se pueden mejorar muchas cosas.

El sonido del primer día generó algunas quejas – especialmente debido a los graves. Dado que el equipo de sonido es el mismo para todos los grupos y que unos sonaron mejor que otros, en ocasiones todo depende de la mano de los técnicos de cada grupo y de cómo se puedan adaptar al recinto y su equipo. Pero tomamos nota de todo lo que nos decís.

Algunos decían que no se iba a hacer y que no habría festival pero Barcelona Rock Fest fue una realidad.

Más de 60.000 personas acudieron al festival de 64 países distintos. Más de 100.000 litros de cerveza servidos. 12 tráilers de Kiss llenos hasta los bordes. Más de 30 toneladas de equipo de la banda colgando del techo del escenario. 4 tráilers de Judas Priest con todo su equipo. 2 camiones para Megadeth. Otros 2 para Alice Cooper. 2 macroescenarios de más de 120 metros de largo en total. Alice Cooper visitando la Sagrada Familia. Kiss haciendo uno de los mejores conciertos que jamás hemos visto de ellos en España y haciendo explotar más de cien kilos de pólvora. Más de treinta conductores al servicio de las bandas, los equipos y la organización. Decenas de módulos de producción. Más de 150 policías y efectivos de emergencias velando por el buen desarrollo del festival desde el centro de control del mismo. Más de 4000 menús servidos en el catering del festival. Un equipo de más de 400 personas entre organización, barras, seguridad y producción trabajando para hacer realidad el evento. Más de 200 músicos. Más de 300 personas de crew de los músicos trabajando para hacer realidad sus shows. Más de 200 habitaciones de hotel reservadas.

Una absoluta pasada. Y lo vivimos todos juntos y lo recordaremos para siempre.

Ahora a por 2023”.