Deep Purple y Alice Cooper, duelo de pioneros en la noche de Barcelona

deep purple - rock fest 2017 pic 1

Las dos bandas que más público congregaron ayer en la segunda jornada de Rock Fest Barcelona fueron dos auténticas leyendas. Pioneros del hard rock más clásico en el caso de Deep Purple y del shock rock en el de Alice Cooper, ambos nombres son claves en la historia de la música desde hace cerca de cinco décadas.

Deep Purple se benefició del anochecer para ofrecer un concierto que gustó a los incondicionales pero que desconcertó a buena parte de la audiencia, abrumada por la infinidad de solos y pasajes instrumentales. Comenzaron y terminaron bien, pero se adentraron en un profundo valle compuesto mayoritariamente por temas nuevos que dejaron prácticamente congeladas a las miles de personas que asistían expectantes. Musicalmente fueron impecables dando un protagonismo absoluto a Don Airey, el teclista que tiene la dificil misión de sustituir a Jon Lord. La sección rítmica formada por Glover y Paice demostró por qué es una de las más reconocibles del rock y Gillan salvó su cometido en los temas más asequibles. Es consciente de que hace mucho que no debe arriesgar en exceso. Completó la formación un Steve Morse capaz de brillar sin buscar los focos.

Alice Cooper, en cambio, bordó un show impresionante dividido en dos partes. La primera fue la de un concierto convencional con un Alice Cooper muy histriónico y una banda compuesta por tres guitarristas. En la segunda parte emergió el clásico show teatral en el que no faltó el número de la guillotina, Frankenstein, la muñeca, la camisa de fuerza… Y la guinda fue la presencia de un invitado muy especial para interpretar el bis. Ni más ni menos que Joe Perry de Aerosmith se unió a la banda de Alice Cooper para tocar School’s Out.

Pero Deep Purple y Alice Cooper no fueron las únicas leyendas que pisaron ayer las tablas del Rock Fest. Blue Öyster Cult realizó una gran actuación con numerosos pasajes instrumentales y el protagonismo de Eric Bloom y ‘Buck Dharma’. Los británicos Saxon, por su parte, desplegaron tanto el águila como su inacabable catálogo de clásicos para poner Can Zam patas arriba, todo ello apoyado por una puesta en escena espectacular.

Ayer hubo espacio para que las bandas extremas, como Carcass y Emperor, apostaran por shows muy serios en cuanto a ejecución y planteamiento escénico se refiere. Sodom también triunfaron con un thrash aguerrido y con un recuerdo al icónico Lemmy Kilmister a quien le dedicaron la versión del Iron Fist de Motörhead. Y en el escenario de la carpa atronaron los canadienses Exciter.

Fue una pena ver a Dirkschneider reivindicar los temas de Accept en pleno mediodía y con un calor de espanto, aunque el carisma del vocalista alemán pudo con todos los incovenientes. Ñu también supieron tirar de clásicos para salir airosos en su reencuentro con Barcelona. Los suizos Gotthard pusieron la vena melódica al tiempo que homenajearon a Steve Lee, su clásico vocalista fallecido en la Ruta 66.

Última jornada de Rock Fest Barcelona

Rock Fest Barcelona 2017 llega hoy a su fin con una jornada histórica especialmente dedicada a los amantes del hard rock. Aerosmith saldrán a escena a las 23:00 horas inmersos en plena gira ‘Aero-Vederci Baby!’ con la que buscan enfilar el camino de la retirada, aunque a día de hoy no se vislumbre como algo definitivo.

Dentro de un extraordinario cartel para los seguidores del hard rock destaca el plantel compuesto por Europe, Thunder, Airbourne, The Black Star Riders (los herederos de Thin Lizzy), Alter Bridge

Además de hard rock también habrá cabida para el metal europeo con Rage y Hammerfall, el thrash con Sepultura y Crisix… Completan el cartel Killcode, God Save The Queen, Jotnar, Saratoga, In Extremo, Bömbers

alice cooper - rock fest 2017 pic 1

rock fest horarios - domingo

 

21
fb-share-icon0
0

more recommended stories