Iced Earth en Rock Fest Barcelona 2018

iced earth rock fest 18 - metal journal pic 2

Difícil misión tenía la banda de Florida para enganchar a una audiencia a primera hora de la tarde y con un sol que castigaba Can Zam de forma inmisericorde. Liderados por un Jon Schaffer que portaba un pañuelo en la cabeza y cuya imagen recordaba ligeramente a la de Rolf Kasparek de Running Wild, los americanos lo tuvieron muy claro desde el principio.

Llegaban hasta Rock Fest Barcelona para aprovechar una hora en la que tenían que sembrar la semilla de su último disco, Incorruptible (2017), y al tiempo regarla con algunos de los clásicos más reconocibles de su trayectoria.

Con unas guitarras rítmicas demoledoras y una contundente sección rítmica, la base sonaba muy gruesa y era perfecta para el lucimiento de un Stu Block que se dejó literalmente la piel erigiéndose como uno de los grandes vocalistas de heavy metal de la escena actual. El canadiense no especuló ni un segundo en una gran actuación.

Alternaron temas nuevos como Great Heathen Army, Seven Headed Whore o Raven Wing con clásicos como Burning Times  o Vengeance Is Mine. En la parte final destacó la fuerza de The Hunter y la emotividad de Watching Over Me. Stu explicó que este tema lo había escrito Jon Schaffer para un amigo que murió en un accidente de moto. Asimismo, no dudó en dedicárselo a Vinnie Paul, el batería de Pantera y Hellyeah, recientemente fallecido. Aunque la actuación de Block fue soberbia en esta canción en concreto se echaron de menos los matices de Matt Barlow.

Iced Earth habían realizado una gran lectura de cómo afrontar un festival sin olvidarse de su material más reciente. Jon Schaffer y sus huestes abandonaron satisfechos el escenario de Can Zam sabedores de que habían cumplido su misión.

iced earth rock fest 18 - metal journal pic 4

iced earth rock fest 18 - metal journal pic 1

iced earth rock fest 18 - metal journal pic 5

iced earth rock fest 18 - metal journal pic 3

21
fb-share-icon0
0