Inglorious, guiados por el faro de la voz de Nathan James

inglorious - metal journal 2019 pic 1

INGLORIOUS
OUTGRAVITY
Sala Stage Live, Bilbao
10 de noviembre de 2019

La banda inglesa de hard rock Inglorious visitó ayer de nuevo Euskadi, tras haber ejercido de teloneros de The Winery Dogs en febrero de 2016 en el Kafe Antzokia, además de una actuación propia en la sala Santana 27 en diciembre de 2017 y sendas apariciones en el festival Azkena Rock en 2017 y en este 2019. Ayer llegaron a la sala Stage Live de Bilbao dentro de la gira de presentación de su último disco, Ride To Nowhere.

Fue un día un tanto extraño para un concierto. Marcado claramente tanto por la jornada electoral como por un tiempo desapacible, lluvioso y prácticamente invernal que no invitaba precisamente a desplazarse. Todo esto mermó claramente el poder de convocatoria de unos Inglorious que sin duda merecían bastante más.

Buena parte de los asistentes desconocían la inclusión de una banda telonera. Por eso sorprendió la presencia de los vitorianos Outgravity. Una joven banda con vocalista femenina que dispuso de alrededor de media hora para demostrar su particular visión musical, fraguada a base de una personal mezcla de estilos y bien guiada por la voz de la cantante.

Alternaron guitarras oscuras, postularon muchos cambios de ritmos y tensiones, y fueron capaces de demostrar su potencial a pesar de estar constreñidos en un espacio muy limitado del escenario. Algunos de los músicos prácticamente no se podían ni mover. En su ideario musical mezclan el hard rock, stoner, post rock, metal alternativo… A pesar de su juventud ya tienen la experiencia de haber tocado en un gran festival como el Azkena Rock.

outgravity - metal journal 2019 pic 1

Inglorious

A finales del año pasado se produjo toda una revolución en las filas de Inglorious. El vocalista Nathan James y el batería Phil Beaver se quedaron solos cuando ya tenían grabado y listo para salir su tercer lanzamiento, Ride To Nowhere. Lejos de arredrarse, decidieron emprender la búsqueda de una formación sólida que pudiera respaldar en directo el material de sus tres discos.

Incorporaron al guitarrista Dan Stevens, al bajista brasileño Vinnie Colla y completaron la formación con el joven guitarrista Danny Dela Cruz. Habían vuelto a reforzar los pilares de una casa que parecía destinada a la ruina tras la marcha de golpe de tres de sus componentes.

Los británicos salieron a escena antes de las nueve y media de la noche al ritmo del tema nuevo Where Are You Now?, al que enlazaron Breakaway y Time To Go.  De buenas a primeras el batería Phil Beaver dejó su puesto para asir una guitarra acústica y solo junto con Nathan James interpretar la emotiva balada Glory Days. Fue sin duda el primer punto de inflexión, que consiguió elevar sobremanera los ánimos de la audiencia. La extraordinaria voz de Nathan brillaba ejerciendo desde ese momento de faro de toda la actuación.

Volvieron a su versión más eléctrica con un Warning en el que el vocalista se mostró totalmente desatado ante la buena reacción de sus fans. Nathan evidenció sus claras influencias de David Coverdale en Liar, paso previo a High Flying Gypsy. El cantante señaló al joven guitarrista solista Danny Dela Cruz, de tan solo 20 años, que derrochó poses clásicas irguiendo el mástil de su guitarra como algunos iconos como Jimmy Page o Slash. Sorprendió por una buena puesta en escena y por una actitud decidida más propia de un veterano. Estaba bien respaldado por el segundo guitarrista, Dan Stevens, que también asumió algunos solos.

En Girl Got A Gun sobresalieron los coros, antes de un nuevo punto de inflexión con Unaware, la primera letra que escribió Nathan James para Inglorious. El cantante avanzó que iban a apostar por algo diferente con la versión de Uninvited de Alanis Morissette. Nathan James comenzó en solitario para ir intensificando su interpretación hasta desembocar en el apoyo eléctrico de su banda que coronó Dela Cruz con un solo.

Las diferentes tensiones de la banda y el potente hard rock de raíces clásicas emergió tanto en el tema título de su último disco, Ride To Nowhere, como en el intenso blues de Holy Water en el que James volvió a brillar con la luz de una sobresaliente voz.

Los fans corearon la movida Read All About It, paso previo a otro tema intenso, I Don’t Know You con alma blues y un Nathan James que no se puso límites. Había llegado el momento de los bises que arrancaron con I Don’t Need Your Loving y una pura esencia Whitesnake, a la que enlazaron uno de sus mayores emblemas: Until I Die, que define claramente el ideario musical de la banda para completar una actuación de una hora y veinte minutos.

Nathan James llevó a buen puerto el concierto de Inglorious gracias a una voz con una amplia gama de colores. No es de extrañar las buenas palabras que le había dedicado Ronnie Romero, vocalista de Ritchie Blackmore’s Rainbow, quien le visitó en su concierto de Madrid. “¡Este chico! Cuando le ves cantando en directo empiezas a pensar si tú también te puedes considerar cantante”, comentó el propio Romero.

inglorious - metal journal 2019 pic 2

inglorious - metal journal 2019 pic 9

inglorious - metal journal 2019 pic 6

inglorious - metal journal 2019 pic 4

inglorious - metal journal 2019 pic 5

inglorious - metal journal 2019 pic 7

inglorious - metal journal 2019 pic 11

inglorious - metal journal 2019 pic 8

inglorious - metal journal 2019 pic 8

inglorious - metal journal 2019 pic 3

OUTGRAVITY

outgravity - metal journal 2019 pic 2

outgravity - metal journal 2019 pic 2

outgravity - metal journal 2019 pic 3

 

21
fb-share-icon0
0

more recommended stories