Kiss, Judas Priest, Megadeth, Doro, Obús, Angelus Apatrida, Diamond Head… en Barcelona Rock Fest 2022

728x300_Z23_BANNER ROBAPAG_METAL JOURNAL_b

kiss - barcelona rock fest 2022 metal journal pic 1

BARCELONA ROCK FEST 2022

Tercera jornada
Sábado 2 de julio de 2022
Parc de Can Zam, Santa Coloma de Gramenet (Barcelona)
Texto y fotos: Pedro Alonso

diamond head - barcelona rock fest 2022 metal journal pic 5

DIAMOND HEAD

La clásica banda británica, abanderados de la NWOBHM, vivió toda una odisea para llegar a Barcelona, lo que les impidió actuar en la segunda jornada, tal como tenían planeado. Cuando quedaba muy poco tiempo para arrancar el tercer día del festival, los organizadores anunciaron in extremis que Diamond Head iban a tocar en uno de los escenarios principales en apenas 50 minutos. Esto motivó que algunos fans de los ingleses o llegaran tarde o literalmente se perdieran su actuación.

A pleno sol, la banda británica comenzó con el clásico The Prince y con dos temas más recientes: The Messenger de The Coffin Train (2019) y Bones de Diamond Head (2016). El guitarrista Brian Tatler, único componente original, guiaba el sonido reconocible de una banda que es una de las grandes influencias de grupos como Metallica o Megadeth.

Encabezados por el vocalista danés, Rasmus Bom Andersen, recrearon su época de gloria con Lightning To The Nations y la melódica In The Heat Of The Night, antes de mirar nuevamente en clave presente con Belly Of The Beast, el tema de apertura de The Coffin Train. Y ya en la recta final la trilogía más famosa de Diamond Head, en buena medida por las versiones que realizó Metallica: It’s Electric, Helpless y Am I Evil. Un gran final para una actuación accidentada, pero que pudieron disfrutar los afortunados allí presentes.

Barcelona Rock Fest 2022 – Galería de fotos (Tercera jornada)

bues pills - barcelona rock fest 2022 metal journal pic 1

BLUES PILLS

Aquella joven banda que despuntó con fuerza con la edición de su disco homónimo en 2014, ahora ya dispone de una década de trayectoria y tres álbumes de estudio en su haber. Blues Pills supieron sobreponerse a la marcha del guitarrista Dorian Sorriaux a finales de 2018 y además lo hicieron de forma poco traumática, puesto que Zack Anderson cambió las cuatro cuerdas por las seis e incorporaron al bajista Kristoffer Schander.

Blues Pills salieron a uno de los escenarios principales de Barcelona Rock Fest con el firme propósito de presentar su último lanzamiento de estudio; Holy Moly! (2020). Y se pusieron manos a la obra encadenando temas como Proud Woman, Low Road, Dust, Dreaming My Life Away y Kiss My Past Goodbye.

El blues rock, el hard rock y sus innumerables influencias setenteras brillaron a primera hora de la tarde en Can Zam, en un show de Blues Pills perfectamente dirigido por Elin Larsson, quien ha demostrado una progresión enorme en cuanto a su actitud en escena se refiere. Su gran voz ya estaba acreditada desde hace mucho, pero enfrentarse a la audiencia de un festival no es tarea fácil y Elin lo hizo a la perfección. No paraba ni un segundo, buscaba la complicidad con los fans y realizaba headbanging, al igual que el batería.

También miraron a su debut (Blues Pills, 2014) con Astralplane, High Class Woman y Little Sun y no se olvidaron de Lady In Gold (2016) con la canción homónima. Ya en la recta final Elin bajó al público en Bye Bye Birdy y se despidieron con Devil Man gustando mucho a sus fans y seguro que ganando nuevos adeptos a su causa.

Barcelona Rock Fest 2022 – Galería de fotos (Tercera jornada)

phil campbell and the bastard sons - barcelona rock fest 2022 metal journal pic 1

PHIL CAMPBELL AND THE BASTARD SONS

Phil Campbell está aprovechando este verano para realizar un tributo a Motörhead con la banda que comparte con sus hijos. Después de muchos rumores sobre la posibilidad de revivir en cierto modo la herencia de Lemmy Kilmister, que por el momento no han fructificado, Phil ha decidido hacerlo por su cuenta y para ello dispone de la ayuda de sus vástagos; Todd (guitarra), Tyla (bajo) y Dane (batería) y de Joel Peters, el nuevo vocalista de Phil Campbell And The Bastard Sons.

Una bandera de Gales lucía en el escenario cuando arremetieron con Iron Fist, Damage Case y Rock Out, la única canción de los Motörhead del siglo XXI que sonó en Barcelona. Phil se aposentaba en su lateral del escenario dejando mucha libertad a sus hijos y a Joel, facturando una puesta en escena muy similar a cuando estaba a la vera de Lemmy.

Los fans de Motörhead disfrutaron con una triada de grandes clásicos: Orgasmatron, Stay Clean y Born To Raise Hell. A Joel, que tan solo lleva en la banda desde el año pasado, se le veía con confianza y entusiasmo, mientras Phil dejaba parte del protagonismo en los solos a Todd Campbell. Dedicaron (We Are) The Road Crew a todos los que trabajan en la sombra para realizar eventos como Barcelona Rock Fest, paso previo al gran himno Ace Of Spades.

Sorprendieron con Silver Machine de Hawkwind, la anterior banda de Lemmy, y acometieron con decisión la recta final con Bomber, Going To Brazil, “una realmente rápida” como introdujo Phil Campbell, y Killed By Death. El broche llegó con Overkill, como no podía ser de otra manera.

Un buen concierto de Phil Campbell And The Bastard Sons a modo de tributo a Motörhead del que se puede sacar otra lectura. Desde hace tiempo se viene hablando de la posibilidad de extender las bandas una vez que no quede ningún miembro original con un funcionamiento similar a los clubes deportivos. Kiss llevan años y años barajando esa posibilidad, Whitesnake lo han insinuado al asegurar que están de gira de despedida de David Coverdale y no del grupo, Foreigner prácticamente ya lo están haciendo… Phil Campbell fue el miembro que más tiempo estuvo en Motörhead después de Lemmy. Un total de 29 años. Si hay alguien que podría arrogarse el derecho a seguir llevando el estandarte de la banda sería él. Pero lo que se vio en Barcelona con Phil Campbell And The Bastard Sons como tributo estuvo bien, pero de ahí a llamarlo Motörhead hubiera distado un mundo…

Barcelona Rock Fest 2022 – Galería de fotos (Tercera jornada)

doro - barcelona rock fest 2022 metal journal pic 1

DORO

Doro es una apuesta ganadora para cualquier festival de heavy metal. Una semana después de actuar en Rock Imperium Festival, la vocalista alemana llegó a Can Zam con toda la intención de elevar la temperatura entre la audiencia y apenas tardó unos instantes en conseguirlo. I Rule The Ruins, Burning The Witches y Fight For Rock fraguaron una triple ofensiva en clave Warlock que consiguió una comunión plena con la audiencia.

Los fans de Doro se percataron rápidamente de los cambios en la formación con respeto a la época prepandemia. Llamó mucho la atención la falta del bajista Nick Douglas, compañero de la vocalista alemana desde 1990 hasta 2020, y tampoco estaba el guitarrista Luca Princiotta. Sus puestos los ocupan Stefan Herkenhoff (ex Beyond The Black) y el brasileño Bill Hudson, todo un conocido en la escena con un currículo que incluye a U.D.O., Circle II Circle, I Am Morbid, NorthTale

Lo primero que destacaba era el ímpetu y la energía de la renovada formación. Un ritmo que Doro lideraba y dirigía con su habitual pasión y con un carisma fuera de serie. Recuperaron el disco Raise Your Fist con Revenge y Raise Your Fist In The Air para volver a Warlock con Metal Racer, del primer disco de la banda (Burning The Witches, 1984), tal como recordó Doro.

La primera mitad de la actuación fue un absoluto torbellino con el grupo entregado, realizando headbanging y enlazando temas sin descanso. Relajaron las pulsaciones en la sensacional balada Für Immer, en la que Bill Hudson se puso al teclado. Los clásicos de Warlock estaban siendo recibidos a la perfección en Barcelona. Hellbound, el himno All We Are y Earthshaker Rock así lo atestiguaron.

Completaron el concierto de una hora con All For Metal, la única apuesta del último disco de Doro (Forever Warriors, Forever United, 2018). Una enérgica actuación con la que Doro triunfó en Barcelona Rock Fest con un repertorio en el que destacaron ocho temas de Warlock de un total de once que interpretaron.

Barcelona Rock Fest 2022 – Galería de fotos (Tercera jornada)

angelus apatrida - barcelona rock fest 2022 metal journal pic 1

ANGELUS APATRIDA

Si el pasado fue el año de Angelus Apatrida por conseguir todo un número 1 en ventas en España con su último disco de estudio (Angelus Apatrida, 2021), 2022 tampoco está siendo menos. La banda de Albacete está realizando un tour que ha incluido algunos de los festivales más grandes de Europa, como Graspop Metal Meeting o Hellfest Open Air, y de España con Barcelona Rock Fest y Resurrection Fest.

La entrada de su concierto en Can Zam estuvo dedicada a su último trabajo de estudio. Tras Indoctrinate viraron al anterior, Cabaret De La Guillotine (2018), con un One Of Us en el que se fraguaron los habituales circle pits entre su audiencia. “Solo cantáis con los guiris”, bromeó el guitarrista y vocalista Guillermo Izquierdo buscando una mayor complicidad con sus fans.

Tiraron de su ya amplio catálogo con temas como Vomitive y Of Men And Tyrants para volver al nuevo álbum con Childhood’s End. El thrash metal de los manchegos sonaba con intensidad gracias a un repertorio que recorrió buena parte de su trayectoria, como así evidenciaron con Violent Dawn, We Stand Alone y un Give’Em War en el que organizaron un ‘wall of death’ en la audiencia.

Completaron su intensa hora de un concierto muy serio con Sharpen The Guillotine y You’re Next. El éxito y la posición de liderazgo en el metal en España de Angelus Apatrida no es fruto de la casualidad. Lo han logrado gracias a una formación sólida y estable que lleva dos décadas haciendo bien las cosas, y que además sabe gestionar a la perfección la gran repercusión que están obteniendo.

Barcelona Rock Fest 2022 – Galería de fotos (Tercera jornada)

megadeth - barcelona rock fest 2022 metal journal pic 1

MEGADETH

La tensión se palpaba porque había llegado la hora no solo de uno de ‘los cuatro grandes del thrash’, sino también de una de las bandas más importantes de todo el metal en general. Megadeth llegaban a Barcelona como colofón de una gira europea que los había llevado a actuar en algunos de los festivales más grandes del continente y en Can Zam ponían punto final a ese periplo.

El concierto de Megadeth se produjo justo a dos meses de la publicación de su próximo disco de estudio: The Sick, The Dying… And The Dead!, que saldrá a la venta el 2 de septiembre. Recientemente también han confirmado la permanencia de James LoMenzo como bajista fijo, aunque el álbum lo ha grabado Steve DiGiorgio (Testament, ex Death, Sadus…).

Hangar 18 fue una baza de mucho peso de inicio, seguida por Dread And The Fugitive Mind y Angry Again en una entrada de la que se podían sacar varias conclusiones. Megadeth se apoyaban en unas proyecciones a través de la pantalla central con un fuerte impacto visual. Mustaine se encontraba en un buen estado de forma y su voz sonaba mejor que en anteriores giras, y el guitarrista Kiko Loureiro campaba a sus anchas por el escenario, cada vez con más galones.

La afición de Megadeth coreó Sweating Bullets, enlazada con Dystopia, una de sus canciones de este siglo más aclamadas, y Trust. “Perdonadme, no sabía que teníamos un concierto ahí en el escenario contiguo donde están probando la guitarra”, comentó Dave Mustaine en referencia a los preparativos que estaban realizando los técnicos de Judas Priest. Visiblemente enfadado Mustaine espetó: “Esperaremos hasta que acabe de chequear su guitarra”.

Posteriormente llegó a elevar su dedo medio y realizó un gesto amenazante. “La última noche de la gira. Hemos llegado todo el camino hasta la última jodida noche y entonces un ‘pussy’ (insulto con diferentes acepciones) en el escenario de al lado tiene que empezar a tocar mientras estamos tocando. Qué jodido patético amateur y pedazo de mierda eres”, despotricó Mustaine.

La actuación estuvo parada cerca de tres minutos que se hicieron eternos en un enfado que recordó al de Dee Snider de Twisted Sister con los técnicos de Europe hace unos años. Reanudaron el concierto con Symphony Of Destruction, respondido por los cánticos de los seguidores de “Megadeth, Megadeth, a tope Megadeth”, que popularizaron los fans argentinos. Dave Mustaine apretaba los dientes en los solos y ejercía su particular liderazgo sobre el escenario de Can Zam.

En Peace Sells, presentada por James LoMenzo, salió al escenario Vic Rattlehead, la ‘mascota’ de Megadeth, antes de que sorprendieran con un Mechanix que interpretaban por primera vez en esta gira. Curiosamente Metallica tocaba al día siguiente en el estadio San Mamés de Bilbao, aunque ellos no incluyeron Four Horsemen en su repertorio.

El final llegó con Holy Wars… The Punishment Due como colofón a un buen concierto de Megadeth que estuvo marcado por el enfado de Dave Mustaine, quien mostró ese carácter por el que tantos ríos de tinta hizo correr en las primeras etapas de su carrera. De todos modos, una banda con la historia de Megadeth merecía al menos veinte minutos más de tiempo, a pesar de que tener que compartir jefatura de cartel con gigantes de la talla de Judas Priest y Kiss.

Barcelona Rock Fest 2022 – Galería de fotos (Tercera jornada)

judas priest - barcelona rock fest 2022 metal journal pic 4

JUDAS PRIEST

La traca final de Barcelona Rock Fest 2022 llegó con las actuaciones de Judas Priest y Kiss como gran colofón a la noche de sábado y al regreso de un festival por el que no todos ponían la mano en el fuego. El clásico símbolo de Judas Priest comenzó a alzarse, se encendió y emanó unos rayos que apuntaron a la audiencia. Allí estaba la legendaria banda británica, heraldos del heavy metal, decididos a celebrar su medio siglo de carrera con un concierto que arrancaron con One Shot At Glory, Lightning Strike del todavía último disco de estudio, Firepower (2018), y todo un clásico como You’ve Got Another Thing Comin’.

El escenario tenía una disposición similar a una fábrica, muy en conexión con el entorno gris e industrial del Birmingham de los años sesenta y setenta, una época en la que se fraguó el heavy metal de la mano de bandas como Black Sabbath y Judas Priest. Freewheel Burning fue la verdadera prueba de fuego para un Rob Halford, cuya voz sonaba sensacional. Turbo Love sirvió de contrapunto y Hell Patrol recuperó el disco Painkiller.

Fue toda una alegría volver a ver a Ritchie Faulkner encarar el filo del escenario con sus características poses y sonreír al mirar a sus fans. En septiembre del año pasado su vida corrió un serio peligro mientras estaba en plena gira por Estados Unidos. Sufrió un fallo cardíaco que desembocó en una operación de diez horas y media que afortunadamente le salvó la vida. Tras unos meses de recuperación ha vuelto a la actividad a pleno rendimiento.

También agradó ver a Andy Sneap sosteniendo el sonido de dos guitarras que siempre ha caracterizado a Judas Priest, y que incomprensiblemente la banda estuvo a punto de tirar por la borda cuando a comienzos de este año anunciaron que iban a actuar como cuarteto. La afición en pleno mostró su descontento y desacuerdo con esta decisión y Judas Priest entendió el mensaje y rectificó en un gesto que les honra. Andy Sneap salvó su puesto por petición popular.

Victim Of Changes fue uno de los temas más memorables de su concierto en Barcelona con un Halford cuya voz sonaba emotiva y con un excelente duelo de guitarras. La potencia de Scott Travis en la batería y el contundente bajo de Ian Hill, siempre anclado en la retaguardia del escenario, conferían una sección rítmica que lleva más de tres décadas marcando el latido de Judas Priest.

Enlazaron las dos versiones que tanto gustan a sus fans: The Green Manalishi (With The Two Pronged Crown) de Fleetwood Mac y Diamonds & Rust de Joan Baez. Esta última precedida por un solo de Richie Faulkner. Scott Travis presentó desde su batería un tema que todos esperaban y fue él también quien dio comienzo a Painkiller, que agitó a sus fans y completó la primera parte de la actuación de los británicos.

Volvieron a escena al son de The Hellion e interpretaron Electric Eye ya entrados en los bises. Rob Halford se montó en la motocicleta en Hell Bent For Leather en uno de los momentos más icónicos en las actuaciones de la banda. Todavía quedaba una gran sorpresa. Glenn Tipton reapareció en escena para la alegría de los fans. Lucía una camiseta con su lema ‘No Surrender’ y precisamente es lo que lleva años practicando: no rendirse ante la enfermedad.

Con Tipton en escena interpretaron su triada de bises clásicos; Metal Gods, Breaking The Law y Living After Midnight completando un sobresaliente concierto de hora y media en el que demostraron que en cuestión de heavy metal Judas Priest son imbatibles.

Barcelona Rock Fest 2022 – Galería de fotos (Tercera jornada)

kiss - barcelona rock fest 2022 metal journal pic 11

KISS

Llegó el momento ansiado por la ‘Kiss army’ que se había apostado frente al escenario a la espera de la actuación de Kiss en su parada en Barcelona dentro del ‘End Of The Road World Tour’. Una gira de despedida que tuvo que ser extendida a consecuencia de la pandemia y que por el momento tiene fechas confirmadas hasta finales de octubre. Predecir con solemnidad cuándo será el último concierto de Kiss habrá que dejarlo en manos de Gene Simmons y Paul Stanley.

El Rock And Roll de Led Zeppelin sonaba mientras un telón con el logo de Kiss impedía ver el escenario. Las pantallas comenzaron a proyectar un vídeo grabado en el que se veía a los miembros de la banda saliendo de los camerinos con el mánager Doc McGhee al frente. “Muy bien Barcelona, queríais lo mejor, tenéis lo mejor. La banda más caliente del mundo. ¡Kiss!”, introdujo una voz.

Una explosión coincidió con la caída del telón mientras Gene Simmons, Paul Stanley y Tommy Thayer descendían en unas plataformas móviles desde la parte superior del escenario al ritmo de Detroit Rock City. El clásico por antonomasia para abrir sus conciertos terminó en unas explosiones y sucedido por Shout It Out Loud, también del Destroyer.

“Barcelona, buenas noches, no hablo español muy bien, pero comprendo tus sentimientos y mi corazón es suyo”, comentó Stanley en español, además de recordar que era la sexta vez que tocaban en la ciudad. Fue entonces cuando introdujo Deuce. Saltaron hasta el Creatures Of The Night con War Machine y hasta el Animalize con Heaven’s On Fire.

Gene Simmons asumió el protagonismo, demostró su buena forma en el himno I Love It Loud y acabó escupiendo fuego con la espada en la mano. Say Yeah de Sonic Boom fue la canción más nueva de todas las que interpretaron en Can Zam, paso previo a una vuelta a sus orígenes con Cold Gin de su primer disco homónimo, introducido por Paul cantando en solitario. Tommy Thayer se puso entonces en primera línea con un solo en el que su guitarra echaba fuego.

Una de las grandes ovaciones la recibió Lick It Up, antes de que Gene Simmons llevara la voz cantante en Calling Dr. Love. Recordaron el disco Asylum con la melódica Tears Are Falling y Psycho Circus con la canción que le da título. Inmediatamente después Eric Singer acometió el solo de batería que acabó con su plataforma elevada. La banda se unió al final del solo para interpretar 100.000 Years.

La oscuridad se hizo en el escenario y las miradas se fijaron en Gene Simmons, que comenzó a realizar su solo de bajo con el habitual número de escupir sangre y también se elevó en su plataforma. Lo remataron con God Of Thunder interpretado por Gene desde lo más alto en uno de los grandes momentos del concierto.

Paul Stanley tomó el testigo de Gene y se llevó los focos en Love Gun montándose en una tirolina y cruzando por encima del público hasta aterrizar en un escenario montado en la zona de la mesa de sonido. Allí interpretó tanto Love Gun como otro de los grandes himnos de Kiss: I Was Made For Lovin’ You. Ya en la recta final del tema volvió a montarse en la tirolina para recuperar su posición en el escenario principal.

Tras una larga introducción, Paul presentó Black Diamond en una nueva vuelta a sus comienzos. Un tema en el que Eric Singer asumió la voz solista y que supuso el final del bloque principal del concierto. Los bises comenzaron nuevamente con el protagonismo de un Eric Singer que salió en solitario al piano para interpretar la mítica balada Beth.

Con Do You Love Me lanzaron globos enormes con el logo de Kiss que no llegaron a alejarse demasiado de la zona del escenario. Y ya como remate el fin de fiesta por todo lo alto con Rock And Roll All Nite, el público entregado y los cañones inundando literalmente Can Zam de confeti. Paul Stanley llegó a partir su guitarra en mitad de las explosiones finales.

Dos horas de un espectáculo extraordinario en el que Kiss aunó su pasión por el entretenimiento con un extenso recorrido por una discografía que para muchos de los espectadores era parte de la banda sonora de su vida. A partir de ahora las opciones son varias: que alarguen la gira de despedida sine die, que efectivamente pongan punto final a su carrera o que cedan el testigo a otros músicos y perpetúen la vida de Kiss más allá de los componentes originales. Si aquellas explosiones que atronaron en el final del concierto en Can Zam fueron las últimas de Kiss en Barcelona, el tiempo dirá.

Barcelona Rock Fest 2022 – Galería de fotos (Tercera jornada)

obús - barcelona rock fest 2022 metal journal pic 3

OBÚS

La baja de Saxon fue suplida inicialmente por Medina Azahara y, finalmente, por Obús. Fueron los madrileños quienes se encargaron de cerrar Barcelona Rock Fest 2022 en cuanto a los escenarios principales se refiere. Una misión complicada especialmente tras los conciertos consecutivos de Megadeth, Judas Priest y Kiss.

Obús, sin embargo, tienen tablas de sobra para no arredrarse ante nada y así lo demostraron de entrada con toda una ristra de clásicos; Necesito Más, La Raya, El Que Más y Te Visitará La Muerte con un público entregado en las primeras filas. “Nosotros no tiramos papelitos, hacemos rock and roll”, espetó Fortu ante una importante cantidad de público que se quedó en el recinto tras el concierto de Kiss.

Que Te Jodan, Autopista y Juego Sucio se sucedían sin remisión con un Fortu que lideraba la banda e interactuaba con la audiencia, un Paco Laguna volcado en su guitarra y una contundente base rítmica formada por Carlos Mirat (batería) y Luisma Hernández (bajo). Fue entonces cuando presentaron No Me Lo Digas Más, perteneciente a su último disco; Con Un Par!!, publicado en 2019.

Fortu aprovechó la presentación de Pesadilla Nuclear para ofrecer un alegato en contra de la guerra y destacó que, aunque esta canción tiene cuatro décadas, la amenaza nuclear vuelve a repetirse. Dinero, Dinero y Va A Estallar El Obús redondearon una actuación que estaba siendo todo un torbellino. El giro radical llegó con las presentaciones de los músicos extendidas con solos de bajo y batería, el número de Carlos Mirat con la escalera mientras Fortu ocupaba su puesto… El cantante llegó a realizar el pino demostrando su agilidad. Todo ello cortó en demasía el ritmo de su actuación, más teniendo en cuenta que se trataba de un festival y no de un concierto propio.

Vamos Muy Bien supuso el cierre del concierto de Obús en el festival catalán, así como la despedida para la gran mayoría de los fans que quedaban en el recinto, salvo para los más animados que permanecieron para apurar la programación de la carpa. El festival dijo adiós a su edición de 2022, seguramente la más complicada, sin realizar ningún anuncio sobre una posible edición el año que viene. Los espectadores iban desfilando hacia la salida con la firme esperanza de volver a este mismo recinto y seguir disfrutando del heavy metal.

Barcelona Rock Fest 2022 – Galería de fotos (Tercera jornada)

kiss - barcelona rock fest 2022 metal journal pic 5

barcelona rock fest final pic 1

more recommended stories

'); var MainContentW = 1000; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 5; var RightAdjust = 5; var TopAdjust = 80; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }