La voz de Glenn Hughes desafía todos los límites en Bilbao

glenn hugnhes-metal journal 2015-foto 2

Bilbao fue testigo anoche del portentoso torrente de voz que aún atesora Glenn Hughes, una de las leyendas más rutilantes del rock. El bajista y cantante británico hizo un repaso en la sala Santana 27 a una trayectoria de más de cuatro décadas que comprende importantes capítulos de la música como Trapeze, Deep Purple, Hughes/Thrall, Black Country Communion

Glenn Hughes se mostró pasional, intenso hasta en las presentaciones, y dueño de un caudal de voz que desafió todos los límites en Bilbao. Pero no se encontraba solo, a su lado también brilló el guitarrista Doug Aldrich, conocido por haber sido escudero de grandes cantantes como Ronnie James Dio o David Coverdale, a quien ha acompañado en Whitesnake durante una década. Aldrich no defraudó con una técnica y una puesta en escena extraordinarias. Completaba el trío el batería sueco Pontus Engborg.

El show de Glenn Hughes alcanzó un clímax claro con la interpretación de una extensa Mistreated, de Deep Purple, coronada por un increíble solo de voz que dejó a media sala boquiabierta.

La confianza de Hughes se pudo testar incluso antes de comenzar su concierto al escoger un telonero capaz de hacer sombra a cualquiera. Jared James Nichols, un joven vocalista y guitarrista de Wisconsin, vino acompañado por su banda y despuntó como uno de los mejores nuevos talentos, capaz de ensamblar el rock and roll, el blues y un hard rock potente con feeling y mucha actitud.  

Glenn Hughes actuará esta noche (sábado) en la sala Arena de Madrid y mañana en el Calella Rock Festival (Barcelona).

En breve crónica completa del concierto de Glenn Hughes en Santana 27 (Bilbao) en METAL JOURNAL

glenn hugnhes-metal journal 2015-foto 1