METAL CHURCH – XI

metal church - xi

METAL CHURCH
XI
Nuclear Blast

Considerados una banda de culto, Metal Church se puede arrogar la categoría de leyenda a pesar de no haberse acercado a las cuotas de éxito de los grupos de primera fila. Se han reinventado en numerosas ocasiones y han sabido adaptarse a las tesituras de sus distintos cantantes. Y es precisamente la vuelta de uno de ellos, Mike Howe, quien protagoniza la nueva etapa de la banda de San Francisco.

Howe salió de Metal Church hace más de veinte años después de haber sido capaz de tomar el testigo del clásico vocalista David Wayne y haber dejado su sello en discos como The Human Factor, Blessing In Disguise y Hanging In The Balance. Cuando parecía un mero recuerdo en la mente de los seguidores de Metal Church reaparece con pleno derecho para grabar esta nueva obra, XI, y comenzar otro capítulo del conjunto americano. Bajo el timón de la producción del guitarrista Kurdt Vanderhoof y la co-producción de Chris ‘The Wizard’ Collier, los californianos presentan un disco de once temas con muchos guiños a sus diversas etapas, especialmente a los trabajos en los que Howe era el vocalista.

La primera sorpresa es el estado de voz de un Mike Howe por cuya voz parece que no han pasado los años. XI tiene una introducción, un nudo y un desenlace musical. La primera parte es sobresaliente con temas de gran categoría que pueden rivalizar con lo mejor de su catálogo clásico. Después se pierden en cortes más densos que bajan bastante la tensión para recuperar la chispa en el desenlace, dejando una sensación dispar.

Con un riff que recuerda al de 2 Minutes To Midnight de Iron Maiden comienza Reset, un trallazo que explica a la perfección esa confluencia de heavy, power y thrash que siempre ha caracterizado el estilo de Metal Church. Las guitarras de Kurdt Vanderhoof y Rick Van Zandt son letales mientras Mike Howe regresa con toda su energía intacta.

Con un Howe que asume el protagonismo se destapa Killing Your Time, un tema coronado por un estribillo rotundo y que abunda en las buenas impresiones de Reset. Introducida por guitarras acústicas estalla No Tomorrow, una de las mejores canciones del disco, dominada por las diferentes tensiones de un atinado Mike Howe, los coros y una perfecta simbiosis entre la cara potente y melódica de Metal Church. La primera parte de XI avala por completo el regreso de Mike Howe.  

Cambian de tercio en Signal Path, un tema más largo donde dispersan su propuesta alejándose del estilo directo que había dominado el comienzo del disco. Reinciden en esta tendencia aunque a modo de medio tiempo en Sky Falls In. Las guitarras cabalgan en Needle & Suture, una canción en la que Howe transita desde lo más suave hasta lo más agresivo, aunque sin encontrar la magia de temas como Reset o No Tomorrow.

Metal Church ahonda en su particular tendencia melódica con Shadow mientras un inicio denso da paso a Blow Your Mind en la que recuperan la inspiración con un Mike Howe pletórico. La mejor versión de los americanos vuelve con Soul Eating Machine, trenzada por unas guitarras cuyo ritmo se contagia con facilidad.

El final del disco llega con It Waits, en la que muestran a la perfección los dos polos de su sonido, y con Suffer Fools finiquitando este trabajo con un estándar de heavy metal.

metal church pic 1

more recommended stories