Metal Journal analiza ‘Firepower’, el nuevo disco de Judas Priest

judas priest - firepower

JUDAS PRIEST
Firepower
Columbia – Sony Music
Fecha de lanzamiento: 9 de marzo de 2018

A estas alturas ninguna banda legendaria tiene necesidad de editar un nuevo disco de estudio, más allá del puro deseo de dar salida a su creatividad. Se trata de una inversión de rendimiento incierto en una época en la que los álbumes han cedido el protagonismo a las canciones. Corren tiempos en los que prima la inmediatez que dictan las redes sociales y donde los discos en formato físico parecen artefactos de dudosa utilidad a los ojos de los adolescentes, quienes otrora impulsaban la buena salud de la industria discográfica.

Teniendo en cuenta esos antecedentes, Judas Priest no necesitaba embarcarse en la aventura de gestar un nuevo trabajo de estudio. Su nombre es más que suficiente para que se los rifen los mejores festivales de metal del mundo y para poder organizar una gira con la entidad que merece su enorme legado. Pero a pesar de todo y seguro que después de sopesar que su nuevo álbum podría filtrarse antes de ser editado o que estuviese colgado gratuitamente en YouTube el mismo día de su lanzamiento, como efectivamente sucedió, los británicos dieron un paso adelante.

Firepower salió el pasado viernes a la venta después de meses en los que los fans de Judas Priest habían ido recibiendo diferentes estímulos favorables. Uno de los primeros fue el anuncio del equipo humano que se iba a encargar del sonido del nuevo álbum. Ni más ni menos que Tom Allom y Andy Sneap como productores y Mike Exeter como ingeniero de sonido.

Posteriormente llegó la portada, obra del artista Claudio Bergamin, que retrotraía la imaginación hasta los años de vino y rosas del heavy metal en la década de los ochenta. Los videoclips de Lightning Strike y Spectre y los retazos de otras canciones que iban adelantando rubricaban las buenas expectativas que habían generado.

Cuando apenas quedaban unas semanas para que Firepower llegara a las tiendas cayó el mazazo de que Glenn Tipton no se sumará a la gira de presentación porque padece Parkinson, una enfermedad contra la que lucha desde hace una década, pero que habían preferido mantener en secreto hasta ahora. Su puesto sobre los escenarios lo asumirá el guitarrista y productor Andy Sneap (Sabbat, Hell), aunque Tipton se mantendrá como miembro de pleno derecho.

Firepower se ha erigido en el disco más completo de Judas Priest en lo que va de siglo superando a Angel Of Retribution (2005), el álbum que supuso la vuelta del vocalista Rob Halford a la banda después de diferentes aventuras musicales y que dejó mayoritariamente satisfechos a sus fans. Ni el monumental Nostradamus (2008) ni Redeemer Of Souls (2014) llenaron plenamente las expectativas de los acólitos de Priest.

Con Firepower Judas Priest enlaza con su mejor legado de los años ochenta demostrando que la edad no tiene que ser una rémora para alcanzar la plenitud de una banda. Avalados por un sonido extraordinario, los británicos han sabido recuperar su mejor fórmula y sacar el máximo partido sin perderse en experimentos baldíos. Firepower es una lección de heavy metal con todas las de la ley, un álbum destinado a revitalizar la carrera de una banda que ha sido bandera de todo un género musical durante la friolera de cinco décadas.

Un disco en el que sobresalen los tres grandes núcleos del sonido de Judas Priest; la voz de un Rob Halford que refulge como antaño y unas guitarras compartidas por un Glenn Tipton que, como ha declarado el propio Halford, se ha dejado el alma en las grabaciones junto con un Richie Faulkner que cada vez tiene más galones en la banda. Y por último una base rítmica compuesta por Ian Hill y Scott Travis que completa un disco que sobresaldrá en el escalafón del metal en esta segunda década del siglo XXI.

judas priest 17 pic 1

FIREPOWER TEMA A TEMA

 Firepower 3.29

Un riff cortante allana el camino a un Rob Halford que suena como en sus mejores años y que estalla en un agresivo estribillo. Heavy metal en mayúsculas, perfectamente ejecutado y con una producción que permite apreciar con nitidez cada instrumento. Una melodía de guitarra ofrece une pequeña tregua en un tema en el que también destacan los solos. La apertura no podría haber sido mejor.

Lightning Strike 3:29

Directamente enlazada con la anterior, Lightning Strike emerge como un nuevo clásico de Judas Priest con matices que recuerdan a su material de los años ochenta. Otra lección de heavy metal que les ha dado pie a publicar un videoclip.

Evil Never Dies 4:23

Después de la doble tormenta inicial, remarcan más los tiempos en Evil Never Dies, una canción que se acelera con un inquietante y agresivo estribillo. Dispone de más cambios de ritmo, rebajan la tensión y vuelven a subir con fuerza en un tema completo en el que también se aprecia claramente el ADN de Judas Priest.

Never The Heroes 4:24

La melodía fluye en un tema con el que avalan la disparidad de Firepower. Se trata de un medio tiempo coronado por un estribillo pegadizo y llamativo. Halford ofrece los diferentes registros de una voz que en estudio recuerda a la de sus mejores años, un partido que no supieron sacar en su anterior lanzamiento.

Necromancer 3:33

Las guitarras cortantes inician las hostilidades en otro de los temas más heavies del disco, una canción corta, rápida y que desemboca en un estribillo fácil de asimilar.

Children Of The Sun 4:00

Un medio tiempo que contiene un pequeño interludio acústico que recuerda a los Judas Priest de los años setenta. Un incisivo solo de guitarra reactiva nuevamente una canción con un estribillo pegadizo y efectivo.

Guardians  1:06

Introducción instrumental iniciada con un piano que sirve de ambientación para Rising From Ruins.

Rising From Ruins 5:23

Sin duda una de las grandes piezas de Firepower, llamativa desde la sobresaliente entrada instrumental. Halford comienza suave para llegar in crescendo hasta un estribillo épico y motivador. En pleno corazón de la canción destacan los solos de guitarra que abundan en el carácter hímnico de Rising From Ruins, un tema que marida potencia y melodía con la clase de la que siempre ha hecho gala Judas Priest.

Flame Thrower 4:34

Nueva demostración de la esencia más clásica del heavy metal que siempre ha acuñado Judas Priest. De sus ritmos, melodías y estribillo se desprenden muchos recuerdos a algunas de las mejores etapas de la banda británica.

Spectre 4:26               

No es baladí que hayan elegido Spectre para elaborar un videoclip. Se trata de una de las mejores canciones de Firepower. Apoyada por ambientaciones misteriosas cuenta con unas estrofas, un estribillo y un solo de guitarra fuera de serie. Toda una ‘delicatessen’ de heavy metal.

Traitors Gate 5:43

Con un riff imponente comienza otro tema descomunal de heavy metal. Otra pieza más que hubiese encajado a la perfección en cualquiera de su grandes trabajos de antaño. Melodía y potencia a raudales envolviendo a un Halford que exhibe su vena más agresiva.

No Surrender 2:54

Ya en la recta final del disco apuestan por una canción corta, pegadiza y sencilla para mostrar que Firepower es un álbum variado a pesar de que los patrones del sonido ‘Priest’ siempre están presentes.

Lone Wolf 5:09

Extenso medio tiempo relegado en la parte final del disco y que, a pesar de su calidad, no brilla con la misma intensidad que la mayoría de las canciones que componen este trabajo.

Sea Of Red 5:52

Siguiendo la tradición de los temas épicos con carencias de balada que popularizaron en los setenta, Judas Priest se despide con un in crescendo emotivo que redondea prácticamente una hora del mejor heavy metal.

Crédidos de Firepower

Rob Halford – voz
Glenn Tipton – guitarra
Richie Faulkner – guitarra
Ian Hill – bajo
Scott Travis – batería

Producción: Tom Allom & Andy Sneap
Ingenieros de sonido: Andy Sneap & Mike Exeter
Mezclas y masterización: Andy Sneap en Backstage Recording Studios – Derbyshire (Reino Unido)
Grabado en Worcestershire (Reino Unido)
Todas las canciones escritas y arregladas por Tipton / Halford / Faulkner
Portada: Claudio Bergamin
Diseño e ilustraciones adicionales: Mark Wilkinson

metal journal logo judas priest

21
fb-share-icon0
0

more recommended stories