metal alemán 2021 pic 1

Este otoño han confluido varios lanzamientos destinados a los seguidores del metal alemán clásico. En METAL JOURNAL hemos reunido cuatro discos que siguen representando la esencia de una tendencia que en buena medida ha capitaneado algunas de las olas más exitosas del metal europeo.

Los nuevos discos de Brainstorm y Rage salieron en la segunda mitad de septiembre en los estertores del verano mientras que los de U.D.O. y Running Wild se pusieron a la venta en octubre.

BRAINSTORM – ‘WALL OF SKULLS’

BRAINSTORM
Wall Of Skulls
AFM Records

Aunque la escena dista sobremanera de aquella segunda mitad de los años noventa cuando Brainstorm comenzó a medrar en paralelo al heavy y el power metal en Europa, el estado actual de la banda alemana sigue siendo sobresaliente, como demuestran en su flamante nuevo disco, Wall Of Skulls. Un trabajo en el que relucen todos los elementos clásicos del sonido de un grupo que siempre ha mostrado rasgos distintivos muy nítidos.

En primer lugar, han vuelto a confiar en la misma fórmula que en su disco anterior, Midnight Ghost (2018), repitiendo con la producción de Sebastian ‘Seeb’ Levermann, el frontman de Orden Ogan, y una llamativa portada de Gyula Havancsák. Otro de los reclamos de este trabajo es la colaboración de dos invitados de excepción: Peavy Wagner de Rage que participa en el tema Escape The Silence y el propio ‘Seeb’ de Orden Ogan que hace lo propio en Turn Off The Light.

La receta la vuelven a elaborar los guitarristas Torsten Ihlenfeld y Milan Loncaric componiendo la música y el vocalista Andy B. Franck las letras. Completan la formación Antonio Ieva al bajo y Dieter Bernert a la batería. Guitarras potentes, melodías elaboradas y estribillos pegadizos y contundentes vuelven a copar las canciones de unos Brainstorm que enganchan plenamente a sus aficionados.

Temas como Where Ravens Fly, contrastado por Solitude, Escape The Silence, Turn Off The Light, Glory Disappears, Stigmatized (Shadows Fall)… trazan eslabón a eslabón el armazón de un gran disco destinado a cualquier seguidor del metal alemán.

RAGE – ‘RESURRECTION DAY’

RAGE
Resurrection Day
SPV Steamhammer

Justo cuando iba a despuntar la pandemia Rage estaban girando presentando su anterior trabajo, Wings Of Rage. En marzo de 2020 el mundo se estremeció y la banda de Peavy Wagner también tuvo un tiempo después una sacudida cuando el guitarrista Marcos Rodríguez separó su camino del de sus compañeros.

Durante la pandemia a Peavy le ha dado tiempo a rearmar a Rage una vez más. Para ello se ha valido de una pareja de guitarristas para insuflar nuevas energías a la banda: Stefan Weber (también en Scanner y ex Axxis) y Jean Bormann (AngelInc, Rage & Ruins). Juntos han facturado un nuevo disco en tiempo récord. Una obra con una gran conexión con España, puesto que en parte se ha grabado en los Dynamita Studios de Lugones (Asturias) con la ayuda de Dani González y porque han contado con los arreglos orquestales de Pepe Herrero con la Lingua Mortis Orchestra.

Resurrection Day es un disco muy completo, diverso y capaz de conectar a la perfección con los seguidores de Rage, en el que compaginan temas con ritmos thrash con otros con ambientaciones orquestales, las habituales melodías de Peavy, estribillos contundentes y pegadizos… La entrada del disco es un perfecto ejemplo de esa variedad: desde la llamativa Resurrection Day, la más thrasher Virginity, la épica A New Land y Arrogance And Ignorance, que hasta contiene guiños extremos, y que se erige como una de las grandes canciones de Resurrection Day.

En la segunda parte del álbum destaca el contraste entre The Age Of Reason y Monetary Gods, anticipo a otro tema puro Rage, como Mind Control. Una de las canciones más llamativas y destacadas es Traveling Through Time, inspirada en el compositor italiano del siglo XVI Giorgio Mainerio. Black Room, el tema más relajado del álbum, versa sobre la depresión. La música de esta canción fue compuesta por Peavy a finales de los noventa. Cierran el disco con Extinction Overkill, otro tema muy heavy que redondea un gran trabajo de la banda alemana.

RUNNING WILD – ‘BLOOD ON BLOOD’

RUNNING WILD
Blood On Blood
SPV Steamhammer

Rolf Kasparek ha vuelto a enarbolar los blasones de Running Wild con un nuevo disco de estudio, Blood On Blood, que acaba con un parón discográfico que duraba desde que publicó Rapid Foray en 2016. Una obra en la que los seguidores de los piratas alemanes encontrarán muchos ecos clásicos de la particular banda alemana. Y personal también en el sentido de que es Rolf Kasparek quien asume como es costumbre la composición y la producción en primera persona.

Un álbum en el que sin olvidar su temática pirata también han profundizado en otros mundos, como el de los mosqueteros. Enganchan canciones con aires clásicos y perfiles hímnicos, como la inicial Blood On Blood o el single Diamonds & Pearls. No faltan temas elaborados de tradición Running Wild, como Crossing The Blades o The Shellback con largos pasajes instrumentales y hasta influencias celtas.

Las canciones más heavies, como Wings Of Fire, o Say Your Prayers, contrastan con el tema más lento del disco; One Night, One Day, una composición que se aleja de las estructuras habituales de versos/estribillos y que resulta ciertamente llamativa. En esta obra sobresalen también los temas con aires de libertad, como Wild & Free y Wild, Wild Nights, que recuerdan a los primeros años de la banda de Rolf.

Cierran el disco con una de las composiciones que más ha llamado la atención: la extensa The Iron Tunes (1618-1648), dedicada a la guerra de los Treinta Años, y que sobrepasa los 10 minutos. Peter Jordan (guitarra), Ole Hemplemann (bajo) y Michael Wolpers (batería) acompañan al capitán Rock’n’rolf en una nueva aventura que recupera parte de la esencia por la que siempre han sido reconocidos Running Wild.

U.D.O. – ‘GAME OVER’

U.D.O.
Game Over
AFM Records

El aguerrido Udo Dirkschneider es una de esas leyendas vivas, patrimonio del heavy metal, capaz de engrandecer todo un estilo. A sus 69 años sigue más activo que nunca compaginando su banda, U.D.O., con una nueva aventura; Dirkschneider & The Old Gang, donde se reencuentra con viejos camaradas como Peter Baltes, Stefan Kaufmann y Mathias Dieth.

La actitud y derroche de entrega de Udo es admirable, suficiente como para perdonar ese desliz de apuntarse a las dudosas despedidas. En su caso lleva años amagando con dejar de interpretar los temas de Accept dedicando repertorios enteros bajo el nombre de Dirkschneider.

Game Over es el último disco de estudio de U.D.O.. Un álbum cuyo título no debe llevar a engaños. La intención no es finalizar una banda con la que el vocalista se aferró a su posición de gran tótem del metal tras dejar Accept a finales de los años ochenta.

En este nuevo disco queda patente que el salto generacional (Udo supera en más de 30 años al segundo componente más mayor) no es óbice para compactar un heavy metal de gran calidad. Un total de 16 canciones componen una obra en la que emergen todos los elementos característicos de U.D.O. y en la que destaca el sello personal del vocalista y un gran tratamiento de las guitarras. Sobresale el peso del ‘veterano’ Andrey Smirnov (guitarrista, ocho años en la banda) y de Sven Dirkschneider (batería, seis años llevando el ritmo del grupo de su padre). La formación la completan el guitarrista Dee Dammers y el bajista Tilen Hudrap.

Son muchas las canciones meritorias: Fear Detector, Holy Invaders, Prophecy, Empty Eyes, I See Red, Kids And Guns, Like A Beast, Unbroken, Marching Tank, los himnos heavies Metal Never Dies y Metal Damnation… Un disco en el que solo se toman un respiro en Don’t Wanna Say Goodbye. Y ojalá Udo siga ese consejo de no decir adiós y siga dando muchas alegrías a sus seguidores mientras el cuerpo aguante.

'); var MainContentW = 1000; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 5; var RightAdjust = 5; var TopAdjust = 80; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }