STRATOVARIUS, Sala Santana 27, Bilbao

stratovarius-metal journal 2015 pic 12

STRATOVARIUS
GLORYHAMMER
DIVINE ASCENSION
Sala Santana 27, Bilbao
23 de octubre de 2015

Stratovarius congrega a la legión de fans de power metal melódico de Bilbao

Noche de power metal en Santana 27 en Bilbao, un género que pese a ser injustamente denostado sigue gozando de las preferencias de un buen sector de la afición metálica. Eclosionó a finales de los noventa y a comienzos de la primera década de este siglo llegando a saturar el mercado y se mantuvo en los años posteriores tras haberse producido una selección natural dentro del estilo. Las bandas consolidadas sobrevivieron y los clones fueron desapareciendo paulatinamente.

Los fineses Stratovarius fueron unos de los grandes artífices del auge del power metal en los noventa, una década en la que el metal clásico languidecía ensombrecido por las tendencias que pretendían barrer del mapa todo lo que sonara a los ochenta. Y fueron precisamente las bandas europeas las que volvieron a fomentar el interés por un metal con trazos reconocibles, que a la postre benefició a todo el género.

Stratovarius es una banda ciertamente peculiar. El componente actual más veterano, el vocalista Timo Kotipelto, entró en el cuarto disco cuando el grupo llevaba en activo prácticamente una década. Aunque no fue el fundador, el guitarrista Timo Tolkki siempre fue el pilar sobre el que se asentó el ascenso y la consolidación del conjunto nórdico. Consiguieron dar un salto de calidad y popularidad cuando además del bajista finlandés Jari Kainulainen se internacionalizaron con la incorporación del teclista sueco Jens Johansson y del batería alemán Jörg Michael. Aquélla siempre será recordada como la formación más clásica de Stratovarius con obras esenciales como Visions (1997), Destiny (1998) o Infinite (2000).

Ahora solo queda el 40% de aquella formación con Kotipelo y Jens Johansson y sobreviven incluso sin la referencia de Timo Tolkki, que en 2008 emprendió nuevas aventuras. Paulatinamente han ido incorporando músicos jóvenes que aportan toques personales a la herencia de la banda. El bajista Lauri Porra se enroló en el grupo en 2005, el guitarrista Matias Kupiainen en 2008 y el batería Rolf Pilve en 2012. Juntos han lanzado Nemesis en 2013 y Eternal en 2015, la obra que venían a presentar en esta gira.

La sala Santana 27 presentaba una buena entrada en la noche de viernes para asistir a una velada en la que el power metal copaba el protagonismo. Tras la actuación de los australianos Divine Ascension y de los escoceses Gloryhammer llegó el momento de Stratovarius.

Arrancaron con My Eternal Dream, el tema que abre su nuevo lanzamiento, para el que incluso han elaborado un videoclip y lo enlazaron con la pegadiza Eagleheart, perteneciente a Elements Pt I, de 2003, una época en la que comenzó un lento declive del que años después pudieron recuperarse.

Timo Kotipelto adelantó Against The Wind recordando que pertenece a Fourth Dimension, el disco con el que debutó en el grupo en 1995. Todo un trallazo de power metal melódico que revolvió la nostalgia de sus viejos fans. Evidentemente Kotipelto ha reeducado su voz, sabe perfectamente cómo dosificarse con otra tonalidad diferente a la de hace quince años, cuando desafiaba todos los límites con agudos prácticamente imposibles. Es uno de los mayores cambios que pueden notar quienes vieron a Stratovarius en sus días de gloria. Kotipelto sale airoso sin lograr la explosividad de antaño.

Con S.O.S. se mantuvieron en los noventa recuperando Destiny, para dar un salto al presente con Lost Without A Trace, la segunda canción del nuevo disco que interpretaron. Kotipelto preguntó a los fans si querían escuchar “old school Stratovarius”. No tuvo ni que esperar la respuesta cuando anunció Phoenix.

Ya en la primera parte del concierto se evidenció el virtuosismo de uno de los mejores teclistas de género; Jens Johansson, siempre bien respaldado por Matias Kupiainen, un guitarrista de gran nivel que cumple a la perfección con su cometido. Sin embargo, muchos fans siguen añorando la presencia de un Timo Tolkki que siempre será sinónimo de Stratovarius.

El bajista Lauri Porra con una pinta muy setentera se erigió en protagonista con un solo que dio paso a otro de batería, a cargo de Rolf Pilve, que celebraba su 28 cumpleaños en Bilbao. Su solvencia tras los parches tampoco es suficiente para olvidar al torbellino de Jörg Michael, quien sigue relacionado con la banda, pero en funciones administrativas. Los nuevos componentes saben desarrollar perfectamente sus tareas musicales pero no son capaces de hacer sombra al carisma de los viejos miembros. Además, la banda nunca se despega de una capa de timidez que les hace parecer demasiado fríos en escena.

Paradise fue el primer tema de Visions que sonó en Bilbao y sin duda uno de los momentos más intensos de la noche. Con The Lost Saga se arriesgaron a presentar en directo el corte que cierra Eternal, de más de diez minutos y con diferentes tensiones musicales. En ocasiones sonó épico y en otras se hizo excesivo rebajando un tanto los ánimos que había conseguido Paradise.

El cambio de ritmo llegó con Unbreakable, del anterior álbum; Nemesis, y con un solo de teclado de Johansson que desembocó en Black Diamond. Sin duda se convirtió en el  clímax de la noche demostrando que sigue siendo el tema preferido de los fans. Los fineses se retiraron para comenzar los bises con la balada Forever, la única representación de Episode, un disco que debería estar más presente en sus set lists.

Apostaron por el nuevo álbum con Shine In The Dark y cerraron con Hunting High And Low, para la que Kotipelto pidió la colaboración del público.

En total una hora y 25 minutos de concierto en los que diseminaron trece temas, además de varios solos. Mezclaron ocho canciones clásicas con cinco nuevas y salieron airosos aunque no se excedieron en absoluto. Dos o tres temas más podrían haber redondeado un concierto que dejó satisfecha a buena parte de su afición.

STRATOVARIUS SET LIST
My Eternal Dream
Eagleheart
Against The Wind
S.O.S.
Lost Without A Trace
Phoenix
Solo de bajo y batería
Paradise
The Lost Saga
Unbreakable
Black Diamond 

Forever
Shine In The Dark
Hunting High And Low

stratovarius-metal journal 2015 pic 9

stratovarius-metal journal 2015 pic 2

stratovarius-metal journal 2015 pic 5

stratovarius-metal journal 2015 pic 10

stratovarius-metal journal 2015 pic 3

stratovarius-metal journal 2015 pic 7

stratovarius-metal journal 2015 pic 6

'); var MainContentW = 1000; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 80; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }