Will Carroll de Death Angel se recupera tras 12 días de pesadilla en la UCI

death angel 2019 pic 1
Will Carroll, segundo por la izquierda

“¡La bestia vive! ¡Estamos jodidamente agradecidos! Gracias a todos y cada uno de vosotros gente hermosa por las vibraciones positivas y el apoyo”, han escrito Death Angel para celebrar que su batería, Will Carroll, se está recuperando. Aunque el grupo no ha entrado en detalles sobre los problemas de salud que han aquejado a Carroll, parte de la expedición de la gira que compartieron Testament, Exodus y Death Angel en Europa dio positivo en coronavirus (Covid-19).

Tal como desvela Blabbermouth, Carroll ha permanecido cerca de dos semanas conectado a un respirador en la UCI de un hospital del norte de California. El batería, que todavía permanece en el hospital, ha enviado un mensaje de agradecimiento en el que también narra parte de la pesadilla que ha vivido.

Will Carroll

“Los rumores de mi muerte se han exagerado enormemente. Pensé en comenzar esta publicación con una cita de Mark Twain. Pero con toda seriedad no puedo expresar lo importante que ha sido para mí toda la efusión de amor, apoyo y energía positiva de todos. Sin volverme demasiado espiritual o sensible, honestamente creo que me salvasteis la vida.

Cuando estuve en coma, estuve durante 12 días, vuestra energía positiva de alguna manera me ayudó. Sé que soy fuerte y resistente, pero no tan fuerte.

Durante mi coma, los médicos dijeron que tenían que bombearme todo el líquido de los pulmones, que era el equivalente a 5 libras de cerveza. Pensaban que estaba en las últimas seguro.

Es un sentimiento terrible hablar con personas que pensaban que no lo iba a lograr. Me sorprendió por completo cuando recibí un mensaje de uno de mis ídolos; Jay Jay French (Twisted Sister). Un hombre al que ni siquiera conozco. Tal vez vio una foto de mi tatuaje de Twisted Sister. Eso solo muestra que es un pura clase.

Cuando era un crío pensaba que las letras de Twisted Sister eran ‘Jódete, somos nosotros contra ellos’, pero quizás era una visión un poco reducida. Creo que tratan más sobre el valor de la vida y que no hay que desperdiciarla.

Mientras comienzo este nuevo capítulo en mi vida, estoy ansioso por recuperar mis habilidades y conseguir algunas pistas de Mr. Rob Cavestany que finalmente se convertirán en el décimo disco de Death Angel. Hasta entonces tengo la tarea de aprender a andar y comer sólidos.

Os quiero a todos y gracias”.

21
fb-share-icon0
0