Acusan a los miembros de Decapitated de violación en grupo

decapitated pic 2

Según ha desvelado The Spokesman-Review y atendiendo a documentos judiciales, una mujer ha declarado que fue supuestamente violada en grupo por los cuatro miembros de la banda polaca de death metal Decapitated, tras el concierto que dieron el pasado 31 de agosto en downtown Spokane (Washington). Al parecer, la supuesta violación se habría producido en el baño del autobús de gira.

Los cuatro miembros de la banda fueron detenidos el sábado a primera hora tras su actuación en Santa Ana (California), acusados de secuestro en primer grado, y fueron llevados a la Cárcel del Condado de Los Ángeles, donde esperan su extradición a Spokane.

Siguiendo la información desvelada por The Spokesman-Review y según documentos judiciales, la supuesta víctima y una amiga habían asistido al concierto que Decapitated compartió con otras bandas en The Pin en Spokane el pasado 31 de agosto. Posteriormente intentaron hacerse fotos con el batería de otro grupo. Las mujeres dijeron que acabaron hablando con los miembros de Decapitated, quienes les invitaron a tomar algo en el autobús aparcado en el exterior de la sala.

Una de las mujeres “describió estar emocionada de estar en el autobús, y entonces uno de los miembros de la banda empezó a agarrar sus pechos”, tal como reflejan los documentos. “Posteriormente fue identificado como el batería,  Michal Lysejko”. Esa misma mujer “estaba incómoda y dijo que los miembros de la banda comenzaron a hablar entre ellos en polaco”, según los documentos. “Describió que el ambiente en el autobús cambió, y uno de los miembros empezó a mirarlas como si fueran una presa”.

La mujer dijo que “miró a su amiga para señalar que necesitaban salir de allí. Entonces utilizó el baño y fue seguida por el cantante, Piotrowski”, según los documentos a los que ha tenido acceso The Spokesman-Review.

La mujer habría declarado a la policía que Piotrowski empezó a besarla mientras estaba acabando de usar el baño, y que comenzó a resistirse cuando él empezó a desabrocharse el cinturón, según los documentos judiciales. Ella dijo que quería abandonar el autobús con su amiga, pero que un miembro de la banda le indicó que su amiga ya se había ido y que le dijo; “tienes que divertirte. Ella te ha dejado”.

Al parecer, la mujer “intentó empujar a Piotrowski fuera pero él agarró su brazo y le hizo girarse hasta que estuvo mirando hacia el lavabo y el espejo del baño”. “Ella vio en el espejo y por una esquina de su ojo a cada miembro de la banda turnándose violándola”.

La amiga, mientras tanto, dijo que vio a los miembros de la banda violar a la otra mujer y que Piotrowski le pidió que le realizara sexo oral. Cuando se negó, según los documentos judiciales, “fue tirada al suelo y recibió magulladuras en sus rodillas y espinillas”.

Poco después de dejar el autobús y alejarse conduciendo, la policía la detuvo sospechando que conducía bebida. En el asiento trasero del coche patrulla, la amiga pudo utilizar el móvil para llamar a la mujer que denunció la violación. El policía dijo que como no pudo ofrecer una localización específica, procedió a realizar el test de alcoholemia.

La supuesta víctima “describió su cuerpo como si lo sintiera roto”, según los documentos judiciales. “Después de un tiempo desconocido, Waclaw (Kieltyka) la ayudó a vestirse y la sacó del autobús con otro hombre”. Comenzó a andar hacia el norte y llamó a varios familiares antes de contactar con el 911. Un oficial de policía la encontró cerca de North Post Street y West Buckeye Avenue, a unas dos millas de la sala. El oficial también acudió a The Pin y “chequeó el área buscando el autobús, pero la banda ya había abandonado Spokane en dirección hacia su siguiente concierto”.

La mujer fue llevada al Providence Holy Family Hospital para que la examinararn por asalto sexual. Los agentes de policía determinaron que tenía “magulladuras significativas en la parte alta de los brazos y pequeñas abrasiones en sus nudillos”.

Investigaciones

Los documentos judiciales dicen que los detectives de la Oficina del Sheriff del Condado de Los Ángeles entrevistaron a los miembros de la banda el jueves. Lyselko, el batería, “solo dijo que no conocía quiénes eran las chicas” cuando le mostraron un fotografía de ellas. “Dijo que no hablaría sin usar un traductor”.

Kieltyka, el guitarrista principal, dijo a los detectives que había visto a Piotrowski y Wiecek teniendo relaciones sexuales con la mujer en el baño. Accedió a que le tomaran una muestra de ADN como prueba.

Piotrowski “admitió que hubo una fiesta en el autobús y que (las mujeres) estaban presentes. Solicitó un abogado y un traductor negándose a hacer más comentarios”. Según los documentos judiciales se negó a dar muestras de ADN.

Wiecek, el bajista, admitió que las mujeres habían estado en el autobús, pero dijo que “se sentó en el sofá y que no vio lo que sucedía”. También “dijo que necesitaba un traductor para que no hubiera malentendidos. Asimismo, dijo que nadie fue forzado para entrar en el autobús”. También se negó a dar muestras de ADN.

El abogado de los miembros de Decapitated, Steve Graham, dijo que “tenemos testigos que pueden testificar el hecho de que la acusadora vino a visitar a la banda por su propia voluntad y que se fue en buenas condiciones”.  Asimismo, también aseguró que “Decapitated planean luchar totalmente contra esas acusaciones que se vierten sobre ellos, y que están plenamente confiados en que hay otra parte de esta historia que tiene que ser escuchada”.

21
fb-share-icon0
0