Alice Cooper en Rock Fest Barcelona 2017

alice cooper - rock fest 2017 pic 2

Sábado, 1 de julio de 2017 – 00:00 – Stage Rock

Al filo de la medianoche aconteció uno de los momentos más esperados de la cuarta edición de Rock Fest Barcelona. El maestro del shock rock Alice Cooper llegaba con toda su trouppe hasta el recinto de Can Zam para asumir junto con Deep Purple el liderazgo de la segunda jornada del festival. Tras una intro que culminó en una explosión de chispas allí emergió su sempiterna figura. Camisa blanca ensangrentada, chaleco y pantalón ajustado, el típico bastón y un gran cinturón con su nombre. Sus ojos resaltados por la habitual pintura negra completaban la imagen de un Alice Cooper que a sus 69 años sigue siendo impactante.
Comenzaron al ritmo de Brutal Planet para colar uno de sus mayores éxitos de entrada; No More Mr. Nice Guy. En apenas unos minutos ya se pudo comprobar que Alice Cooper no solo mantiene una planta envidiable para su edad, también su voz y sus movimientos siguen en plena forma.

Además, el vocalista americano había llegado a Barcelona en un año crucial. Apenas quedan una semanas para que edite un nuevo disco de estudio, Paranormal, en el que incluso incluirá canciones grabadas con los músicos con los que alumbró su leyenda desde finales de los años sesenta. No se trata de una vieja gloria que vive exclusivamente de la nostalgia, mantiene activa su agenda y prosigue con la ilusión que aportan los planes de futuro.

La banda que le respaldaba en Can Zam era la que le viene acompañando últimamente. Destacaba la alineación de tres guitarristas: Nita Strauss, Ryan Roxie y Tommy Henriksen, así como una sección rítmica compuesta por el batería Glen Sobel y el bajista Chuck Garric.

Saltaron desde comienzos de los setenta con Under My Wheels hasta bien entrados los noventa con la coreada Lost In America e incluso rebuscaron en rincones menos transitados de su discografía, como Pain, perteneciente al Flush The Fashion de 1980. La banda sonaba muy compacta con los tres guitarristas y el bajista correteando sobre el escenario pero siempre pendientes de que el foco principal recayera en el maestro de ceremonias, el jefe de la trouppe.

Completaron una de sus mejores fases con la unión de dos grandes referentes de la discografía de Alice Cooper; Welcome To My Nightmare y Billion Dollar Babies. Fue entonces cuando viraron su mirada hacia la época más heavy de los ochenta con The World Needs Guts, antes de hacer una excepción al presentar uno de los temas facturados en lo que va de siglo; Woman Of Mass Distraction, perteneciente a Dirty Diamonds.

Llegó el momento de lucimiento de una pletórica Nita Strauss que cuajó un gran solo mientras se contorsionaba melena al viento. Junto con el cantante, fue una de las grandes triunfadoras de la noche. Can Zam al completo vibró con el que para muchos es uno de los temas más emblemáticos: Poison.

En Halo Of Flies llegó el turno del solo de batería a cargo de un Glen Sobel muy conocido para los fans de Impellitteri. La canción desembocó en un apoteósico final instrumental. Hasta ese momento los fans habían presenciado un extraordinario concierto de hard & heavy con toda una leyenda sobre el escenario. A partir de entonces se inauguraba la fase teatral que ha convertido a Alice Cooper en todo un icono del shock rock.

Con Feed My Frankenstein comenzó el show con un Alice al que metieron en un artilugio convirtiéndolo en un Frankenstein gigante. Ya desde ese momento y hasta el final fue una representación constante con un Alice Cooper como actor protagonista. En Cold Ethyl llegó el turno del show de la muñeca. Con la balada in crescendo Only Woman Bleed Alice Cooper forcejeó antes de que le amarraran con una camisa de fuerza y una enfermera le pusiera una inyección en Escape.

El show alcanzaba un momento álgido con un Alice que se intentaba liberar de su camisa de fuerza al ritmo de Ballad Of Dwight Fry hasta que lo consiguió, aunque no le valiera de mucho. En Killer y I Love The Dead llegó el esperado número de la guillotina que acabó con un Alice Cooper decapitado en pleno éxtasis del capítulo más histriónico de la actuación.

Recompusieron el escenario para una interpretación final de I’m Eighteen. Pero todavía quedaba un bis que llegaría con una sorpresa descomunal. Aunque no lo presentaron al principio, la banda contaba con un cuarto guitarra que no era ni más ni menos que el mismísimo Joe Perry de Aerosmith, los cabezas de cartel del día siguiente. Con él remataron la fiesta con un School’s Out que enriquecieron con Another Brick In The Wall de Pink Floyd  mientras Alice Cooper lucía casaca y chistera. Perry fue el protagonista con un extraordinario solo antes de que el show llegara a su fin con la presentación de los músicos a cargo de un pletórico Alice.

La actuación de Alice Cooper fue sin duda una de las mejores de las cuatro ediciones de un Rock Fest Barcelona por el que han pasado ya buena parte de la plana mayor del hard rock y el heavy metal, y quedará en la retina y en la memoria de los espectadores de Can Zam durante mucho tiempo.

ALICE COOPER –  SETLIST                                                                      

Brutal Planet
No More Mr. Nice Guy
Under My Wheels
Lost In America
Pain
Welcome To My Nightmare
Billion Dollar Babies
The World Needs Guts
Woman Of Mass Distraction
Poison
Halo Of Flies
Feed My Frankenstein
Cold Ethyl
Only Woman Bleed
Escape
Ballad Of Dwight Fry
Killer / I Love The Dead
I’m Eighteen

School’s Out                

alice cooper - rock fest 2017 pic 4

alice cooper - rock fest 2017 pic 10

alice cooper - rock fest 2017 pic 1

alice cooper - rock fest 2017 pic 9

alice cooper - rock fest 2017 pic 12

alice cooper - rock fest 2017 pic 7

alice cooper - rock fest 2017 pic 11

alice cooper - rock fest 2017 pic 6

alice cooper - rock fest 2017 pic 8

21
fb-share-icon0
0