Blackie Lawless recuerda emocionado cuando trabajó con su ídolo Ken Hensley en ‘The Headless Children’ de W.A.S.P.

Blackie Lawless ha rendido tributo a Ken Hensley, a quien siempre ha considerado un ídolo y con quien tuvo la oportunidad de trabajar en el disco The Headless Children de W.A.S.P. Lawless ha compartido un extenso homenaje en el que ha recordado la impresión que le causó Uriah Heep en su adolescencia y la experiencia que fue compartir trabajo con Ken Hensley cuando colaboraron juntos en W.A.S.P.

Ken Hensey falleció el pasado miércoles por la noche en España tras una enfermedad muy breve. El músico británico había cumplido 75 años el pasado mes de agosto. Teclista, organista, guitarrista, cantante y compositor, desarrolló una extensa carrera musical de más de cinco décadas en la destacó especialmente su trabajo con Uriah Heep durante los años setenta.

Blackie Lawless (W.A.S.P.) – El fallecimiento de Ken Hensley

“Tenía 17 años la primera vez que escuché el ‘Salisbury’ de Uriah Heep. Las canciones eran geniales, las voces increíbles, pero había algo sobre aquellos teclados. Era un sonido triturador que nunca había escuchado antes. Había otras bandas utilizando órganos Hammond B-3, pero no como esta banda. Años después descubriría por qué.

Era la primavera del 88 cuando conocí a Ken Hensley. Había habido pocos músicos en mi vida que hubiese venerado tanto. Aquí estaba el hombre que compuso ‘Easy Living’ y el creador de ‘ese sonido’. No estaba seguro de qué esperar en aquella primera reunión. Muchas veces cuando la gente conoce a sus ídolos, puede ser decepcionante. Para mi sorpresa y alivio, él no podía ser más genial. Inmediatamente me hizo sentirme cómodo, y lo que realmente me sorprendió sobre él fue su sentido del humor. A él le encantaba reírse y pasar un buen rato. Lo que llamamos; ‘uno de los chicos’. Tanto es así, que pasarían meses hasta que finalmente me di cuenta de ‘quién’ era.

Habíamos estado en los ensayos durante semanas para lo que posteriormente se convertiría en el disco ‘Headless Children’, cuando un día entré en el estudio. Ya estaban todos allí. La banda estaba en el escenario tocando, los asistentes estaban moviendo cajas alrededor y sorteando el equipo. Cuando entré en el área donde estaba la puerta, estaba oscuro, por lo que yo los podía ver a todos, pero ellos no me podían ver a mí. Me quedé allí y simplemente escuché durante un tiempo que pareció eterno. Habíamos estado tocando con la idea de hacer la canción de The Who ‘The Real Me’, pero no la habíamos intentado aún. Cuando llegué allí, ellos ya tenían el tema trabajado y lo estaban tocando. Me quedé allí, y la absoluta ferocidad del rugido de lo que estaba saliendo del escenario era imponente. Holmes a la guitarra, Johnny Rod al bajo, Frankie Banali en la batería y Ken Hensley en el Hammond B-3.

Es imposible para mí sobre exagerar la potencia y la intensidad que salió de aquel escenario. Los miembros del equipo ni siquiera se enteraron de que yo estaba allí, porque habían parado de trabajar y estaban mirando y siendo testigos de cómo nacía aquella ‘enorme canción’. Cuando eres un chico, fantaseas mucho sobre estar en una banda que has visto en la televisión y en alguno de los discos que has comprado. Yo estaba allí pensando: ‘Tengo 15 años de nuevo y esta es la banda sobre la que he fantaseado’. Honestamente el segundo pensamiento fue: ‘Ellos ni siquiera me necesitan, son una de las mejores bandas del mundo’.

Fue Ken quien nos ayudó a alcanzar ese siguiente nivel. Su experiencia e instinto por lo que estaba bien era increíble. Lo he dicho antes: ‘años después descubriría por qué’. No sé si la mayoría de la gente podrá experimentar alguna vez lo que sucede cuando tienes la oportunidad de trabajar con alguien que has admirado durante tanto tiempo, y entonces tienes la oportunidad de estar cómodo con él. Entonces esto sucede, ese momento que recuerdas quién es realmente esa persona y te encuentras pensando: ‘¡Dios mío! ¡Es este chico!”

Alrededor de dos meses después de que hubiésemos estado trabajando juntos, Ken y yo estábamos conduciendo. De alguna manera llegamos al tema de quejarnos sobre lo duro que son de hacer algunos discos y la tortura que tienes que atravesar. Yo me estaba quejando sobre algunos discos que habíamos hecho y Ken dijo: ‘Yeah, sé qué quieres decir. Estábamos haciendo ese disco llamado ‘Demons And Wizards’ y…’ Ya no escuché ni una palabra más de lo que dijo después de eso. Estaba sentado justo al lado de ese chico. Me quedé allí sentado… totalmente anonadado.

Él no estaba intentando impresionarme, simplemente estaba hablando. Quizás no había estado intentando impresionarme, pero falló completamente. Nunca le conté esta historia. Estaba demasiado avergonzado para decírselo. La próxima vez que escuchéis la canción ‘Forever Free’ realizad una buena escucha a su final. Ese es Ken y su glorioso Hammond B-3 dejándonos fuera de juego.

Adiós amigo… Alto en el viento… Siempre libre”.

Blackie Lawless

 

Ken Hensley Passing –

I was 17 the first time I heard a Uriah Heep’s “Salisbury”. The songs were great, the vocals…

Publicada por W.A.S.P. Nation (Official) en Viernes, 6 de noviembre de 2020

'); var MainContentW = 1000; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 80; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }