ENTREVISTA – DORO (Doro Pesch)

ENAMORADA DE LOS FANS

PEDRO ALONSO
A punto de cumplir treinta años en la música, la reina del heavy metal Doro Pesch alza su puño al cielo con un extraordinario nuevo lanzamiento de estudio, Raise Your Fist. Un disco ecléctico que cuenta con colaboraciones como las de Lemmy Kilmister (Motörhead) y Gus G (Ozzy Osbourne) y donde destaca el sentido homenaje a Ronnie James Dio en la canción Hero. La alemana ya está ansiosa de salir a la carretera, porque asegura que no puede vivir sin sus fans. Cada concierto es como si fuera el último y proclama que tocaría tres horas cada noche. Pasional y sincera, Doro Pesch estaba al otro lado del teléfono.

Raise Your Fist es tu primer disco de estudio con Nuclear Blast y el preludio a la gira de tu 30 aniversario en la música.
Es un disco muy especial al formar parte de una escudería como Nuclear Blast. Siempre he estado encantada con todas las compañías en las que he militado, pero sin duda prefiero las independientes como Nuclear Blast porque entienden lo que significa el metal. Ha habido multinacionales interesadas, pero no me gustaría estar con un sello que apueste por el pop. Cuando completé el contrato con AFM decidí que la de Nuclear Blast era la mejor oferta. Tengo muchos amigos allí, y además nuestro guitarrista Bas Maas me la recomendó fervientemente. Él fue miembro de After Forever y tiene muy buenos recuerdos de esta discográfica. Nuestro debut se produjo con el anterior DVD y la respuesta fue muy buena.

Este disco destaca por su enfoque ecléctico. Por una parte aparecen temas muy agresivos, como Take No Prisoners o Revenge.
Antes de componer estuve charlando con uno de los cabezas de nuestro club de fans. Le pregunté qué esperaban los seguidores de este disco y me contestó: Nackenbrecher. Es una palabra alemana que quiere decir headbanging. Esto me llevó a escribir Little Headbanger (Nackenbrecher). Revenge fue idea de Bas y estoy segura de que gustará a los fans de la vieja escuela del metal. Cuando tocamos los clásicos de los ochenta como Hellbound, Metal Racer, Burning The Witches o Earthshaker Rock todo el mundo se lo pasa genial. En los ochenta era una locura, todos los fans hacían headbanging y ahora me gustaría recuperar ese espíritu. Las letras de este tema son muy personales. Cuando era adolescente tuve una enfermedad que me postró hospitalizada durante un año. Mi venganza era mantenerme viva y crear algo grande. Nada más salir del hospital formé mi primera banda.

Entre los himnos destaca especialmente Raise Your Fist In The Air o Rock Till Death.
Con Raise Your Fist In The Air surgió una historia muy curiosa. Cuando toqué en Wacken el año pasado le mostré la demo a uno de los organizadores. Le encantó y me pidió que la tocara en el festival, pero ni siquiera la tenía terminada. Al final la acabamos interpretando y tuvimos prácticamente la misma respuesta que con All We Are. A partir de ahora no saldrá de nuestro set list. Además, nos dimos cuenta de que era ideal para titular el nuevo disco.

¿Cómo surgió la colaboración de Lemmy de Motörhead en la balada It Still Hurts?
Somos viejos amigos, me encanta Lemmy, y ya hemos colaborado en el pasado, además de girar juntos. ¡A todo el mundo le gusta Lemmy! Es un icono, tiene un gran sentido del humor y es muy dulce. It Still Hurts la escribí con mi amigo Andreas Bruhn, que tocaba en The Sisters Of Mercy. En un principio la iba a cantar Andreas, pero pensé que era un tema perfecto para Lemmy. Contactamos con él y le encantó. La grabamos en Los Ángeles y fue impresionante verle cantar este tema. Aunque me gusta su vena heavy a lo Ace Of Spades, el lado pasional de Lemmy es de otra dimensión. Sin duda es una de las mejores personas que he conocido en el mundo del metal.

¿Por qué sueles apostar por temas cantados en alemán, como Engel?
Cuando compongo las canciones salen de mi corazón, no me paro a pensar en el idioma de las letras. Engel nos gustó según surgió y pensamos que lo mejor era dejarla en alemán. Es un tema que busca el alivio para la gente que sufre, hay canciones que no hace falta traducir.

Entre las canciones más pasionales destaca Coldhearted Lover.
Transmite lo que es el verdadero metal para mí: mucho corazón y alma, honestidad, lealtad, pureza y amor: true as steel, true at heart. No quiero casarme ni tener hijos, estoy completamente enamorada de los fans.

Hay algunas canciones que se salen del estilo habitual de Doro, como Freiheit (Human Rights) o Victory.
Victory es la única canción que no he escrito yo. Un ingeniero de sonido de Nueva York me dijo que tenía un amigo que no encontraba la voz adecuada para su canción. Era un himno deportivo y como sabía que me gusta el boxeo me la envió. Me encantó y decidí incluirla en el disco. Freiheit (Human Rights) la hemos grabado en alemán para el CD y en inglés como bonus. Se la he dedicado a una organización pro Derechos Humanos con la que colaboro. Trabajan en la defensa de los derechos de las mujeres jóvenes. Hay países en los que ni siquiera les está permitido cantar en público. Incluso son amenazadas de muerte. Muchas chicas se suicidan porque les obliguen a casarse con hombres que no quieren. Es un tema que suena más moderno, pero que tiene un mensaje muy claro.

Hero es un impresionante tributo a Ronnie James Dio. ¿Qué significó Ronnie para ti?
El mundo entero. Fue una de las personas más importantes de nuestra música. Tuve la gran oportunidad de conocerle y de girar con él. El primer tour lo compartimos en 1987 cuando el metal era muy grande. Fue mi segunda gira importante después de la de Judas Priest de 1986. Siempre fue mi cantante preferido y mi mayor influencia. Durante los años noventa, la llegada del grunge nos hizo vivir momentos difíciles. Yo no conseguí girar en América ni editar mis discos allí. Finalmente y gracias al presidente de mi club de fans logré un contrato para lanzar Calling The Wild. La compañía me llamó para acudir a la fiesta de presentación del disco Magica de Dio, porque habían oído que a él le gustaba mucho la versión que habíamos hecho de Egypt para un tributo suyo. Fue en Nueva York, le felicité por su nuevo trabajo y le dije que era una gran fan suya. Él me comentó que le gustaba mucho la versión mía de Egypt.

Después, volvisteis a girar juntos.
Por esa época hice una entrevista en la radio americana KNAC. La periodista me preguntó si tenía planes de girar y le dije que todavía no. Me comentó que después tenía otra entrevista con Ronnie y que le iba a preguntar a ver si le gustaría girar con Doro. Dos semanas después estábamos tocando juntos por América. Los últimos conciertos de la gira fueron en Florida y sucedió algo muy especial. Al final de su actuación Ronnie bajó del escenario a buscarme para que cantara los bises con él. No me lo podía creer, imagínate allí cantando Man On The Silver Mountain, Long Live Rock And Roll… Entonces no había teléfonos como los de ahora, así que no he conseguido ver nada por Internet. Años después abrimos los conciertos de Heaven & Hell y siempre mantuvimos la amistad. Más tarde llegó su enfermedad y las noticias de que estaba mejorando. De repente, me enteré de su muerte y me quedé en estado de shock. Fue terrible.

 ¿Cómo surgió la canción Hero?
Un día estaba en la cama intentando dormir cuando me vino a la mente la melodía de Hero. Tuve que grabarla de inmediato. Como necesitaba hacer las letras perfectas contacté con el compositor Joey Balin, con quien trabajé ya en los años ochenta. Grabamos la canción entre Nueva Jersey y Nueva York. El siguiente paso fue acudir al productor que me ayudó en la versión de Egypt, porque recordaba que le gustó mucho a Ronnie. Me fui a Alemania y llamé a Rudy Kronenberger. Le expliqué todo el concepto y se encargó de las mezclas, aunque en principio tenía pensado hacerlas en Dinamarca, como las otras canciones. Lo curioso que es Rudy fue la persona que grabó mi primera demo en 1982.

Otro de tus homenajes a Dio fue cantar sus canciones con Dio Disciples.
Precisamente Barakaldo fue mi primer concierto. Wendy Dio me había llamado para suplir a Ripper Owens. Estaba muy nerviosa porque quería que todo saliera bien. Tuve el respaldo de los músicos; Craig Goldy, Simon Wright… Craig incluso me tocaba en el brazo para que no entrase en las canciones antes de tiempo. Por una parte era muy triste, pero por otra fue genial formar parte de Dio Disciples.

¿Hacía mucho que no habías trabajado con el compositor Joey Balin?
Comenzamos a trabajar juntos otra vez en el anterior disco, Fear No Evil. Hizo la canción Walking With The Angels, un dueto con Tarja, y Celebrate. Le llamé porque pensé que era un buen momento de recuperar la química. Mi primera idea fue Celebrate para conmemorar mi 25 aniversario en la música. Tenía pensado una canción que pudiera corear todo el mundo. Ya habíamos triunfado en el pasado con grandes himnos como All We Are.

Hasta el guitarrista Gus G (Ozzy Osbourne) ha colaborado en este nuevo disco.
Quería que las canciones más heavies y los himnos sonaran muy bien, no estaba contenta con el anterior trabajo. Elegimos al ingeniero Alex Krull (Atrocity, Leaves Eyes). Trabajó en Raise Your Fist In The Air y Grab The Bull (Last Man Standing). Fue quien me propuso la colaboración con Gus G. Siempre me han gustado los guitarristas de Ozzy: Jake E. Lee, Randy Rhoads… A Gus le gustó el tema y solo tuvimos que esperar el tiempo adecuado para que lo pudiera grabar. Fue un honor que colaborase en el disco, me encanta su solo.

¿Qué han aportado los dos nuevos guitarristas a tu banda: Luca Princiotta y Bas Maas?
Hemos conseguido un gran equipo de guitarristas. Por ejemplo, la idea de Revenge vino de Bas. Ambos han tocado muy buenos solos. Incluso tenemos una canción instrumental de Luca, que la vamos a utilizar para Japón. Bas es muy salvaje en directo, es tremendo, aporta mucha energía sobre el escenario. Lleva tres o cuatro años con nosotros, tuvo que sustituir a Joe Taylor, que era una pieza muy importante en la banda.

¿Mantienes contacto con vuestro anterior guitarrista, Joe Taylor?
Sí, tocamos hace unos meses en Nueva York y le invité a que subiera al escenario. También vinieron Chris Caffery, Mark Tornillo de Accept… Fue genial. Joe dejó la banda porque necesitaba un parón de las giras, lo que entiendo perfectamente. Yo estoy tan enamorada de los fans que podría tocar tres horas todos los días. Pero eso el cuerpo lo paga, y a veces llego destrozada al autobús, no puedo ni moverme. Respeto mucho a los chicos de la banda, porque entiendo que es un trabajo muy duro. Siempre actúo como si fuera la última noche. A veces llego al siguiente concierto y me voy arrastrando, pero en cuanto escucho a los fans al entrar en la sala me recupero de inmediato.

AFM editó la recopilación Under My Skin hace unos meses. ¿Les diste consentimiento?
Sí, y me puse muy contenta de que me avisaran. Me dijeron que querían realizar algo especial, diferente a los clásicos recopilatorios. Me encargué de escribir las notas para el disco con las historias relacionadas con las canciones.

El año que viene celebrarás tu 30 aniversario en la música con una gira muy importante que tendrá una de sus cúspides en el festival de Wacken.
La gira Raise Your Fist comienza en noviembre y el año que viene giraremos por todo el mundo. En enero formaremos parte del crucero 70.000 toneladas de metal, lo que será muy especial. Giraremos por América y volveremos para el Full Metal Cruise, otro crucero que va desde Hamburgo a París, Londres, Ámsterdam… Después quiero hacer el mejor festival de Wacken posible con un gran show. Y para quienes no puedan estar allí cerraremos la gira con dos noches en mi ciudad, Dusseldorf, en diciembre de 2013. Seguro que tocaremos tres horas por lo menos. Quizás incluyamos una orquesta o invitados. Prometemos mucha energía positiva y headbanging. Temas como Raise Your Fist o Rock Till Death funcionarán muy bien.

También has colaborado en el último disco de Tankard en el tema The Metal Ladyboy.
Fue una historia divertida. Estábamos tocando en un club alemán cuando vi una cara conocida en la audiencia; era Gerre (vocalista de Tankard). Le pedí que subiera para cantar All We Are. Después del segundo estribillo se acercó y me dijo que estaba tan borracho que no podía cantar, que se iba a caer del escenario. Le dije que se fuera al backstage y allí me ofreció participar en una de sus canciones. Me envió una demo, me encantó y realicé la colaboración. Me gusta todo tipo de metal, también colaboré en la canción de Saltatio Mortis, Salome. Es metal pagano de la Edad Media con instrumentos de la antigüedad. Me pidieron cantarla en directo en su décimo aniversario. Era una audiencia completamente diferente. Y esto me gusta mucho, da igual que sea thrash metal, death, pagan, gothic… todo tiene un alma y un corazón similar.

¿Qué tal ha sido la experiencia de ser actriz? Estás trabajando también en la segunda parte del filme Anuk.
Es genial y me aporta muchísima inspiración para escribir nuevas canciones. También estamos trabajando en la banda sonora. Para estas canciones puedes utilizar estructuras completamente diferentes, más atmosféricas. Si quieres participar en una película tienes que estar en perfecto estado de forma incluso para sobrevivir. Tienes que levantarte todos los días a las cinco de la mañana y a veces te pasas 20 horas en el set. En esta ocasión he tenido que hacer muchas partes metida en agua fría. Diez horas al día en el agua me parecía peligroso para mi gira, porque podía enfermar. Fue increíble, muy duro. Hicimos partes en Irlanda con un tiempo terrible y sobre los acantilados. Fue toda una aventura. Me encantan los directores de películas independientes, tienen que trabajar con presupuestos escasos, es mucho más difícil que hacer un disco. Había heavies en el reparto; dos gemelos que solían tocar en la banda Eluveitie y mucha gente con el pelo largo… Tengo que rodar más partes en enero, ojalá podamos ver algún preview antes del aniversario.

Hay cantantes femeninas de los ochenta que están volviendo como Lita Ford. ¿Estás interesada en el metal femenino?
Por supuesto, siempre hemos sido muy buenas amigas. En este disco hemos incluido una canción en la edición limitada titulada Strong And Proud, para todas las vocalistas femeninas. Siempre estamos conectadas a través del festival Female Metal Voices. Ya en los ochenta era amiga de las chicas de Girlschool,  Lita Ford, Sabina Classen de Holy Moses… Con las nuevas cantantes pasa lo mismo, me encanta Angela de Arch Enemy, Tarja, Floor Jansen que cantaba en After Forever, Cristina de Lacuna Coil, que es una de las mujeres más hermosas… Siempre sigo a las vocalistas femeninas. Ahora son mejores tiempos para ellas y tienen todo mi apoyo. También soy amiga de Lee Aaron de Canadá y por supuesto de Lita Ford. Joe Taylor tocó en su banda antes de unirse a Doro.
(Entrevista publicada en Arise Magazine, nº 71)

 DORO 2012
Doro Pesch (voz)
Nick Douglas (bajo)
Johnny Dee (batería)
Luca Princiotta (guitarra)
Bas Maas (guitarra)

'); var MainContentW = 1000; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 80; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }