AMON AMARTH – JOMSVIKING

amon amarth-jomsviking

AMON AMARTH
Jomsviking
Sony Music – Metal Blade

No vale solo una pose de tipos duros sosteniendo cuernos de bebidas y miradas amenazantes. El éxito del metal vikingo de Amon Amarth no se sustenta exclusivamente en su cuidada imagen. Las claves se cimientan en su fiabilidad tanto a la hora de subirse a los escenarios como con la edición de cada nuevo disco. Jomsviking, su décimo álbum de estudio, no ha sido una excepción.

Erigido sobre una historia conceptual que versa sobre la saga de vikingos Jomsviking, en esta nueva entrega el conjunto sueco se ha tenido que sobreponer a la marcha de su clásico batería; Fredrik Andersson. En su lugar han contado con la colaboración del músico de estudio Tobias Gustafsson (Vomitory…). Entre las sorpresas de esta nueva obra destaca la presencia de la emblemática vocalista Doro Pesch, que se marca un dueto con el coloso Johan Hegg.

Bajo la batuta de Andy Sneap y con una extraordinaria portada de Tom Thiel, Amon Amarth ha reincidido en la fórmula de su éxito; trazar un death metal melódico con unas guitarras hermanadas con el heavy metal, ritmos extremos y la voz inquebrantable de un Johan Hegg que siempre es protagonista al mando de los vikingos nórdicos. Es lo que mejor saben hacer y lo que los fans esperan de ellos. En su cometido no caben los experimentos.

Un solemne riff marca de la casa desata unas hostilidades perfectamente comandadas por la rocosa voz de un imponente Johan Hegg, que narra su primera experiencia de batalla en la impresionante First Kill. Las melodías de guitarra que fusionan el heavy metal con el death melódico alumbran un comienzo de disco más que prometedor.

A modo de medio tiempo comienzan en Wanderer, un corte de transición marcado por un estribillo directo y por unas guitarras muy sólidas. Articulado sobre un riff categórico se arma On A Sea Of Blood, uno de los temas más rápidos y directos. El metal vikingo de Amon Amarth en todo su esplendor no olvida que su fuente es la melodía unida a una brutalidad muy bien controlada.

Hegg se desgañita en One Against All en otro tema monumental guiado por un ritmo machacón. Con un tono más festivo y heavy brindan al son vikingo del himno Raise Your Horns, un tema perfecto para arengar a las masas en su próxima gira.

Los suecos son capaces de transmitir toda la intensidad de la batalla en un medio tiempo melódico, como The Way Of Vikings, una canción tan diferente como atractiva. Una de las mayores cimas de Jomsviking llega con At Dawn’s First Light, una de las cartas de presentación que aglutina todos los elementos que han solidificado el éxito de estos vikingos nórdicos.

One Thousand Burning Arrows ejerce de medio tiempo mientras Vengeance Is My Name recupera de golpe la cara más agresiva de Amon Amarth. Uno de los momentos más especiales del disco llega con la colaboración de lujo de Doro Pesch en A Dream That Cannot Be, donde alterna su voz con la de Johan Hegg completando un yin yang que les ha quedado ciertamente logrado. Los vikingos llegan a la orilla con uno de sus temas más grandilocuentes; Back On Northern Shores, que supera los siete minutos.

Jomsviking es un nuevo reflejo de la identidad de una banda que lleva muchos años en la cresta de la ola del metal europeo. Con esta obra seguirán aferrados con fuerza a un escalafón del que no parecen dispuestos a verse desbancados.

amon amarth jomsviking pic 1

more recommended stories

'); var MainContentW = 1000; var LeftBannerW = 120; var RightBannerW = 120; var LeftAdjust = 10; var RightAdjust = 10; var TopAdjust = 80; ShowAdDiv(); window.onresize=ShowAdDiv; }